domingo, 17 de febrero de 2008

Spain is different

Hay jugadas maestras que requieren alabación permanente. Todos los supervillanos locales adoramos al Maestro Destructor Nacional (que muy pocos conocen), ideador de una perversión que mantiene a los españoles estresados, agobiados, deprimidos y sin poder disfrutar de sus vidas durante décadas. Mis malditas obras son una jodienda, pero su efecto pasa. Lo que ideó este genio del mal perdura para siempre, ayudado por la avaricia de las vacías mentes de los empresarios españoles.

¿Que de qué estoy hablando? Nada más y nada menos que de la jornada partida. Si, esa que te hace madrugar como un cabrón para al final llegar a casa a descansar a las 9 de la noche, dejandote ver la tele un par de horas para luego echarte a dormir. Te dan tres horas para comer (que te viene justo para volver a casa, comer y de nuevo al trabajo) y, si tienes mala suerte, te puede tocar uno de esos horarios "extended" en el que cada día te zampas entre media hora y dos horas extras (impagadísimas, por supuesto). Este tipo de empresas-basura son fácilmente identificables: da la hora de salida y todo el mundo sigue trabajando como si nada, de hecho ni siquiera miran el reloj. Si preguntas, las extras "están incluidas en el sueldo".

Lindezas de la jornada partida incluyen también el no tener tiempo ni para comprar el pan. Tu horario coincide básicamente con el de las tiendas, lo cual es una grandísima putada porque no puedes irte a hacer ningún recado. Algo tan simple como ir al banco se puede convertir en misión imposible, y ya no hablemos el ser cliente del pequeño comercio. Por supuesto, olvídate del concepto asuntos propios. No puedes hacer nada: hay que ir a trabajar por huevos. Y de mover horario, ni hablamos. Inflexibilidad absoluta.

Por supuesto, las vacaciones son de lo más simple: del 1 al 31 de agosto. Así, te aburres cual ostra en tu puta casa (si tienes) y ya casi deseas volver a trabajar. Volver al tajo es un puto infierno porque sabes que no vas a tener un puñetero descanso en un año. Por supuesto, los puentes no existen.

Llegados a este punto, creo que es bastante obvio que a estas empresas la legalidad en cuanto a la explotación de sus trabajadores les importa exactamente tres cojones.

"Venga hostias, esos informes son para ayer. Y hasta que no los acabes no te vas, bonita."

La diferencia de calidad de vida entre llevar un horario español y uno europeo es abismal. Yo he tenido oportunidad de probar tres sabores diferentes de organizaciones temporales: el español, los turnos y la jornada continua flexible (lo más parecido a lo que te puedes encontrar fuera del país de la pandereta).

El español fue, sin duda, el peor de todos. Mi magnífico plan era de L-V de 9.30 a 14.30 y de 17 a 20.30 (que como mínimo eran las 21). Y por supuestísimo, me podían llamar por teléfono a cualquier hora para que fuera inmediatamente (y en diversas ocasiones fue a las 5 de la madrugada). Todo esto impagado, evidentemente. ¿Puede haber un horario peor? ¡Es que no me podía ni ir a cortar el pelo (menos mal que alguna peluquería abre los mediodías para que la gente desgraciada de jornada partida no se pise las melenas)!. Esa fue una de las razones por las que abandoné ese sitio tan rápido como pude.

Los turnos 24/7 están muchísimo mejor: Te pagan diversos pluses y tienes tiempo libre para aburrirte todo lo que quieras: Terminas tu jornada de 8 horas y te piras a tu casa. ¡Tienes como mínimo 6 horas más al día que con una jornada partida! Algunas personas dicen que no podrían hacer turnos porque hay que currar algunos fines de semana. ¿Y? Esos días te los devuelven y te haces unos puentes larguísimos. Además, la flexibilidad es absoluta: la filosofía de estos sitios suele ser que la producción este cubierta y que los trabajadores se organicen como les de la gana en torno a un calendario base. Así, si tienes que ir al banco le cambias el turno a tu compañero: O te mueves una libranza por fin de semana. Y si te apetece venir a currar un día que tenías marcado como "fiesta", pues vas y te guardas el día para más adelante. La putada es el sueño, que al cambiarte los turnos es un poco duro hacer estos cambios, y que el fin de semana que te toca trabajar coincide siempre con el que ibas a hacer algo.

Por último está el horario perfecto en el que estoy ahora. Una jornada continua en turnos de mañana y tarde (no te cambias el sueño), con una flexibilidad total para hacerte tus cambios (siempre que un compañero te los haga). Otros casos que conozco es el de la jornada continua de mañana no fija, esto es, que si tu tienes que ir a hacer un recado vas mas tarde y punto. En Europa también se empieza a llevar el que el propio trabajador vaya cuando le de la gana, sin un número de horas prefijado. Solo le piden que su trabajo esté terminado y ya. ¡Y todos ganan! El trabajador es mucho más productivo porque tiene una motivación para hacer su trabajo bien (cuando antes esté bien hecho antes se pira a casa) y el empresario tiene a todos contentos. ¿Por qué no se adopta este tipo de horario aquí? Por lo mismo que Spain is different: Porque somos gilipollas.

