miércoles, 27 de febrero de 2008

Sir! Yes, Sir!

Esto ya no es lo que era. Mis fuerzas de represión y desorden del tráfico se están relajando. Con la idea de coger todo chavalines ya no hay la disciplina militar española que tanto las caracterizaba antaño. Ahí los tienes, en los semáforos haciendo de maniquís en vez de chulear al personal. ¡Qué tiempos aquellos cuando el agente Gutiérrez, de bigotito y amplias gafas de sol te paraba porque le has caido mal!

Lo último y que ha desencadenado mi furia es que ya no tratan con respeto a sus superiores (ya ni saludar) y no se toman su trabajo con seriedad. Lo último fue poner "chispún" en un parte, ¡habrase visto en nuestra España!

Mano dura necesitan estos mangurrianes, más que como velocirraptor últimamente se comportan como chavales de instituto, y eso se va a terminar. ¡Firmes, coño!

Los romanos ya sabían como hacer para que sus bestias no se amariconaran. Antes de sacar a los leones al circo, los puteaban a base de bien y los tenían sin comer casi para que a la hora de salir estuvieran bien cabreados y con bastante gazuza. ¡Es una buena técnica!

Así, como castigo ejemplar, estamos estudiando el suspender de empleo y sueldo a estos irresponsables que han escrito "chispún" en un parte. Y a partir de ahora, cada vez que vean un superior lo saludarán con un "¡Señor! ¡Si, señor!" con su respectivo taconazo. Bueno, quizás me conforme con un "Buenos días, señor", pero el caso es que la distensión va a ser sustituida por disciplina militar. Lo que unido a las reivindicaciones de los afectados y de su encabronamiento general por el reciente empeoramiento de sus condiciones laborales, pues nada bueno puede salir de ese caldo de cultivo. Los velocirraptor saldrán a la calle con ganas de cazar. Hambre de presas inocentes.


-"Y ¡ay de ti como te volvamos a pillar aparcando en una parada de bus!"

Y es que, sin duda, con acciones como esta seguramente los velocirraptor harán mejor su trabajo, aceptarán sin rencor este tipo de trato y no se les ocurrirá descargar su mala hostia contra el pobre ciudadanito, ¿verdad que sí?

lunes, 25 de febrero de 2008

After the war

Creo que casi todo el mundo no ve más allá de la Expo. Parece que es el fin de todo (búsquese diversos significados a la palabra "fín" y escoja el que quiera). ¿Y después, qué? Pues aparte de que Zaragoza vuelve a caer en el olvido de todo ajeno a la ciudad y de que todos tengamos bastante menos dinero, todo seguirá igual durante una temporada.

Y como hay que hacer las cosas con tiempo, ya he planeado qué partes zaragozanas voy a destruir -siempre con vuestro dinero- inmediatamente después del circo de Fluvi: El paseo de las Damas y, nada más y nada menos que (por enésima vez) la avenida de Madrid.

Y a los que tengais esperanza de que sea una obra corta, os diré que ni de coña. Reforma integral integral. Y más aceras y menos sitios para aparcar. Y muchos meses con las avenidas cerradas, estilo Romareda o Echegaray. Preparaos, pequeños comerciantes para la ruina. Vecinos, para no poder salir de casa y volveros locos con el ruido. Y, preparaos todos, para seguir teniendo atascos dignos de Nueva York (mi primera ciudad destruida)

¡Nunca os librareis de mi!

sábado, 23 de febrero de 2008

Holy Fluvi

Con la Iglesia hemos topado.

Nuestra magnífica Expo 2008 no podía ser tan magnífica sin un pabellón para la Iglesia Católica, dedicado a expresar la espiritualidad del agua (vamos, que había que buscar alguna excusa para hacerse publicidad gratuita).


Haciendo planes con Malvado Fluvi para la destrucción de la ciudad

Ya que pintan menos que a un santo dos pistolas, podían aprovechar para bendecir el agua del Ebro. Así todos lavaríamos nuestros pecados con una simple ducha, y al cocer las judías tendríamos un cocido bendito.

Personalmente, como supervillano local, estoy bastante enojado con esta decisión y estoy haciendo presión para que la cosa cambie. ¿Por qué un pabellón dedicado a los católicos y no a otras religiones? ¡Queremos un pabellón para el Monstruo de Espagueti Volador ya!


