miércoles, 27 de junio de 2007

25 years in the future.

Una reflexión que nada tiene que ver conmigo. Cuando hablamos de viajes en el tiempo siempre pensamos en que nosotros viajamos al futuro y vemos coches voladores, ciudades arrasadas o cosas así. O al pasado, y cambiamos hechos históricos. O que venga alguien del futuro a cambiar algo, y en ocasiones alguien de muchos siglos atrás para quedarse flipado con lo avanzadisimos que somos.



Yo os voy a proponer algo sutilmente diferente. Vamos a volver a atrás en el tiempo 25 años (no es ni mucho tiempo ni poco), esto es, al año 1982 y vamos a traernos a alguien.

¿Qué ocurría en 1982?

En una democracia jóven en la que se estrenó Felipe Gonzalez y la selección se dió la gran hostia con Naranjito, la gente se imaginaba al pensar en el año 2000 que irían al trabajo en coches voladores. En grandes edificios de 200 plantas, ordenadores más que listos, etc. El cine hollywoodiense de la época no paraba de bombardearnos con ello: Blade Runner, El Imperio Contraataca, E.T., El retorno del Jedi, Juegos de Guerra... mientras en España, una ola de frescura creativa revolucinaba a la juventud con "la movida": Los tiempos más provocadores de Almodovar, las canciones de Miguel Ríos y Radio Futura, las drogas, el rock'n'roll, la libertad infinita de la ruta destroy que tanto daría que hablar en los 90... tiempos felices y que auguraban prosperidad.

Muy bonito.

¿Qué pasaría si alguien como Hiro Nakamura o Doc Brown recorriera 25 años atrás en el tiempo y trajera a un españolito medio a la actualidad? ¿Qué sorpresas se llevaría? ¿El mundo de felicidad con coches voladores se habría cumplido?

No. Esto son algunas de las cosas que notaría. Recortes de la calidad de vida por todas partes:

(en completo desorden)

  • Por ciudad ya no se puede ir a 60. A 50, incluso en los cinturones.
  • Hay que ponerse el cinturón siempre. No sólo en carretera.
  • Es imposible irse a vivir solo a no ser que se sea un millonario.
  • Ya no se puede mantener una familia con un sueldo. Hacen falta mínimo dos. Y muchas veces tres.
  • Comprar una casa en el pueblo o en la playa es, sencillamente, impensable. Antes se podía sin excesivo problema.
  • La gente seguirá pagando su piso después de jubilada. Antes 10 años de hipoteca era una burrada, y además con la inflación que había se quedaba en una cantidad irrisoria al final.
  • Irse 15 días de vacaciones ahora supone la ruina. Antes era lo normal.
  • La gasolina a precio de vino.
  • Un seguro de ciclomotor cuesta 10 veces más.
  • Lo normal es llevar un seguro a terceros pelado. Que ya es dificil de pagar.
  • Para no encontrarse un atasco hay que ir de madrugada por la ciudad.
  • Aparcar a las 7 de la tarde en cualquier parte es un reto realmente jodido.
  • El autobús a 150 pesetas el viaje (frente a las 25 de la época). Por supuesto, con peor servicio.
  • Contratar a una horda de chinos que te lleven en brazos es mucho más barato que coger un taxi.
  • Los empleos ya no son para toda una vida. Ahora duran entre 3 meses y un año.
  • Las empresas echan a sus empleados que más cobran y contratan a becarios por 4 perras.
  • Un título universitario tiene la misma utilidad que el papel higiénico.
  • Emanciparse a los 35 es normal. No emanciparse nunca también.
  • Las horas extras no son pagadas, y los horarios de trabajo son flexibles al límite.
  • Los jóvenes salen de estudiar, hacen el master, el año de prácticas y por fin a sus 30 añitos consiguen un curro digno de 6 meses a 12.000€ brutos anuales. Antes, tener un título era un seguro de vida.
  • Algo tan simple como almorzar por las mañanas en el bar es un lujo reservado para los más pudientes, ya que 3€ diarios es una burrada amén de ser incompatible con la hipoteca de 80 años a 1000€/mes.
  • Las películas para niños ya no son lo que eran. Ahora consisten en bichos en 3D que se dan de hostias, se dan porrazos y eructan y se tiran pedos.
  • Te cobran por aparcar en la calle.
  • La gente se muere de cáncer. Antes, alguno lo hacía.
  • Fumar está cerca de ser perseguido por la ley. En la mayor parte de los sitios está prohibido.
  • Beber alcohol por la calle es delito. Venderse a partir de las 22, también.
  • Los bares tienen toque de queda.
  • Si comes carne, pescado o huevos te morirás por el colesterol.
  • Si fumas tabaco te moriras de cancer o de corazón.
  • Hay que comer sin sal o serás obeso e hipertenso.
  • Los productos tienen que ser light, bajos en grasas y con omega3. Sin embargo, la gente está obesa ahora y no hace 25 años.
  • La gente vive atada a un teléfono móvil.
  • No se puede follar sin condón. Como si todo el mundo tuviera enfermedades.
  • Los niños sólo tienen madre. Hay un pavo que dice ser su padre que lo ve cada dos fines de semana, y que es un señor muy amable que pone el piso, la pasta, el coche y un sueldo de por vida (y que suele vivir en la ruina).
  • Por la mañana ya no hay programación infantil. Solo hay programas de marujas donde la gente se insulta y hay pseudomédicos que nos alarman de los millones de peligros que nos acechan, como los pitbull, las grasas saturadas, o los delincuentes de nuestros hijos.
  • Ver un inmigrante por la calle ya no es raro. Lo excepcional es no ver ninguno.
  • Fraga sigue vivo.
  • Un niño *debe* jugar a la consola. Si sale a la calle, seguro que lo atropellan, lo violan, lo rajan y jamás vuelve a casa.
  • Te pueden quitar el carnet por tomarte una cerveza. Y por aparcar en una parada de autobús.
  • Los niños salen gilipollas porque crecen sobreprotegidos en un colchón de seguridad en el que jamás pasa nada. Ya no es solo por los juguetes de cantos redondos e hiperestilizados, es que hasta tienen que ir en un trono acolchado en el coche sujetos con 1000 correas.
  • Los hijos mandan y manejan a sus padres a voluntad. Y no al revés. Es más, tienen que reirle las gracias como tirarse un gran pedo en el autobús. Porque tocarlos está prohibido.
  • Un chaval tiene inmunidad ante sus profesores. Es intocable. Los maestros tienen autoridad cero.
  • La movida murió. La gente se junta como borregos a bailar reggaeton. Bisbal es el rey. La mayor rebeldía social que hay es el botellón. "Ponte el cinturón" es la canción del verano.
  • Ir al cine es un lujo. Comer palomitas una estafa.
  • Que un chaval vea cientos de asesinatos al día por la tv está bien. Que vea los programas de marujas donde la gente tiene educación NULA, está bien. Que vea una mujer desnuda, es una aberración a la moralidad.
  • Las manifestaciones son de ultraderecha, para restringir más el sistema.
  • Hay 1000 canales de TV. En ninguno echan nada. Bueno, a veces se salva la Fox o la Sexta.
  • Si quieres grabarte una película como copia de seguridad, pagas a la SGAE por la pelicula, por el DVD virgen, pro el disco duro donde lo grabas, por el reproductor, etc. Y además eres un delincuente.