¿Y a qué viene todo esto? Parece ser que, por fín, después de varias décadas sufriendo la puta jornada partida a alguien de la UGT se le ha ocurrido que se puede tratar de convencer a los dinosaurios que se piensan que estando todo el puñetero día en la oficina currando es más productivo, cuando eso es rotundamente falso. Con una de las productividades más bajas de Europa, somos los que más curramos con diferencia.

Os recomiendo que os leais esto.

No obstante, por mucha campaña que se haga para eliminar la lacra social que es la "jornada española", mucho me temo que los supervillanos podremos seguir adorando durante muchas más décadas al inventor de semejante tortura. España es así.

7 comentarios:

  1. ten cuidado con lo de los horarios. Muchos de los que argumentais así, quereis ir a tomar una cerveza después de trabajar, ir al cine, ir de compras al comercio del barrio, comprar el pan, ...

    Horario bueno para mí y poder disfrutar de mi tiempo libre. Pero en este país difrutamos en los bares, el comercio, el cine, ... Y para eso otros tienen que trabajar en horarios infernales.

    Ojo con lo que deseas.

    ResponderEliminar
  2. Adolfo, horario compatible para TODOS. Supongo que te quejas del comercio o la hostelería, pues bien, Sylar te acaba de decir que, parece ser, trabaja en una empresa que funciona de 8:00 am a 24:00 pm, más que cualquier otro negocio, y sus empleados, deduzco, que están satisfechos.
    Todo es cuestión de organización y responsabilidad, tanto por parte de la patronal como del trabajador, y por supuesto, nunca de explotación.

    ResponderEliminar
  3. En los horarios de trabajo hay que entrar a valorar más condiciones que el trabajo que realiza uno.

    La idea de que el horario desempeñado por un trabajador no sea específico, si no que se limite a que "su trabajo esté terminado y ya" sólo podría ser aplicables a tareas dependientes de una única persona (el trabajador afectado) y conozco pocos trabajos en los que no tengas una dependencia de nada ni de nadie.

    Otro punto de díficil aplicación es en temas como el sector servicios, o en cualquier labor de atención al cliente. Y ya no entremos en temas de producción o construcción, donde no creo aplicable ningún tipo de horarios de entrada y salida flexibles.

    También es cierto, a ver si por llevar tanto la contraria el Fluvi destructor va a lanzar toda la ira sobre mi, que por parte de las empresas (sobre todo para labores adminsitrativas, vamos, la típica oficina) se debería realizar un mayor estudio de los horarios que se establecen, porque en muchos casos no son rentables ni para la empresa ni para el trabajador.

    Y sí, Spain is different, empezando porque aquí a las 5 de la tarde no estamos cerrando todo para irnos a casa a cenar...

    ResponderEliminar
  4. ald: estoy de acuerdo contigo menos con mi horario, no vas desencaminado pero no es ese :)

    anonimo: Para esos gremios es muy dificil porque alguien se ha empeñado en que con un trabajador basta para tener cubierto desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche, creando un turno horrible, por ahorrarse un puesto de trabajo. Poniendo un segundo turno se solucionan muchas cosas pero claro, hay que poner pasta y eso a los empresarios no les gusta. Prefieren que haya una sola persona esclavizada con la puta vida jodida antes que hacer las cosas bien.

    ResponderEliminar
  5. Conozco un colectivo laboral que cumple algunos de los requisitos expuestos por anónimo:

    - Se dedican al sector servicios, o en cualquier labor de atención al cliente
    - Su función requiere su presencia las 24 horas del día.
    - Resulta dificultoso valorar su producción. De hecho no producen nada material.

    Solución: Policía Local de Zaragoza.

    Ahí sí que se tiene horario rollo nórdico. Además puedes seguir conservando tu chip mediterráneo....que nadie te joda tus vacaciones.

    ResponderEliminar
  6. yo antes trabajaba de 6 (de la tarde) a 1 (de la madrugada), mas o menos, y era feliz cual lombriz .

    ahora salgo a las 7 de la tarde y aseguro ke no soy tan lombriz :(

    ResponderEliminar
  7. Gúeeeeeeeeeeeee...
    yo tengo uno estupendisisisisisimo!
    de 06:00 a 09:30 AM y de 17:00 a 21:30... y dos o tres horicas en el intervalo, cono lo que queda:

    06:00-11:30 y 17:00-21:30
    se me olvidaba.. en medio, recojo a mis nenes, los llevo al cole, y los recojo otra vez para llevarlos con la yaya. resultado final: de 06:00 a 21:30 libro 2 (DOS) horas. y duermo mas o menos 5, con los desplazamientos.
    ¡¡¡¡¡¡BIENNNNNNNNNNNNNNN!!!!!!

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.