sábado, 22 de septiembre de 2007

Art Attacks (V)

La paciencia se les empieza a terminar a los residentes y trabajadores de la zona de la nueva Escuela de Arte, de la que tanto hemos hablado ya aquí. Aparte a las putadicas de siempre, hay una serie de factores que ya sacan de quicio al personal:

  • En el proyecto original de la Escuela de Arte, había planeado un vial para poder dar la vuelta desde Gertrudis Gomez de Avellaneda a María Zambrano, y estacionamientos varios. Vamos, tal y como estaba antes del destrozo. Eso era Bueno, y por tanto ha sido suprimido.

  • La disminución de la zona de la Chimenea empieza a tomar forma, y se ve que no va a haber ninguna rotonda para dar la vuelta entre estas dos calles citadas. Esto y lo anterior han desencadenado la más que esperada furia de los que para hacer 50 metros tienen que hacer más de 1 kilómetro.

  • La cimentación de los nuevos edificios es cuanto menos curiosa: Unas gigantescas máquinas martillo de 20 metros de altura clavan en el suelo unos pilones de 15 metros en el suelo a hostia limpia. Además, faltaría más, los pilones no terminan en punta con lo que en el suelo no entran así como así.


  • Este modo tan español de hacer las cosas, a hostias, tiene como mínimo dos inconvenientes: Lo primero, el ruido, que es insoportable. Pero después está las vibraciones que producen esas máquinas. Todos los edificios tiemblan constantemente como si hubiera un terremoto (no exagero, hay que verlo para creerlo) lo que, aparte de las molestias producidas, ya ha empezado a provocar grietas en paredes y cristales de varios edificios del barrio.

Y encima los estudiantes de la escuela de arte pasan olímpicamente de ir allí :) ¿Veis cómo construyendo cosas se puede destruir fácilmente? "A hostias" y "por cojones" se consigue todo...

1 comentario:

  1. Estarán orgullosos de lo bien que se hacen las cosas en esta ciudad.
    El sr Anadón con decir que todo está bien se queda tan pancho...Luego a pedir responsabilidades al maestro armero.
    Con el tanto que se hubieran apuntado dejando la escuela donde está, adecentarla, que no se han gastado un euro en un montón de años, y hacer una segunda escuela en la Expo aprovechando algunos de los edificios que serán fantasmas después que termine...Zaragoza tiene personal para llenar las dos y mas todavia...y si no que se lo pregunten a los que se quedan fuera de inscripción todos los años.
    Y ya de paso una Facultad Pública de Bellas Artes para que no tengamos que emigrar a Barcelona, Teruel, Cuenca, Madrid, Valencia, etc.

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.