martes, 30 de diciembre de 2008

Elementary, dear Watson

La recalificación especulativa del suelo verde ciudadano reurbanización del alrededor del Augusta no para de traernos bizarras y originales estampas. Si hace unos meses fue un dispositivo exterminador de personas de movilidad reducida y sobre todo invidentes, hoy nos encontramos con una señalización un tanto particular, sita en el tunel de entrada al centro comercial:


Elemental, querido Watson. Si hay medio metro de agua, a no ser que seais el Jesucristo que -sabiamente- caminaba sobre las aguas, uno no debe meter el coche ya que, niños, aunque el vendedor os diga lo contrario, el coche no flota. Nadie nos habíamos dado cuenta, ¡muchas gracias por la prohibición!

-"¡La virgen del Pilar! ¡Tenía que haberle hecho caso a esa señal de prohibición!" -comenta asombrado este imprudente cliente del Carrefour-.

Noble detalle el avisarnos. Y ahora chicos, por favor, sacadme un plano un poco más abierto, que se vea el tunel y la señal.


Gracias, Mr. Cameraman. Qué haría sin usted.

Vale, si está inundado nos prohiben entrar pero, dear friends, ¿cómo sabemos antes de entrar si el tunel tiene agua, si no se ve? Aaaahh... tendreis que averiguarlo metiendo el coche...

Bueno, otra más para el catálogo de señales curiosas de dudosa utilidad.

domingo, 28 de diciembre de 2008

We've heard you

No penseis que vuestras plegarias no son escuchadas. Ya sabeis que la gente ya está hasta los mismísimos cataplines de los semáforos absurdos. Pues bien, no creais que vuestros llantos caen en saco roto. No. Los destructores aprendemos de lo que más os jode, pero para intensificarlo.

Así, lejos de corregir tan terrible comportamiento, seguimos en la misma dinámica. La última zona destruida es Juan Carlos I, honorable emplazamiento del Aragonia, máxima expresión de pelotazo urbanístico reventado por la explosión de la burbuja. La novedad: La plantación de media docena de semáforos que antes no estaban.

Aunque no se pueda cruzar (al otro lado hay una valla de obra), es importantísimo que esté conectado parando el tráfico, se llama tocadura de huevos increible.

Por supuestísimo son sólo para peatones. Sólo hay alguno encendido y ya he podido comprobar que la sincronización es pésima, haciéndote perder un montón de tiempo en algo que antes funcionaba bien.

Como veis, lejos de aprender de los errores, se reincide e insiste en ellos. ¡Que para algo uno es un genio del mal!

jueves, 25 de diciembre de 2008

Touching the balls

Hi there! Lo primero de todo, como habeis podido comprobar, me echo atrás en el tema de los títulos en cristiano. Muchos habeis sido los que en público y en privado me habeis instado a continuar con la lengua de Shakespeare, y me habeis convencido. (Esta vez no pongo bandera que os poneis como locos luego)

Gracias William, sabía que nos apoyarías

A lo que nos ocupa: L.A.C. me cuenta una historia de terror que ha vivido el en sus propias chichas y me pide que os la haga llegar. La verdad es que produce indigestión leerla...

"Como parece que estás bastante molesto con el tema del despilfarro público, te voy a contar una anécdota acerca del funcionariado profundo, que es como yo llamo a aquellos que no están de cara al público. Si los que tú ves ya se están tocando la nariz todo el día, imagínate estos.


Yo antes trabajaba de informático. En una ocasión, me tocó ir a limpiar un virus donde la FAMCP (Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias), y lo que allí vi me hizo perder el respeto para siempre a los funcionarios. Todo lo que hayas oido hasta ahora es poco. La oficina consiste en un largo pasillo en el que a los lados florecen despachos, en total unos treinta. Mi tarea era simple, ir ordenador por ordenador, actualizar el antivirus y limpiar toda la mierda vírica que encontrara.

Empecé por el fondo del pasillo y conforme iba avanzando despachos iba oyendo a los funcionarios trabajar duramente: -¡Cabrón, que me has matado! -¡Venga, vamos todos a por Gutierrez!, etc. Resulta que estos individuos que comen de mis impuestos estaban jugando a una especie de Counter Strike en red. Unos veinticino de los treinta. Por supuesto, conforme les iba diciendo que tenía que hacer tareas de mantenimiento en el ordenador, protestaban y me decían que si podía volver en otro momento, que estaba la partida muy interesante. Es uno de esos momentos en los que uno le gritaría cabrón, que te estoy pagando yo, cortate un poco o qué, pero como no hubiera servido para nada excepto para ganarme una bronca, no lo hice.

El duro y arriesgado entrenamiento de los marines de la FAMCP entre café y café asegura una mayor protección ciudadana

Por fín llegué a un despacho donde no había un francotirador matando compañeros, sino una señora ya madura que estaba concentradísima en el ordenador. Me asomo y, como no podía ser de otra forma, era el buscaminas. Le digo hola buenas, tengo que limpiar de virus el ordenador. Y la mujer ni siquiera se dignó, ya no a mirarme, sino a responderme. Pensé que tal vez tuviera algún problema de oido y le repetí, señora, tengo que limpiarle el ordenador. Esta vez tampoco me miró, pero al menos me dirigió un ahora no puedo, estoy batiendo mi propio record, espérate cinco minutos que ya acabo. Impresionante.

