domingo, 20 de enero de 2008

City Collapses

La burbuja ya ha reventado y la mierda empieza a expandirse a velocidad considerable mientras las familias mileuristas (si tienen suerte, que ya se está abandonando el término porque lo común es ser 800eurista) están atrapadas en una piscina de desechos fecales cuyo nivel empieza a superar el cuello.


Por otro lado, nuestros políticos afinan la explosión de la crisis con una maravillosa gestión del dinero público. Así, como quien se compra un paquete de chicles, se rehace un estadio de fútbol que no hace ninguna falta rehacer. Se remodela el puente de la Almozara, que tampoco es necesario. Se estropean Echegaray, Ranillas, Pº Teruel, Plaza de la Ciudadanía y la Romareda sin que nadie lo haya pedido. Se cambian los letreros de las calles quitando la cerámica de Muel (que cumplía perfectamente su función), se cambian todas las farolas de la margen izquierda cuando las que había funcionaban. Se hace el Ebro navegable para que un barquito que no va a coger nadie vaya desde la expo hasta el primer puente y no quepa por debajo.

Como si sobrara el dinero. Y así es, mis malvados planes empiezan a dar resultado.

Nostradamus ya lo predijo hace siglos. Vió mi llegada, la destrucción de la ciudad bajo las aguas de la Expo 2008 y lo plasmó en un fresco que pintó en un restaurante de la Plaza del Pilar, donde se retrata el final de la ciudad, parejo al de la Atlántida.

Pincha en la imagen para agrandar.

En esta predicción vemos clarisimamente en el centro a la figura de Sylar El Destructor, observando cómo la ciudad del agua (o al menos algunos monumentos representativos) muere inundada en un diluvio provocado por la ira del malvado Fluvi (contratado por Sylar).

Momentos antes del fin (click para agrandar)

El fin de la civilización maña se acerca, no podreis escapar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.