Nuestro Señor MEV se enfadará por esto y será peor

Cómo se nota quién es el que tiene las perricas...

miércoles, 20 de febrero de 2008

100 US$

Hoy nos hemos reunido los grandes supervillanos del planeta en una reunión secreta realizada en una cueva de Juslibol y hemos tomado una decisión que nos ayudará a medio/largo plazo a facilitar las destrucciones de nuestros respectivos territorios: el barril de petroleo a 100 pavos.

No obstante, parece que hay gente a la que le alegre. Para muestra un botón, la noticia ha salido en la edición digital de El Periódico de Aragón, y este es uno de los comentarios de un tal bicifestación:

Por mí como si sube hasta 200 dólares. Y se va todo el mundo al carajo y volvemos a ir en bici, como los chinos hace 50 años.

Gracias, bicifestación. Puede retirarse.

A esto es a lo que llegan algunos freaks de la bici. A no mirar más allá de su obsesión ecologista.

Supongo que a este caballero no le importará tener luz y agua. Porque hoy por hoy, energéticamente se depende del oro negro, el resto de alternativas no son viables (por ahora).

Imagino que también le parecerá bien volver a las cartillas de racionamiento. Si la agricultura da tanto de sí (hasta sobrar toneladas y toneladas de alimento) es gracias a máquinas que devoran gasoil. Si, las de los cultivos de biodiesel también. Me dirás, ¿y porqué no volver a la agricultura como antaño? Jóven, si se multiplicara el número de agricultores que trabaja la tierra a mano para alimentar a todos o bien volvería la esclavitud o bien los precios se dispararían. ¿Vas a comerte las piedras?

Además, este alimento (y todas las materias primas amén de productos elaborados) hay que transportarlas entre distintos puntos de elaboración y a su destino final. ¿Adivinas con qué se mueve el transporte por tierra? ¿Quién va a absorber todo ese paro que generaría el cierre de las industrias?

Supongo que como buen ecologista preferirías también que volviera a usarse la madera en vez de los plásticos. Y además la madera también crece sola, se corta sola, se elabora sola y se transporta sola.

Así, con una subida tan fuerte del petróleo como este señor parece que no le importara, básicamente tendríamos unos precios terriblemente altos (¿sabes lo que cuesta por ejemplo una botella de agua en el tercer mundo?), hambre, falta de electricidad, insuficiencia de recursos, paro. Y, más que seguramente, guerras.

Eso sí, este tonto del culo sería feliz porque todo el mundo iría en bicicleta.

domingo, 17 de febrero de 2008

Spain is different

Hay jugadas maestras que requieren alabación permanente. Todos los supervillanos locales adoramos al Maestro Destructor Nacional (que muy pocos conocen), ideador de una perversión que mantiene a los españoles estresados, agobiados, deprimidos y sin poder disfrutar de sus vidas durante décadas. Mis malditas obras son una jodienda, pero su efecto pasa. Lo que ideó este genio del mal perdura para siempre, ayudado por la avaricia de las vacías mentes de los empresarios españoles.

¿Que de qué estoy hablando? Nada más y nada menos que de la jornada partida. Si, esa que te hace madrugar como un cabrón para al final llegar a casa a descansar a las 9 de la noche, dejandote ver la tele un par de horas para luego echarte a dormir. Te dan tres horas para comer (que te viene justo para volver a casa, comer y de nuevo al trabajo) y, si tienes mala suerte, te puede tocar uno de esos horarios "extended" en el que cada día te zampas entre media hora y dos horas extras (impagadísimas, por supuesto). Este tipo de empresas-basura son fácilmente identificables: da la hora de salida y todo el mundo sigue trabajando como si nada, de hecho ni siquiera miran el reloj. Si preguntas, las extras "están incluidas en el sueldo".

Lindezas de la jornada partida incluyen también el no tener tiempo ni para comprar el pan. Tu horario coincide básicamente con el de las tiendas, lo cual es una grandísima putada porque no puedes irte a hacer ningún recado. Algo tan simple como ir al banco se puede convertir en misión imposible, y ya no hablemos el ser cliente del pequeño comercio. Por supuesto, olvídate del concepto asuntos propios. No puedes hacer nada: hay que ir a trabajar por huevos. Y de mover horario, ni hablamos. Inflexibilidad absoluta.

