sábado, 31 de mayo de 2008

Intolerance (II)

Hace aproximadamente seis meses lanzaron un globo sonda acerca de la eliminación total del tabaco. Hoy se confirma: Aragón prohibirá fumar en todos los locales. Por supuesto en solitario, por sus cojonazos que lo harán.

Esto es lo que caracteriza a la comunidad en los últimos años. Una minoría de intolerantes que no aguantan algo impone a los demás sus normas de conducta para que ellos vivan cómodamente, pisoteando por supuesto la comodidad del resto ya que sus normas son las únicas Verdaderas y, como son los buenos y su estilo de vida es superior, el resto tiene que desaparecer por decreto ley. Menos mal que no han decidido también que su raza es la única superior.

Tres T-1000 rondarán por los bares buscando terroristas del cigarrillo para ajusticiarlos ejemplarmente.

Ejemplos sobran. El último, el semáforo provoca-atascos del puente de Santiago para los cuatro señoritos de las bicis, que provoca el caos para decenas de miles de personas al día y sólo es cómodo para unos pocos. ¿Y porqué? Porque hay que ir en bici. Y punto, y te callas, y te jodes si necesitas coche. Y fiesta, punto pelota. Argumentos similares se esgrimen contra el tabaco, que omitiré por ser de sobras conocidos.

Está todo dicho ya sobre estos temas. Cualquier argumento que esgriman los radicales de lo políticamente correcto es muy fácilmente rebatible y demostrable que es falso. La lógica es aplastante y va en contra de todas estas leyes absurdas y que parecerían sacadas de un régimen fascista si no fuera porque los fascistas son bastante más permisivos. Aunque me voy a callar, igual me viene un antitabaco y me suelta una nueva falacia del estilo "si ni Hitler ni Franco lo prohibieron, es que es malo y tiene que se prohibido".

Adolf se asombra con la medida mientras su compañero enrosca una bombilla.

Subo a portada un par de comentarios que se dijeron en su día y que me parece que no pueden expresar mejor lo que se está haciendo.

Un anónimo dijo...

"¿Como que no le queda otra? [refiriéndose a tragarse el humo] Ni que le pusieran una navaja en el cuello para obligarle a ir a sitios con humo. Si ceden y van donde el fumador quiere, no es problema de la ley, es problema de la mala educacion del fumador y del consentimiento del no fumador.

y lo de restrinjir todas esas cosas a mi no me parece bien... con la misma logica podrian prohibir la circulacion de los peatones por los parques para no molestar a los de los botellones o podian quitar las aceras (como hoy nochebuena) para que aparcaran los coches sin que el biandante sea molestia para el conductor. Decis que viviriais mejor pero quien... vosotros, porque se hace lo que vosotros decis. Al que le prohiben cosas no vive mejor."


Y ronchito dijo...

Señores, la dictadura de las minorías nos arrasa. Todo es cuestión de que surja cualquier grupo o colectivo con una reivindicación facilona electoralmente, por muy estúpida que sea, para que el mandatario de turno se la eche a las espaldas y la convierta en ley. Total... es cuestión de saber venderla y , sobre todo, de ponerse al populacho de su parte. Con lo del tabaco lo tenían a huevo. Han creado una necesidad innecesaria de que no haya tabaco en ningún sitio con la infalible estrategia de pintarse como los guardianes de la saludo de todo quisqui. Y, como era de prever, los plebeyos han respondido.

No estoy defendiendo el otro extremo, sería estúpido, aunque también parte de la estrategia antes nombrada consiste en extremar las posiciones y eliminar el término medio. O eres un no fumador políticamente correcto o un maldito y miserable devorador de cigarrillos que apagan sus colillas en el tazón de leche de los niños. Tan difícil sería aplicar el sentido común? Hay lugares en que es inaceptable el humo y me parece innecesario especificarlos, pero lo de los bares, grandes espacios abiertos, un banquete...

Quiero pensar que todos los radicales partidarios de la superley arreglamundos antitabaco, se negaban a entrar a los pubs y bares y no lo han hecho hasta enero de 2006. Que se han negado a ir a una boda para no respirar el letal humo de la faria de turno y que ahora, por fin, les ha llegado el momento. pero me da a mi que no ha sido así. Más bien me ha dado la impresión de que la gran mayoría aceptaba el ambiente de los bares, discos y pubs tal y como era, como algo normal, como algo que formaba parte del ambiente... y no pasaba nada. Pero la reciente dictadura de las minorías (habitualmente intolerantes) a traves de sus brazos políticos ha recordado y ha insistido en anunciar que tienen la obligación y la necesidad de quejarse y de no tolerar ni una pizca cualquier movimiento en contra de sus intereses.

Se puede decir más alto, pero no más claro... eso sí, no hay peor sordo que el que no quiere oir.