Primero las oposiciones, y luego esto... buf...

Ya creía que nada peor podía ocurrir. Llegué al despacho de la que parecía la jefa de los marines y buscadoras de minas, y la verdad es que todo era normal. No había ambiente de fiesta, todo estaba limpio y parecía una oficina normal y corriente donde la gente trabaja. Bueno, la jefa se salva al menos. No estaba jugando a nada. Total que dejo actualizando el antivirus y acabó saltando el salvapantallas... y qué salvapantallas. Apareció en las diecinueve pulgadas de monitor un negro culturista posando cuya característica más visible era una polla como mi antebrazo de grande. Me quedé mirandola a la jefa y luego al negro y no pude evitar pensar en la contaminación orgánica que seguramente tuviera el ratón que yo estaba tocando...

La fiebre Obama llega a nuestras oficinas públicas

Cuando volví a mi oficina, le conté lo sucedido a mis compañeros pensando que era algo increible y excepcional e, impasibles, los que ya habían estado allí me dijeron que no había visto nada nuevo. Que una vez que fueron ellos, en el gran pasillo central del que cuelgan todos los despachos se estaba celebrando
un partido de fútbol. Que, faltaría más, no pararon de jugar ante la presencia de los técnicos.


A mi pregunta de qué coño hacía esa gente ahí me respondieron que su trabajo consiste principalmente en reenviar las peticiones de los municipios, comarcas y provincias a la DGA. Y luego devolverles la respuesta. Toma Jeroma.

Y esto me ha hecho perder la fe no sólo en esa pandilla de parásitos calientasillas, sino en todo el sistema, ya que si lo que me han dicho es cierto es que se tocan los genitales a dos manos (y algunos sospecho que literalmente) porque realmente no hay nada que hacer. ¿Por qué tiene que haber treinta personas en un piso enorme pudiendo hacer exactamente el mismo trabajo una o dos en una oficina normalita? ¿Qué clase de despilfarro es este?"

Gracias, puede retirarse. Un testimonio aterrador, sin duda. Y ahora, pensad en tooooodos los impuestos que pagais vosotros y vuestra empresa por teneros ahí. Y el IVA de todo lo que comprais. Y adonde va todo...

domingo, 21 de diciembre de 2008

¿Aparcar en el Coso? Pa qué

Si vivis en la Magdalena, por la zona del Coso bajo, estáis de suerte. Ya no hace falta que mañana os toque el gordo, ya que vuestra vida va a mejorar enteros.

Al final del todo del Coso, casi llegando al puente de hierro, hay una plazoletilla cuyo deprobable propósito es alojar los contenedores de basura la zona y servir de aparcamiento al colegio de al lado, a los jinchos de enormes fragonetal blancas y a los vecinos de alrededor, ya que sus casas son viejas y no hay garages en la zona. Unas 15 plazas que daban un mínimo respiro.

Pero, ¡tranquilos! ¡No es posible permitir algo así! Si algo funciona, hay que destruirlo. Así, después de mi magnífica acción no habrá ni contenedores ni sitios de aparcar, sólo quedará la entrada trasera al cole. ¡Y ya están las obras en marcha!

Funcionalidad ante todo

Como sabeis, los maños podemos vivir perfectamente sin infraestructuras y además nos sobra el parné, que para algo nos hemos forrado con la Expo. Así que, como continuación al asombroso éxito de la plaza Eduardo Ibarra (fuente inmensa de felicidad para vecinos y comerciantes), sigo invirtiendo vuestras ofrendas a las arcas púbicas en quitar los innecesarios aparcamientos (¿quién querría aparcar ahí? bah) para poner una explanada de baldosas sueltas con cuatro bancos que son altísimamente demandados, ya que en la pza Tenerías -a 15m- es absolutamente imposible sentarse debido a la gran cantidad de gente que hay siempre. Y eso si los ponen.

Seguro que se revitaliza la zona.

In spanish, please


De siempre he puesto los títulos de los posts en inglés, de aspecto similar al que tienen los capítulos de la serie Héroes, de la que soy protagonista. Ahora hace año y medio que este blog está corriendo con muchos cienes de entradas, y me doy cuen de que cada vez es más jodido buscar un post en particular de hace tiempo, ya que el título no suele ayudar en absoluto. Además, los que no seguís dicha serie al día siempre lo habeis visto como una forma de "querer parecer guay". Y aunque sé que lo soy, no me hace falta parecerlo.

Así que, a partir de hoy, los títulos serán en castellano.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Dead snail

¡Mil perdones! Esta semana he estado un poco ocupado destruyendo y no he podido dedicarle todo el tiempo que quisiera al blog. Pero, ¡volví! En el episodio de hoy presentamos... el Caracol.