¿No creéis que le darían ganas de volverse rápidamente por donde ha venido? Si cuando dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor... a veces no se equivocan, no.

8 comentarios:

  1. La revolución del porno en el siglo XXI es algo innegable. Claro que tanto porno acaba hasta por aburrir. Te pones a navegar y te cabreas cuando ves banners con pechos sugerentes pidiendo que les hagas clic.

    Al final no sé si es una ventaja o un inconveniente.

    ResponderEliminar
  2. Que dura es a veces la realidad.... ¡joder! me dan ganas de largarme de España, todo va a peor... pero es normal, antes la clase política trabajaba para que las cosas fueran a mejor... ahora pierden el tiempo hasta la hora de comer, y eso solo cuando no es día de fútbol.

    La gracia es que todo empeorará con el tiempo... ya sabéis, Spain is different!

    ResponderEliminar
  3. supreme@antofalinux.cl5 de julio de 2007, 5:10

    Yo no soy de España, sino de Chile, y te digo que esto está pasando en todo el mundo. La televisión nacional está llena de programas de viejas lloronas, farándula, jueces, realities, adolescentes semidesnudos bailando ritmos tropicales, modelos/prostitutas emparejándose con futbolistas drogadictos y bohemios, porno, porno y más porno (quizá que mostrarán cuando los niños sean inmunes al porno, asesinatos en vivo? degollados? violaciones.. necesitarán algo que impresione más!) en telenovelas, películas, series, etc... y los 1000 canales del video on demand tampoco son mejores. Por eso la mayoría satisface su apetito televisivo por internet. Aunque aquí aún puedes mantener una familia con un sueldo, el cine vale unos 5€, las casas o departamentos son accesibles (mi casa con piscina, 2 pisos, 30mt de fondo y entradas de vehículos costó 80.000€). En general, las cosas no son tan caras aún. Por lo que cuentas y se ve de otros países, creo que aquí hay un equilibrio entre avances sociales, acceso a tecnología y costo de la vida. Me doy cuenta que afortunadamente mi país es uno de los mejores lugares para vivir, pero todo es cuestión de tiempo...

    ResponderEliminar
  4. spayder26: Hombre, tampo quería ser tán pesimista, no todo va a peor :) ¡Ahora tenemos Internet! Que a muchos le parecerá una tontería pero permite, por ejemplo y entre otras cosas, que cada uno se exprese libremente como le de la gana. Ejemplo práctico, esta página :)

    supreme: Por curiosidad, ¿cual es el salario medio en euros allá en Chile? Por ir haciendo las maletas.