Actualización:

Diego L. me apunta por correo que este anuncio se ha hecho en el Día Mundial DEL Tabaco, tal y como se puede ver en El Periódico de Aragón.


Qué osadía, anunciar la prohibición el día en que todos los fumadores celebran la existencia del elemento nicotinoso...

13 comentarios:

  1. Querido Sylar.
    Te estás yendo por otros derroteros y en vez de destruir, te están destruyendo.
    Primero, en cuanto a lo de las bicis, deberías de coger alguna de vez en cuando. Yo cojo bicis y coche, y puedo llegar a pensar medianamente objetivo en cuanto a este tema.
    El semáforo, sí, es una cagada... actualmente, y muy posiblemente en el futuro seguirá siendo tal cagada, pero si por una casualidad Zaragoza empieza a pensar (me refiero a los gerifaltes) y se usa mucho la bici, entonces sí tendría sentido el semaforito, que de todas formas, yo ahora también estoy en contra.

    En cuanto a lo del tabaco, no digas más, fumas y eres de los fumadores tolerantes (por mis cojones). Me hace mucha gracia el victimismo que tenéis los fumadores. Sois vosotros los que hacéis tragar el humo (esto es una metáfora pero queda muy bien), y en cuanto se os toca, sólo sabéis llorar y tener la palabra "intolerante" en la boca, cuando los primeros (y únicos) intolerantes sois vosotros.
    ¿Por qué digo esto? Pues porque a un no-fumador le puede o no molestar el humo de un fumador. Pero a un fumador, ¿cómo le puede molestar el no humo de un no fumador?
    Hablás de que los que no fumamos lloramos, cuando es justo al revés. Tenemos que aguantar vuestro puto humo, vuestra palabrita de los cojones (intolerantes), y vuestros lloros cada vez que se intenta hacer algo para los no fumadores.

    Queridos fumadores.
    QUE OS DEN POR CULO.

    ResponderEliminar
  2. ¿"Que os den por culo"? Normal que muchos tengamos la palabra "intolerante" en la boca.

    Respecto a tu predicción acerca de mis hábitos, informarte que como vidente no tienes mucho futuro, ya que no soy fumador. Siento decepcionarte.

    Ya hay una ley para que los intolerantes no lloren. Se ha llegado al extremo de tener que hacer ghettos en los putos bares para que esteis contentos, pero como ahora resulta que eso no se aplica al 100% de los bares de la ciudad ahora llorais por una prohibición total, que ni la Ley Seca. También han prohibido la venta de tabaco en la mayor parte de los sitios y de un día para otro subió como 50cts el paquete. Va, que no es tan complicado ver quién es el intolerante.

    Y aparte de por la privación de libertad que supone esta medida, estoy en contra por que será una ley populista. Mucho más peligroso y dañino es fumar conduciendo, pero eso no vende tanto como lo de los bares.

    ResponderEliminar
  3. A mí la palabra tolerancia me importa una ristra de mierdas, la verdad. Lo que me jode es que no paren de prohibirnos cosas, que intenten educarnos y moldear nuestra conducta a base de prohibiciones y de "campañas de concienciación"... como si fuéramos imbéciles todos. Basta de ingenieros sociales.
    Más libertad y más castigo a los delitos, en lugar de quitarnos libertad para que no podamos delinquir.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que me resulta muy graciosa la teoria de las prohibiciones y de la intolerancia y todo eso. Yo soy no fumador, y estoy a favor de la prohibicion 100% de fumar en bares. La razon de esto es que me molesta profundamente el humo del tabaco, y me parece una profanación de los derechos mas fundamentales de las personas, que es la salud.

    No tengo nada en contra de las personas que fuman, pero que fumen en la calle. En otros países como Irlanda esta prohibición ya lleva tiempo funcionando y nadie se queja, pero como aquí eso de la educación y el respeto a los demás nunca se nos ha dado muy bien, pues tenemos lo que nos merecemos.

    La excusa que ponen los bares y restaurantes de que pierden clientes pierde validez absolutamente en cuanto estan todos en las mismas condiciones. Si no se puede fumar en ninguno, nadie se irá a otro bar para poder fumar.

    Si esta ley se cumple, cosa que está por ver, yo me alegraré profundamente, y empezaré a pensar que quizás las cosas pueden cambiar en este país.

    En cuanto a tí, todas tus teorías son pura demagogia. Es muy bonito llevar en la boca la palabra intolerancia, cuando los unicos intolerantes son los fumadores, que imponen a los demas respirar su humo.

    Esa teoría de que si no quieres respirar humo no vayas a bares es como si me pongo con una pipa en la calle y digo que al que pase le voy a robar... está bien, si no quieres que te robe... no pases... tendría toda la razón claro...