Por supuesto, las vacaciones son de lo más simple: del 1 al 31 de agosto. Así, te aburres cual ostra en tu puta casa (si tienes) y ya casi deseas volver a trabajar. Volver al tajo es un puto infierno porque sabes que no vas a tener un puñetero descanso en un año. Por supuesto, los puentes no existen.

Llegados a este punto, creo que es bastante obvio que a estas empresas la legalidad en cuanto a la explotación de sus trabajadores les importa exactamente tres cojones.

"Venga hostias, esos informes son para ayer. Y hasta que no los acabes no te vas, bonita."

La diferencia de calidad de vida entre llevar un horario español y uno europeo es abismal. Yo he tenido oportunidad de probar tres sabores diferentes de organizaciones temporales: el español, los turnos y la jornada continua flexible (lo más parecido a lo que te puedes encontrar fuera del país de la pandereta).

El español fue, sin duda, el peor de todos. Mi magnífico plan era de L-V de 9.30 a 14.30 y de 17 a 20.30 (que como mínimo eran las 21). Y por supuestísimo, me podían llamar por teléfono a cualquier hora para que fuera inmediatamente (y en diversas ocasiones fue a las 5 de la madrugada). Todo esto impagado, evidentemente. ¿Puede haber un horario peor? ¡Es que no me podía ni ir a cortar el pelo (menos mal que alguna peluquería abre los mediodías para que la gente desgraciada de jornada partida no se pise las melenas)!. Esa fue una de las razones por las que abandoné ese sitio tan rápido como pude.

Los turnos 24/7 están muchísimo mejor: Te pagan diversos pluses y tienes tiempo libre para aburrirte todo lo que quieras: Terminas tu jornada de 8 horas y te piras a tu casa. ¡Tienes como mínimo 6 horas más al día que con una jornada partida! Algunas personas dicen que no podrían hacer turnos porque hay que currar algunos fines de semana. ¿Y? Esos días te los devuelven y te haces unos puentes larguísimos. Además, la flexibilidad es absoluta: la filosofía de estos sitios suele ser que la producción este cubierta y que los trabajadores se organicen como les de la gana en torno a un calendario base. Así, si tienes que ir al banco le cambias el turno a tu compañero: O te mueves una libranza por fin de semana. Y si te apetece venir a currar un día que tenías marcado como "fiesta", pues vas y te guardas el día para más adelante. La putada es el sueño, que al cambiarte los turnos es un poco duro hacer estos cambios, y que el fin de semana que te toca trabajar coincide siempre con el que ibas a hacer algo.

Por último está el horario perfecto en el que estoy ahora. Una jornada continua en turnos de mañana y tarde (no te cambias el sueño), con una flexibilidad total para hacerte tus cambios (siempre que un compañero te los haga). Otros casos que conozco es el de la jornada continua de mañana no fija, esto es, que si tu tienes que ir a hacer un recado vas mas tarde y punto. En Europa también se empieza a llevar el que el propio trabajador vaya cuando le de la gana, sin un número de horas prefijado. Solo le piden que su trabajo esté terminado y ya. ¡Y todos ganan! El trabajador es mucho más productivo porque tiene una motivación para hacer su trabajo bien (cuando antes esté bien hecho antes se pira a casa) y el empresario tiene a todos contentos. ¿Por qué no se adopta este tipo de horario aquí? Por lo mismo que Spain is different: Porque somos gilipollas.

¿Y a qué viene todo esto? Parece ser que, por fín, después de varias décadas sufriendo la puta jornada partida a alguien de la UGT se le ha ocurrido que se puede tratar de convencer a los dinosaurios que se piensan que estando todo el puñetero día en la oficina currando es más productivo, cuando eso es rotundamente falso. Con una de las productividades más bajas de Europa, somos los que más curramos con diferencia.

Os recomiendo que os leais esto.

No obstante, por mucha campaña que se haga para eliminar la lacra social que es la "jornada española", mucho me temo que los supervillanos podremos seguir adorando durante muchas más décadas al inventor de semejante tortura. España es así.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Le Grand Bouchon

Una hora y quince minutos me ha costado esta mañana llegar desde mi casa hasta el cuartel general de Destruir Zaragoza. No hay ni 5 kilómetros, andando me cuesta 45 minutos y en coche (normalmente) 12. Como imaginareis, la razón ha sido el monumental atasco que a primera hora ha colapsado toda la puta ciudad.


