lunes, 5 de enero de 2009

Kings of the ads

Hoy vamos a hablar de la espectacular aparición de los reyes.


Eeestee no me refería a vosotros, sino a los Reyes Magos de Oriente, que esta noche reparten juguetes a los niños europeos y carbón y pólvora a los palestinos. Pero antes ni siquiera de realizar su tradicional cabalgata, han aprovechado para hacerle el primer regalo de todos a una empresa privada que fue embaucada para invertir en algo que era un cantado fracaso y a su embaucador, el ayuntamiento: publicidad.

Así, han decidido venir en el teleférico de la Expo, una monstruosa maquinaria diseñada para perder ingentes cantidades de dinero público y privado, a ver si así se revive (aunque sea sólo un ratico) y la gente se acuerda de el.

Tan caro que sólo pueden permitirse subir los reyes magos

Y para hacer esta estúpida curiosa promoción, sus majestades han realizado el recorrido de este demandado medio de transporte, que los ha llevado desde el punto de partida (la nada absoluta) hasta el punto de llegada (la nada absoluta). Una vez han llegado, han dado -junto con una mujer imparcial que nada tiene que ver con el ayuntamiento- un interesantísimo discurso alentador sobre la crisis que, por supuesto, nadie ha escuchado (es que además no se oía nada).

Como es tradición, los civilizados y complacientes padres de primera fila levantan a sus hijos a hombros, haciendo una impenetrable muralla que impide ver nada a los demás niños que están detrás.

Una vez han terminado de hacer promoción en las ruinas de la post-Expo, se han ido a la cabalgata real, la que corta el centro ciudad (total, nadie trabaja ahí) provocando el caos y destrucción durante unas horas. Pero esta vez, en un medio de transporte de verdad, de esos que tienen cuatro ruedas y hacen burrún burrún.

Siento como un mensaje subliminal, como si alguien intentara decirme algo

¡Qué majos son estos reyes! Supongo que algún viaje a la nieve se habrán ganado...

15 comentarios:

  1. Jaja, me ha gustado lo de "la nada absoluta".
    Este acto publicitario me recuerda algo a la ofrenda de flores del 2008 y el medio en el que vino su eminencia D.Belloch Melobebotodo I, me recuerda... Creo que eran situaciones parecidas.
    Bueno, lo de la publicidad en los coches es ya demencial, pero bueno, ya se sabe que donde hay gente, hay (o habrá) publicidad.

    Lo único que me da igual es que corten el centro el día de la cabalgata de reyes porque seamos francos, el trabajador al que le pille desprevenido y le fastidie es que tiene que ser tonto (y SIN perdón).

    ResponderEliminar
  2. Hombre, algo de perdón sí que tienen los trabajadores del centro que al salir de su jornada les gusta volver a casa y esas cosas: el transporte público ha estado desviado y ha habido unos atascos de la muerte, con lo que debía ser jodido volver a casa (y eso no es ser tonto).

    Supongo que será para que nos vayamos acostumbrando a la nueva Zaragoza del tranvía.

    ResponderEliminar
  3. Joder, yo trabajaba en el centro y tenia que pillar un autobus desviado y qué? andaba 300 metros mas, tampoco pasa nada! Si no puedes nunca cortar la circulacion del centro, para que los habitantes RECUPEREN la ciudad, nunca puedes organizar eventos ni hacer nada. Para Pilares os jode menos que corten la carretera, qué raro... lol

    ResponderEliminar
  4. A lo mejor los "habitantes" prefieren RECUPERAR el trabajo, o al menos no perderlo, mientras la administración gasta sus impuestos en tonterias improductivas. Y quizas la cabalgata de reyes sea la más perdonable de los cientos que ha organizado en el triunfal año de la crisis... digo de la expo.

    ResponderEliminar
  5. Pues te perdiste el autobús de tuzsa que cerraba la cabalgata todo iluminado y deseando felices Reyes...

    ResponderEliminar
  6. cel, eres gilipollas

    ResponderEliminar
  7. Gracias anonimo, un argumentazo! jeje

    ResponderEliminar
  8. No es un argumentazo, es verdad, eres gilipollas. Como argumento te puedo decir que el que a ti no te importe que se dificulte hasta imposibilitar el tráfico en media ciudad no quiere decir que a todos les guste la idea. Pero ese argumento no funciona en gente como tu que solo piensa en lo que le viene bien a uno mismo. ¿Porque no se van a hacer la cabalgata a plaza?

    ResponderEliminar
  9. Joder, vaya amargado! Pobrecillo

    ResponderEliminar
  10. Una vez más Sylar has dado en el clavo y tienes toda la razón...

    ResponderEliminar
  11. Y también argumentazo el de Sylar, y muy gracioso, jeje.
    También ha estado muy bien la entrada, sobre todo con la foto del telecabina, que más bien parece el rodaje de una película pornográfica con niños, y todo lo indica la cámara, los niños sentados tan a gusto y el rey mago levantado. Cómo se propaga la pederastia...

    ResponderEliminar
  12. en cuanto a levantado me refería al ya sabeis que, y sustituimos a los dos reyes que hay dentro por dos crios. "Regalito de reyes en el telecabina de la Expo" próximamente en cines rancios. Ojalá fuera verdad :)

    ResponderEliminar
  13. Me pregunto porque no habrán venido en uno de esos maravillosos barcos que surcan el Ebro.
    Ah no, que nunca han funcionado jeje.

    ResponderEliminar
  14. Es que faltaba Leslie Nielsen como capitan de la embarcacion para hacer de ello un proyecto serio.

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.