    En fin...no creo que vaya a cambiar tu posición ni un milímetro, porque generalmente los que se llenan la boca de la palabra intolerantes son los primeros que practican la intolerancia.

    No creo que vuelva a leer tus posibles respuestas, asi que no te molestes, solo quería expresar una opinión, que creo que de momento se puede...

    saludos a todos

    ResponderEliminar
  5. Después de ver el comentario de carlos, suscribo lo de "no hay peor ciego que el que no quiere ver".

    ResponderEliminar
  6. Yo, la verdad, no entiendo por qué no puede el dueño de un bar permitir que se fume EN SU BAR. Si no te gusta, oye, la puerta es muy grande.

    ResponderEliminar
  7. Hay uno que habla de derechos fundamentales del NO fumador. Qué pasa con los del Fumador??: a la puta calle si quiere fumar. Alguna vez en un banquete se ha ido un no fumador a la calle a no fumar? y se ha muerto por no hacerlo? Por qué todo en este mundo ha de consistir en que haya ganadores y perdedores? en imponer la voluntad de uno sobre otro? Siempre ha habido espacios en los que ambos colectivos han convivido... y no ha pasado nada!!! ... Hasta ahora. Enhorabuena a los no fumadores que sean intolerantes y maleducados: La "solución final" (a quién le suena?) se acerca.

    ResponderEliminar
  8. Contestando a la contestación de Sylar, yo quiero dejar claro que en ningún momento he dicho que esté a favor de que se prohiba 100%, es más, veo lógico y normal que, al menos a día de hoy, la prohibición de los bares se aplique en los bares que lo quieran prohibir, es decir, como se estaba haciendo hasta ahora.

    Lo único que a mí me fastidia es el victimismo de los fumadores, el mal uso, y excesivo, que hacen de la palabra "intolerantes", y, sobre todo, LA POCA EMPATÍA QUE TIENEN CARA A LOS NO-FUMADORES.
    Para los no-fumadores es difícil ponernos en la piel de los que fuman, porque no hemos sentido el mono (al menos en mi caso que nunca he fumado) ni las ganas del vicio, pero podemos, y hacemos, un esfuerzo para tratar de entender, COSA QUE LOS FUMADORES NUNCA HACEN.

    Eso es lo que me jode, no la ley.

    ResponderEliminar
  9. Respondiendo a una de las entradas, yo soy no fumador, y más de una vez he tenido que salir a la calle a respirar un poco.

    Ni intolerancia, ni tolerancia, una cosa tengo clara, a partir de ahora cuando vaya a tomar el café por la mañana, no tendré que soportar el humo del cigarrillo del de al lado, qué, mira por donde, a mí me molesta. ¿Por qué?, pues mira sencillamente, porque huele mal, porque me hace toser y no me deja disfrutar del café. ¿Que me lo tomé en otro bar?, pues si, podría ser, pero mira, me gusta el café de este sitio.

    Las leyes siempre producen externalidades, positivas y negativas o como se dice habitualmente "nunca llueve a gusto de todos" así que ahora simplemente voy a disfrutar cuando prohiban fumar en todos los locales, porque de lo que podéis estar seguros es que yo llevo aguantando el humo del tabaco muchos años ya.

    ResponderEliminar
  10. Lo dicho, no hay más que leer...: Vuelve la España de los vencedores y vencidos, si es que alguna vez ha desparecido.

    ResponderEliminar
  11. Que a ti te guste el café en ese sitio a nadie le importa una mierda. Si no, el dueño de tu bar preferido prohibiría fumar por voluntad propia.

    Que este dueño no tenga la potestad para decidir si permite fumar o no en su interior es muy grave. El es libre (o deberia serlo) para mandar a los antitabaco a otro bar o a los fumadores a la calle.

    ResponderEliminar
  12. ¿Pero tan difícil es hablar sin decir tacos?

    Es evidente el descrédito y la poca contundencia que tiene un comentario cuando incluye alguno.

    Pienso que puede hablarse de cualquier tema sin entrar en descréditos personales.

    ResponderEliminar
  13. Me parece lógico que se prohíba fumar en todos los lugares de trabajo. Y los bares, restaurantes, etc., también son lugar de trabajo; no tiene sentido ésta excepción. No creo que sea fácil para los trabajadores del sector encontrar un puesto equivalente en otro lugar en donde no estén expuestos a esta contaminación.

    Obviamente si los trabajadores son únicamente los dueños del bar, ellos sabrán lo que hacen, será únicamente su salud.

    Tampoco es lógico que ahora se permita la presencia de menores en estos locales. Creo que hay que ser mayor de edad para poder decidir si uno quiere estar expuesto a los riesgos derivados de ser fumador pasivo.

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.