Todos han colaborado a tan grandioso evento. Por un lado, las obras que todo lo joden de las que tanto se ha hablado aqui y que ya teneis más que asumidas. El día que veais Zaragoza sin obras os sentireis vacíos y sin ganas de vivir. Por otro lado, hoy se han cubierto de gloria los velocirraptor.

Por poneros un ejemplo. En el giro a la izquierda de Avda. Madrid con Pº María Agustín, había una velocirraptor rubia de unos 25 años, haciendo aerobic gracilmente y con su silbato tocándolo aleatoriamente provocando un caos inmenso en la Plaza de la Ciudadanía. Con una habilidad digna de Mr. Bean, lograba dejar *siempre* el cruce lleno de coches y la muy espabilada, al haber coches en medio, no dejaba pasar los coches que querían hacer ese giro a la izquierda. Dejaba pasar como tres coches cada 5 minutos. El semáforo que hay es muy muy cabrón, pero totalmente preferible a actuaciones así de nuestros queridos guardias de tráfico. Que para eso mejor se queden en casa. O mejor, que vayan a aprender cómo dirigir el tráfico y a acordarse de qué vía lleva atascada sin avanzar 20 minutos.


"Menudo bolso más chulo he visto en Internet"

Algo similar en la Plaza de Europa, todos atascados en medio gobernados por un maldito semáforo en rojo mientras un velocirraptor observaba maravillado el amanecer sobre el río Ebro con el Pilar a lo lejos. Qué bonita vista mientras el tráfico se le atascaba.

Los semáforos de valle de Broto, obra maestra de Malvado Mono, tampoco ayudaban precisamente a mejorar el asunto. Mientras el semáforo estaba en verde, todos atascados. Cuando arrancaban, se ponía en rojo con lo cual se colaban coches en medio que venían de Gertrudis Gómez de Avellaneda (que soportaba una cola similar). Del giro hacia la carretera de Huesca, ni hablamos. De la autopista tampoco, esos son grandes clásicos de la fluidez circulatoria.

Por supuestísimo, durante mi trayecto interminable no he visto ni un puto autobús de Tuzsa. Con lo que si a mi me ha costado más de una hora recorrer 5 kilómetros, los sufridos usuarios de los autobuses no quiero ni pensarlo porque hasta mi alma despiadada se afligiría.

Con la eliminación de infraestructuras del último año ya hemos conseguido un nivel de colapso mayor que el de las grandes urbes. Y vamos a por más, tenemos que ser los primeros del mundo en algo.

Bueno, y para despedirme, una nueva de esta semana: medio barrio de la Almozara cortado. Varias rotondas a cascala, cientos de aparcamientos menos y a dar rodeos. El teniente coronel Edward K. Johnson ha declarado que si no cesan estas hostilidades contra la población civil se verá obligado a trasladar a los zaragozanos en helicóptero a su puesto de trabajo, porque entre los atascos y las obras no se puede ni entrar ni salir.

Ya veis, Sylar sigue vivito y coleando.

sábado, 9 de febrero de 2008

Summer Holidays

Este año va a ser bastante propicio para irse a Salou, va a ser una playa desierta. Si ya de por si el turismo (ahogado por la pérdida total de poder de adquisición de la ciudadanía) está bastante malito, la playa de Zaragoza lo va a sufrir más.

"¿Pero no decías, oh Sylar, que ni Dios va a ir a visitar la Expo por los abusos en los precios? ¿Tanta gente dejará de ir a Salou por este evento?" Me alegra que me haga esa pregunta, jóven. Efectivamente y no: Aquí dudo que haya mucho turismo, pero el problema es que todo el mundo se queda aquí a trabajar.

Me explico. Siguiendo su cuento de la lechera particular, los empresarios se piensan que Zaragoza va a estar todo el verano como Benicassim en el FIB y claro, ¡necesitan trabajadores! Así que, ¡nada de cogerse vacaciones en verano! ¡Ni en primavera! ¡Ni en otoño! Aquí todo dios a trabajar y ya os cogereis las vacaciones en noviembre.



