miércoles, 27 de febrero de 2008

Sir! Yes, Sir!

Esto ya no es lo que era. Mis fuerzas de represión y desorden del tráfico se están relajando. Con la idea de coger todo chavalines ya no hay la disciplina militar española que tanto las caracterizaba antaño. Ahí los tienes, en los semáforos haciendo de maniquís en vez de chulear al personal. ¡Qué tiempos aquellos cuando el agente Gutiérrez, de bigotito y amplias gafas de sol te paraba porque le has caido mal!

Lo último y que ha desencadenado mi furia es que ya no tratan con respeto a sus superiores (ya ni saludar) y no se toman su trabajo con seriedad. Lo último fue poner "chispún" en un parte, ¡habrase visto en nuestra España!

Mano dura necesitan estos mangurrianes, más que como velocirraptor últimamente se comportan como chavales de instituto, y eso se va a terminar. ¡Firmes, coño!

Los romanos ya sabían como hacer para que sus bestias no se amariconaran. Antes de sacar a los leones al circo, los puteaban a base de bien y los tenían sin comer casi para que a la hora de salir estuvieran bien cabreados y con bastante gazuza. ¡Es una buena técnica!

Así, como castigo ejemplar, estamos estudiando el suspender de empleo y sueldo a estos irresponsables que han escrito "chispún" en un parte. Y a partir de ahora, cada vez que vean un superior lo saludarán con un "¡Señor! ¡Si, señor!" con su respectivo taconazo. Bueno, quizás me conforme con un "Buenos días, señor", pero el caso es que la distensión va a ser sustituida por disciplina militar. Lo que unido a las reivindicaciones de los afectados y de su encabronamiento general por el reciente empeoramiento de sus condiciones laborales, pues nada bueno puede salir de ese caldo de cultivo. Los velocirraptor saldrán a la calle con ganas de cazar. Hambre de presas inocentes.


-"Y ¡ay de ti como te volvamos a pillar aparcando en una parada de bus!"

Y es que, sin duda, con acciones como esta seguramente los velocirraptor harán mejor su trabajo, aceptarán sin rencor este tipo de trato y no se les ocurrirá descargar su mala hostia contra el pobre ciudadanito, ¿verdad que sí?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.