    Por 80.000€ (unos 13 kilos y medio de las antiguas pesetas) aquí no te dan NADA. Hasta las viviendas protegidas muy subvencionadas por el estado te cuestan como mínimo, las de 60 metros cuadrados (sin piscina y sin nada) 90.000€. Un piso pequeño *de segunda mano* y viejo te viene a costar unos 200.000€.

    ResponderEliminar
  5. Chico...es muy exagerado decir que baja la calidad de vida porque no se pueda ir a 60 y con cinturón, alguno la habrá conservado por eso.
    Lo de la segunda residencia es cierto no hay forma ni comprarse la primera pero en lo de los sueldos no estoy del todo de acuerdo, piensa que ahora eso de “mantener” una familia no es lo mismo que antes. Ahora incluye el ir de vacaciones, los caprichos caros de los niños, y las chorradas de los mayores...antes iban de vacaciones al pueblo y se comían muy pocos Petit Suïss, jajaja.
    Te doy toda la razón en lo de los trabajos, creo que ahí si se ha notado el cambio en estos 25 años, pero lo que ha cambiado más es la mentalidad de la gente, que se ha vuelto muy cómoda.
    No seas tan pesimista...hombre...que hace 25 años no existían los DVD.
    Saludos!!

    P.D. Me gusta tu blog, ya iré pasando por aqui.

    ResponderEliminar
  6. Estimada Euriale, estoy de acuerdo que algunas observaciones del pirómano son un poco exageradas, pero tengamos en cuenta que se está refiriendo los primeros ochenta, y no a hace cuarenta años, cuando el nivel europeo era una utopía, (ahora es solo el 300%).
    Por la “foto”, estimo que es de aquellos que se ilusionaron con los cambios que los políticos nos apuntaban en aquella década. Se nos prometía una sociedad “mejor”, y nos hemos quedado con una sociedad con “más”.
    Y,… “más” no es sinónimo de “mejor”

    ResponderEliminar
  7. Bakunin: Me refería exactamente a eso. Evidentemente tenemos una serie de adelantos que nos facilitan la vida. Por ejemplo, sin ir mas lejos, Internet.

    Pero supongo que a alguien que viniera de 25 años atrás le chocaría que en vez de coches voladores y un nivel adquisitivo muy superior se encontrara con las cosas que cito.

    ResponderEliminar
  8. Pero para alguien que tenga un sueldo submileurista (somos muchos)no le llega ni para lo básico (benditos padres) y hablamos de lo importante: por ejemplo, si tienes hipoteca, no puedes tener hijos (y eso trabajando los dos)
    Y...qué decís de los impuestos que se han multiplicado por infinito , ir a un bar a tomarte un café ahora es un lujo, y forma parte de la cultura en que vivimos, el relacionarte con la gente...antes se podía ir muchísimo más a menudo, el que quería, claro está, ahora ir de vez en cuando supone una sangría para el bolsillo, los servicios básicos por las nubes, la cesta de la compra de lo básico igual, y estamos en el país de la fruta y la verdura, hoy en día tener coche, para muchos es una necesidad, los que se van a Goya, Valdespartera...por pobres tienen que tener dos vehículos por obligación, posiblemente para ir a trabajar y también para endosarle el churumbel a los padres, que siempre viven lejos de esas zonas, o a ver quien es el listo que se los lleva en autobus antes de irse a trabajar. Para vivir mínimamente bien, después de hacer la vida en el curro, digo yo que hay que tener algo de comodidad, no hablo de lujos ¿eh? para eso, hay que gastar mucho, los gremios como fontaneros y albañiles, a los que hay que acudir de vez en cuando por necesidad, son unos abusones, te planteas aprender todos los oficios para hacerte tú todo. Los electrodomésticos son infinitamente más baratos que antes, pero es un engañabobos, te acabas gastando mucho más, ya que, cuando se estropean, y eso ocurre enseguida, ya lo puedes tirar, no merece la pena arreglarlo y como tenemos más, el gasto es mayor.
    Por cierto, los pisos ya no son la burrada que valen, es que, además hay que hacerles un mantenimiento mínimo y con el paso de los años (pongamos a partir de los 15 de antigüedad) hay que hacer reformas: cambio de tuberías, de caldera de agua caliente o fría, alguna obra de mejora (como cambiar las ventanas para evitar las molestias que tienes enfrente de descarga nocturna de un supermercado que no te deja dormir, y ahí va en juego tu salud)ya que los pisos los hacen de una calidad ínfima, con lo que valen, ya podían forrar las paredes de oro.
    No sigo más, ya que me estaría todo el día, y me he dejado mucho en el tintero ¿qué os parece?
    Soy Wanda (también hice un comentario sobre las aceras de pirulos rojos en los pasos de peatones)

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.