Id diciendole adiós

Y en él he podido ser testigo de cómo el monstruo devoraempleos empieza a hacerse notar. Aunque en la tele solo salgan EREs, quiebras de grandes empresas y comités pataleando, el pequeño comercio también existe, y las zonas en decadencia como este centro comercial empiezan a caer. Un ejemplo en vivo y en directo bastante triste:

"Diciembre: Ultimo mes abierto"
Imaginaos la puta gracia que le hará a la señora que sus cuantiosos impuestos se hayan despilfarrado en el pelotazo de la Expo, los barquitos y gilipolleces extremas similares.

Y como este, una larga pedrea de comercios que ya han caido. Fotos de esta misma tarde (click para ampliar):


Las cosas van hacia abajo y rápidamente y, ¿qué es lo mejor que se le puede ocurrir hacer al ayuntamiento? Destruir empleo. Siempre tan acertado.

Vamos a tener un año movidito.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Belén +18

Uno pasa por la plaza del Pilar estos días y se encuentra con un Belén gigantesco.

Los Flanders podrían estar orgullosos

Tiene todo tipo de detalles: Aldeanitos, romanitos, trabajadorcitos, angelitos, animalitos y un sinfín de inocentes elementos que harán de el las delicias de toda la familia. Sobre todo por un detalle en particular:

Disculpe señora anciana, ahora que ha terminado vd. su paseo espiritual, ¿querría usted unas fotos de unos fornidos hombres desnudos?

Que justo a la salida hay un grupo de bomberos vendiendo calendarios de ellos mismos en pelotas. Ahí ahí, primero inocencia, pureza y castidad y a la salida... ¡chichaza! xD

viernes, 12 de diciembre de 2008

Voyeur Garden

Recientemente los ciudadanos pueden disfrutar de una nueva infraestructura que, siguiendo la moda que inició la Expo, es barata, estética, útil y con una gran aceptación (durante mi visita igual habia hasta tres personas en su interior, llenazo total). Me estoy refiriendo al nuevo jardín vertical de las Delicias.

(Primero pongo una foto en la que salga bonito, para que luego no digais)

Exóticos maceteros albergan auténticas maravillas botánicas

Las columnas las debió diseñar el mismo de las farolas de la plaza Eduardo Ibarra, antes de que se le bajara el efecto de la marihuana

O lo que es the same, una estructura que repite los eficientes accesos de la Torre del Agua: una puñetera espiral gigantesca que hace que para subir diez metros tengas que recorrer un kilómetro subiendo cuesta arriba, un hecho que hará que cuando lleguemos a la cima de la estructura maravillemos con especial alegría la sorpresa que allá nos espera.

¿Escaleras? ¿Pa qué? ¡A andar, majetes, que es bien sano!

En los pisos intermedios he puesto bancos con increibles vistas a las columnas, por si os cansais

Este magnífico monumento llamado "mesa del Ikea con basura en su interior y media viga al lado" es nuestra recompensa por estar media hora subiendo. Podeis depositar en él vuestras heces o las colillas de los cigarros.

Pero bueno, hasta aquí no hay nada que llame especialmente la atención. No es más que una de esas absurdas construcciones inutiles que sólo sirven para despilfarrar brutalmente el dinero del contribuyente en algo que el año que viene estará ya cochambroso, ¿no?

Pues no, queridos. Resulta que la auténtica gracia de este gigantesco trasto es que es el auténtico paraíso del voyeur. Como ha sido construido en medio de la calle Delicias, está rodeado de casas por los cuatro costados, y al ser bastante alto pues se ve perfectamente lo que hacen los vecinos desde todos los ángulos posibles, igual que si estuvieramos en un zoo. Cienes y cienes de familias espiables. Evidentemente en las fotos no voy a poner todas las casas por no aburrir, pero creedme, ¡son muchas!

Qué casualidad, todos con la persiana bajada...

Ya no se puede ni ver pornillo en el ordenador con privacidad

Además unas magníficas cañas nos camuflarán de forma que nosotros no seamos vistos

Ya de paso podemos "chocar esos cinco" con los vecinos cuando salgan a regar las plantas, u orinar nosotros en ellas cuando se vayan de vacaciones.

Tras ver esto en una visita a la ciudad, Hitchcock viajó al pasado y rodó "La ventana indiscreta".

Evidentemente estos pobres vecinos víctimas de la imprevisión ya han depositado sus inútiles quejas, pero ya han comprendido que nada van a conseguir, que les ha tocado la china y que su única opción es comprarse unas cortinas en el nuevo Leroy & Merlin. Pero en fín, tampoco es tan grave, peor sería que a alguien se le ocurriera lanzarles piedras a las ventanas (nota a abogados hambrientos, por si las moscas: desde este blog jamás propondremos tales fechorías) xD

Pues ya sabeis, voyeurs míos, para estas navidades os podeis ahorrar ese teleobjetivo de mil aumentos en el que ibais a gastar vuestra extra. Con este maravilloso jardín ya no os va a hacer falta.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Wankers

Este... ¿¿apología de la masturbación??


¡Sacrilegio! ¡Pecado! ¡Hoguera para los publicistas!