domingo, 14 de septiembre de 2008

Two cups

Es un día triste, se acabó lo que se daba. Los jubilados salen cabizbajos en el Nodo de Aragón TV, la Expo no debería acabarse nunca, es lo mejor que le ha pasado a la ciudad nunca. Zaragoza ahora mismo es una ciudad reconocida mundialmente, codeándose con Pekín y sus JJOO. El "Mañanas Expo" tiene más audiencia que la ceremonia de apertura de los chinorris. Los turistas han venido por millones y han tenido la ciudad colapsada en verano (la verdad que ahora que se van y el tráfico vuelve a ir con la fluidez característica maña es un alivio). Los hosteleros estrenan sus Mercedes nuevos que han comprado con el oro que han traido la gente de fuera, entusiasmados con la increible calidad y amenidad de la muestra. La gente está emocionadísima. Vamos, todo un éxito del que deberíamos estar orgullosos.

"Gracias a la Expo ato a mi perro con longaniza de Binéfar"


Pero, ¡dejad de llorar y preocuparos! ¡La ciudad continuará estando en la élite mundial! Y es que la sorpresa es que tengo pensado presentar una candidatura a otra Expo, que sería celebrada en 2014. La de la horticultura, para ser más exactos, que tiene incluso más caché, glamour y reconocimiento internacional que la del agua. Dos tazas.

Primeras imágenes promocionales en las que conocemos a Rocco y Nacho, las mascotas oficiales.

Los espectáculos nocturnos serán la clave, trayendo a grandes celebridades

Infografía 3D de uno de los pabellones

¡Bienvenida sea! Nos vamos a hacer de oro a este paso. La putada es que tiene que ser en 2014, para que nadie se acuerde de todas esas huertas que se han convertido este año en cemento y asfalto para celebrar la del desarrollo sostenible...

Actualización: Belloch está chisposo. Textualmente, según el, el proyecto de la expo hortícola "está verde"...

4 comentarios:

  1. Este es el mejor post que he leído sobre el fin de la Expo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Jó, tíos (y tías para ser sexualmente corresto)! Como os poneis ante la continuity de otra Expo, la Expohortera, digo Horticultura... Sobre todo cuando nuestros munícipes nos juran por sus occisos ¡QUE NO NOS VA A COSTAR NÁ! Me se ponen los pelos como escarpias recordando el Auditorio, la Plaza de las Catedrales, el Campo Furbo... Todos a coste 0 patatero

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.