lunes, 6 de agosto de 2007

Ecological Toxicity

Está muy de moda la ecología. Hoy por hoy, los defensores de la salud del planeta son muchos más, y tenerlos de enemigos es un riesgo muy grande ya que pueden sensibilizar a la mayoría contra uno mismo.

Este hecho he tenido que tenerlo muy en cuenta a la hora de actuar sobre la ciudad. No me interesa una rebelión general. Además, mis intereses y los de los verdes son antagónicos, por tanto se necesita de manipulación. Que ellos piensen que las medidas que tomo son ecológicas cuando realmente es al revés. Mis marionetas vivirán felices y me dejarán en paz.

Un par de ejemplos:

El tranvía. Este medio de transporte teóricamente es más ecológico porque usa la electricidad como fuente de energía. Ahora bien, ¿de dónde sale esa energía? ¿De fuentes de energía limpia y renovable? ¿O para no variar de centrales contaminantes? Era una pregunta sin necesidad de respuesta. Así, se crea una ilusión óptica de que el tranvía no contamina, cuando realmente la contaminación se hace fuera de la ciudad. O lo que es lo mismo, se mete la mierda debajo de la alfombra.

Sigo con el monstruo de railes. Su instalacion va a requerir que se quiten muchos estacionamientos. Su funcionamiento va a entorpecer el tráfico rodado (más aun). Todos los automóviles parados por culpa del tranvía y/o dando vueltas estúpidamente para aparcar, ¿acaso no es contaminación extra o qué? Hace décadas había tranvía y lo quitaron porque estorbaba y era muy poco práctico. Ya veis.

Por ahí van los tiros de otro ejemplo de falsa ecología: Las infraestructuras disminuidas. Llevo días hablándoos de la última moda. Hacer preciosos paseos, parques, plazas peatonales y edificios eliminando infraestructuras viales. Esto es, quitando carriles de circulación, aparcamientos, giros, etc. Queda una ciudad a la vista más limpia de coches. Pero no hay menos circulación, y todo el tiempo que tienen que estar perdiendo los coches por no tener la infraestructura adecuada, es tiempo en el que se contamina. ¡Pero ningún ecologista se da cuenta de que si se pudiera ir de A a B sin tener que hacer 10km de vuelta se contaminaría menos!

O diseños como Valdespartera: Muy pocos accesos a las grandes avenidas, nula posibilidad de giros a la izquierda y todas toditas las calles de una sola dirección. El otro día no se donde leí que eso tenía que ser así porque va a ser una "Ciudad Ecológica". Vamos, que para ir a cualquier lado hay que dar bastante rodeo, sólo por estar de serie mal diseñado. Y todo eso contamina. Pero los verdes están felices.

¿Y qué me decís del Ebro? Creo que de esto nuestro amigo Chusanch puede hablaros mejor que yo... Enlace1 y Enlace2

En fín, ya veis como funciona todo. Meter la mierda debajo de la alfombra y aparentar ser más limpio es lo importante para no tener el rechazo del personal. Pero también lo es para destruir un poquito más.

3 comentarios:

  1. me ha gustado mucho el blog y es de los más gamberros que he visto sobre zgz, sin embargo no puedo dejar de criticarte el que no pienses en la gente que no tenemos coche o no lo usamos habitualmente y que pagamos igual de impuestos que el resto y que por ello también tenemos derecho a disfrutar de la ciudad, de las aceras, del transporte público digno (y no un agujero en el suelo, como los topillos) y de paseos de calidad
    prueba a moverte durante una semana sin coche por la ciudad y comprobarás el sufrimiento de bordillos sin rebajar, coches parados en el paso de peatones, el bus que no llega, etc
    saludos y me ha gustado, me ha gustado

    ResponderEliminar
  2. Hola, gracias por pasarte por aqui :)

    Claro que pienso en vosotros, pero se puede hacer una ciudad bonita en la que poder pasear y una ciudad práctica en la moverse sea posible. Las dos cosas son perfectamente compaginables. Hay sitio de sobra para todo. Pero joder la Romareda, el Actur o Echegaray reconoce que no hace nada bueno. Pásate por ahí, y verás en sus aceras anchísimas como no hay NADIE paseando, y sí hay mil vehículos atascados de gente que se tiene que mover. Mil vehículos que, al estar parados por no tener infraestructura, contaminan y ensucian más.

    La demanda es bien clara.

    ¿Transporte público? El día que haya un sistema que proporcione durante las 24 horas un servicio continuo con un mínimo de calidad (llegar de A a B en menos de 1 hora, por ejemplo), hablamos de reducir infraestructura vial. Mientras, la gente las necesita. A poco lejos qu estés, no se puede ir a currar paseando, me temo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Dios no quiera que ese día llegue!!!
    Si se consiguiera una cuidad estéticamente agradable, ecológicamente sostenible y a la vez práctica, o un sistema de transporte público con servicio permanente y resultados aceptables, al menos un político habría cumplido lo que prometió en su programa electoral cuando se presentó a las elecciones municipales. Y miles de personas tendríamos que cambiar nuestras creencias personales sobre los políticos, lo que llevaría a una sobresaturación de los servicios públicos de salud mental, los psicólogos de pago y los confesionarios de las iglesias (táchese lo que no proceda). La gente de a pie necesitamos nuestros referentes fijos, nuestros puntos de referencia. Y uno de ellos es la ineficacia de la clase política. Que no nos lo quiten, porque será tan grave como si nos dijeran que la tierra es en realidad plana y que las fotos desde el espacio son trucadas.

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.