Así, pasandose la legalidad por el forro de los cojones (una vez más, que levanten la mano aquellos que no les hayan subido el IPC en la nómina), nuestros empresarios y dirigentes han decidido que nada de cogerse vacaciones ni durante la Expo ni en los alrededores. Con horas extras impagadas si hace falta, claro. Esto es, a trabajar gratis para que otros se lleven el beneficio. Lo normal, últimamente.

Los trabajadores de Tuzsa, aprovechando que su huelga paraliza media ciudad, jodieron a los ciudadanos para al fin conseguir una propina de 900€. La Policía Local ha dejado de poner tantas multas en medida de presión.

Y bueno, los curritos de hoteles, restaurantes, bares, pubs, medios de comunicación, agencias de viajes, limpieza, y resumiendo cualquier gremio al que directa o indirectamente le afecte tan magno evento, a san joderse y a currar todo el puto año. Como un estudiante del CPS. Otra vez será. Bueno, seguro que los jefes sí que se pueden pasar julio y agosto en el Caribe.

Se presenta un verano calentito...

jueves, 7 de febrero de 2008

Innocence

¡No puedo creer que seais tan inocentes! Leo sorprendido en los comentarios de mi última entrada que Primaveritis está indignada por obras en una de las entradas de Parque Poya, quedando encajonados durante meses sufriendo grandes rodeos y atascos históricos.

Pero vamos a ver, almas cándidas. ¿Todavía creeis que alguien se va a librar de mis diabólicas pezuñas que todo lo joden? ¿Qué te hacía pensar que erais privilegiados seres fuera de mi radio de acción? Escuchame atentamente, mientras yo viva nadie, repito, NADIE se libra de las obras para la Expo. Que quede claro. Antes de que otro incrédulo ose subestimar mi capacidad de destrucción, hacemos una pequeña lista de encajonamientos del último año:

  • Miralbueno, con sus interminables obras del Camino del Pilón que dejan al barrio con un único carril de entrada/salida.
  • Santa Isabel, me remito a los desastres de los últimos días.
  • Arrabal, con su balcón de San Lázaro y Marqués de la Cadena. Bueno, y sus follones con Tuzsa.
  • Romareda. Estos no están encajonados precisamente, pero la plaza del Auditorio ha matado medio barrio.
  • Delicias, con la Plaza de la Ciudadanía por un lado, Violante de Hungría por otro.
  • Actur y sus futuras obras del puente de la Almozara, o sus ya clásicos carril-bús, Ranillas o la inutilización de la zona de la Escuela de Arte.
  • Zona centro y sus magníficos Echegaray, Pº María Agustín, Paseo Teruel, por todos sufridos.
  • Almozara y sus grandes Scalextrics, o su reciente camino Monzalbarba. Y ahora además, si estabais jodidos, os quito aparcamientos y viales.
Y si vives en San José, Las Fuentes o Torrero, no os hagais ilusiones. Vosotros también caereis.

Parafraseando a Martin Niemöller, ahora me cortan el acceso a mí, pero ya es tarde.

Por cierto, mientras la gente se lleva las manos a la cabeza con giliflauteces sobre el trasvase, las noticias de verdad están discretamente escondidas por donde nadie lee...

La inversión en Zaragoza caerá a niveles de los noventa tras la Expo

Más de 61 de los 91 millones para obras en el 2009 ya están comprometidos. Los impuestos subirán una media del 3,5% y los recibos de la basura y el agua el 6%.


Ahí queda eso. Qué ironía, que lo que más suba sea el agua.

miércoles, 6 de febrero de 2008

Merchandising

Bueno muchachos, ha llegado la época preelectoral y parece que es hora de estarse todos quietos hasta el 9 de marzo. Habréis visto que últimamente escribo menos pero, no es (del todo) por vagancia sino porque antes de las elecciones se hace una pequeña presa donde se van acumulando todos los acontecimientos y, al terminar las elecciones, se quita el tapón de corcho y toda la mierda sale de vez en una terrible explosión que estucará de tan fétido elemento a todo español.

Así, los desastres inevitables se retrasan, como por ejemplo el inyectar dinero público a mansalva a ciertas empresas de quiebra inevitable que cotizan en bolsa para que no se termine de hundir el Ibex antes de las elecciones (aunque mal lo llevan, menudas hostias se está pegando la bolsa). Hasta Malvado Mono se está más quieto (exceptuando la travesura de Santa Isabel del otro día).

