domingo, 17 de junio de 2007

Shoe Traps.


Cansancio, rozaduras, dolor y problemas a largo plazo son algunas de las penurias que tienen que pasar las mujeres por llevar zapatos de tacón alto, a cambio de lo bien que quedan y de lo sexys que están con ellos.

Una pequeña travesura que hice fue poner trozos de acera diseñados expresamente para ellas, el otro día me lo pudo confirmar una que funciona. O van como si fueran pisando huevos o se quedan atascadas, pierden el equilibrio, etc... :)

Un ejemplo:



Es divertido verlas como se quedan atrapadas en el suelo, cuando seais mayores y tengais poderes como yo os recomiendo que pongais baldosas de estas por todas partes, muajajajaja

PD: El adoquinado es incluso mejor ;)

4 comentarios:

  1. Me gusta tu blog, desgraciadamente muy real :-)

    Lo de las baldosas de tarugos redondos se pone para referencia de invidentes en los pasos de peatones. Creo que es una práctica internacional que se va aplicando paulatinamente.
    Por otra parte ir en una ciudad con tacón de aguja es un suicidio :-D cuando la que menos se parece a Bagdad.
    Peor que las baldosas para invidentes son las baldosas descuajaringadas y llenas de agua del año 36 con que nos castigan una gran cantidad de aceras zaragozanas. Incluso las no-baldosas tan frecuentes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, gracias por tu comentario.

    ¡Vaya, no sabía que valían para eso! Bienvenidas sean, pues. No te acostarás sin saber una cosa más, dicen...

    Un saludo!

    Sylar

    ResponderEliminar
  3. Los pavimentos táctiles dan información sobre barreras arquitectónicas y urbanísticas del entorno a peatones parcial o totalmente invidentes. Se emplean tanto en exterior como en interior, colocándose al inicio del elemento u obstáculo a resaltar.

    En exterior se colocan para identificar pasos de peatones, paradas de autobuses, entradas de edificios y jardines, esquinas y cruces de acera, escaleras, andenes de ferrocarril, bocas de metro, cabinas telefónicas, vados y rampas, aparcamientos, etc. En interiores, identifican a escaleras, rampas, ascensores, andenes de metro y tren, salidas de edificios, etc. Las baldosas táctiles se diferencian del resto de baldosas en su textura ó color. Las baldosas táctiles pueden ser:

    BALDOSAS DE BOTONES.

    Este pavimento fácilmente detectable se coloca en lugares en los que los invidentes deben estar alerta o ser avisados:

    Franjas señalizadoras de inicio y final de rampas y escaleras
    Vados peatonales en cruces regulados o no por semáforo
    Isletas o medianas peatonales
    Inicio y final de escaleras
    En andenes o accesos al metro.

    BALDOSAS DE BARRAS LONGITUDINALES.

    Indica a la persona ciega o con deficiencias visuales la dirección adecuada de desplazamiento. Este tipo de pavimento se colocará en exteriores para indicar dirección y facilitar el desplazamiento en espacios amplios con pocas o nulas referencias auditivas y táctiles (grandes superficies, plazas, parques, etc.).

    Saludos y sigamos destruyendo Zaragobourg.

    ResponderEliminar
  4. Hola, felicidades por este blog, es genial.
    Por fin me he encontrado con alguien que comenta la m... de trozos de aceras con botones rojos horripilantes a la vista, y fatales para las mujeres, ya no es llevar tacón, si no que con zapatos de suela fina incordian igual y ya no te digo si está a modo de rampa, al lado de mi casa hay una así y me pregunto quien será la primera que se "esmoche" en ella y del tropezón acabe lanzada al tráfico de Marqués de la Cadena y arrollada por los turismos que pasan a toda velocidad (luego frenan que vienen los rádares del puente hacia las Fuentes), es peligrosísima, como se nota que los inventores de estas tonterías son hombres, que poco piensan en lo práctico. Por cierto, ¿qué hacen los invidentes para pasar? ¿como saben que el semáforo está verde para ellos?
    Gracias Sylar, estás haciendo un buen trabajo, te superas día a día, espero que nos des aún muchas alegrías en esta Zgz nuestra ;-)

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.