Por tanto, como no hay mucho que contaros, os enseño una cosilla que vi el otro día a colación de la omnipresente Expo. En las tiendecillas estas del Pilar donde hay recuerdos de buen gusto para turistas (como figuras de escayola de toreros, rosarios y otros motivos religiosos, castañuelas y banderas de España) ahora han hecho hueco en los escaparates para poner merchandising de Fluvi de lo más variopinto.

Así tenemos gafas de sol, bolígrafos, camisetas, alfombrillas para ratón, tazas, bolígrafos, mochilas, pegatinas, imanes para la nevera, llaveros, muñecos, panfletos, y un grandísimo etcétera de atractivos productos que sin duda todo el mundo está deseando adquirir. Pero hubo dos que me llamaron la atención de una forma especial:



¿¿INCIENSO DE LA EXPO?? Ja, meinen Kollegen. Puedes fumartelo y verás diversos fluvis de colores revoloteando alegremente por la habitación, además de impregnar tu casa de ese aroma tan particular. Seguro que todos los turistas están deseando hacerse con un par de estas.

En fin, este otro es aun mejor:



Lo primero, mis disculpas por la calidad de la foto, no habia forma de que no saliera el reflejo ese. Pero lo importante se lee bien. Plantad un Fluvi, amigos mios.


-"¿Tú que miras, capullo? ¡Estoy plantando un Fluvi!"

Dejando aparte estas coñas tan escatológicas como evidentes, este merchandising es per sé una joya. Conscientes de que el muñeco es una puta basura que después de la Expo no sirve para nada (y antes tampoco), a algún genio del marketing se le ha ocurrido poner una semilla de árbol en el interior del bicho azul para que cuando te canses de él lo tires a cascala en un descampado. Con el paso de los años, el plástico biodegradable del juguete se pudrirá y la semillita quedará libre, creciendo hasta convertirse en un vegetal mutante alimentado por los residuos plásticos del moñaco, que tras metamorfosearse en su forma original destruirá la tierra. Bueno, la publicidad es más suave que yo y dice que la idea es enterrar a Fluvi para que crezca un bello arbolito, pero ya se sabe que estos publicistas maquillan la verdad como quieren.

Lástima que no hubiera papel higiénico de la expo (ideal para después de plantar un fluvi), seguro que tenía mucho más éxito.

viernes, 1 de febrero de 2008

Falling down (II)

Parece que la prensa está empeñada en que me atragante con el café. Si ayer ya os daba una serie de enlaces que evidencian sin cortarse un pelo que viene la bajada en picado de la montaña rusa, hoy tampoco se quedan cortos. Va otra ronda de enlaces.


Parece que el estallido de Hiroshima se queda corto con esto. Ya no sólo no se vende un puñetero piso, es que tal y como vaticinamos en su día no se vende tampoco el suelo. Ya veremos a ver qué pasa con los de las hipotecas de 1000€ cuando empiece a subir el paro (que ya ha empezado a hacerlo de forma bastante acusada) y no puedan pagar.



Al menos parece que la gente se va dando cuenta, no sólo porque no compra (porque no pueden), sino que lo reflejan en las encuestas. Y para que la masa borreguil deje de pensar en la alineación de Irureta y en el nuevo disco de Miguel Bosé, tiene que estar la cosa jodida.

Finalmente, como no todo son destrucciones a largo plazo, llevo un par de días jugando un poco con Malvado Mono. El resultado de juntar tres vías saturadísimas (Avda Cataluña, cuarto cinturón, autopista) en un único acceso con un semáforo cabrón ha sido excelente. Los atascos han sido dignos de la mismísima plaza de la Ciudadanía. Además, Tuzsa no ha tenido una idea mejor que poner sus buses fuera de servicio, dejando colgados durante horas a los vecinos de Santa Isabel, provocando un violento abordaje marujil sobre ellos. Gracias, Malvado Mono.

Mientras tanto, los de la Expo siguen con su cuento de la lechera pese a que, como dije ayer, la gente de las agencias de viajes empieza a ver claro cómo la ira del Malvado Fluvi es implacable, alimentado por la avaricia sin límites del sector hostelero.

Qué año más entretenido va a ser este.

2008 empieza bien :)