martes, 17 de febrero de 2009

Transgenic Evolution

Al igual que los avances en genética llevan tiempo abaratando costes y multiplicando la producción en el sector alimentario, la ética y la moral de momento han frenado la propagación de estos avances en otros campos potencialmente jugosos. Hasta este año.

Como cruel supervillano, he decidido dar un paso de gigante en materia transgénica con el estreno de híbridos de velocirraptor y macacos tocahuevos, dotando de una (muy) limitada inteligencia a estas bestias de caza que, aun reportando excelentes resultados, se les podía exigir un nivel más de cualidades estrategas, aprendiendo así a rellenar su cupo de muerte en la sombra evitando innecesarios cara-a-cara y sin posibilidad alguna de réplica, consiguiendo mejores resultados sin sufrir bajas.

El nuevo MonkeyRaptor® es más eficiente. Implacable. Duro. Frio. Inteligente. Más multas por segundo.

Hay que pagar la Expo, los barcos, los despachos, los campos de futbol, los semáforos y las placas de las calles, así que ya los he puesto a currar a todo trapo. Pero, amigos, todo arma tiene doble filo, y esta fiereza unida a un nivel básico de estrategia mental, ha hecho que a mi me cayera una de estas multas aleatorias y absurdas, permitiendome así comprobar la extraordinaria eficiencia de estos despiadados artífices del mal.

Click para agrandar

Recuerdo perfectamente el momento: Era el día de la cabalgata, en el cruce de paseo Mª Agustín con Avda. Madrid. Ya hacía buen rato que habían pasado los reyes, pero aun así el atasco era sublime. El estruendo de las bocinas era atronador. La gente se bajaba del coche o sacaba las cabezas por las ventillas y gritaba, y conforme iba avanzando vi porqué. Había en el cruce un monkeyraptor absolutamente incapaz de contener el tráfico y al que se le subían a la chepa. Constantemente se le colaban coches por todos los lados con lo que no podía dejar avanzar en según que dirección por estar permanentemente taponada gracias a su evidente carencia de sentido común de dejar pasar primero a unos y luego a otros y hacerlos parar antes de colapsar la vía. Esta impotencia provoca la ira del policía (imagino que esto es normal).

Aquí es donde entra la maravillosa inteligencia primitiva del híbrido transgénico. Un velocirraptor normal cabreado no podría haberse enfrentado ante tal marabunta de gente cabreada (tiene todas las de perder), así que una nueva estrategia vengativa es necesaria: Apuntar las matrículas que le pasen por el mismísimo forro de los cojines sin advertencia previa (independientemente de si hacían ruido o no, al menos a mi no se me ocurre pitar con una bestia feroz de estas cerca) y luego, a posteriori, sin posibilidad de réplica y con una hora inventada (al menos en mi caso no coincide), multarlas con un concepto absurdo, de forma que sea mi palabra contra la suya y con un coste ridículo que hace que no merezca la pena gastar esfuerzos en recurrirlas. Porque a ver quién es el guapo que prueba que no excedió el uso del claxon o que la hora es incorrecta (recordemos que la presunción de culpabilidad es imprescindible en este pais).

Si multiplicamos esos 15€ por todos los que sea capaz de apuntar en un atasco, nos da un excelente resultado económico, sin duda. Y para que no digais que soy ingrato con mis trabajadores, vamos a premiar a este macaco. ¡Por favor, Ambrosio! ¡Que le den un jugoso trozo de lomo al número 1626! ¡Buen chico!

Recordad, los siguientes sereis vosotros...

12 comentarios:

  1. Me alegro, te lo mereces.

    Para otra vez; bici.

    ResponderEliminar
  2. Es verdad. Como dice sociopata, bici. Es el unico vehiculo que puede incumplir todas las normas sin que nadie diga nada.

    En cuanto al tonto del semaforo, mas le valia haber usado el boli para coger apuntes en la escuela de tontos, en vez de para apuntar las matriculas de las victimas de su incompetencia para sodomizarlas por partida doble.

    ResponderEliminar
  3. Como no tienen ni puta idea de como dirigir el tráfico pues claro acaban haciendo lo unico que saben, recaudar con cualquier excusa, y si no se la inventan.

    ResponderEliminar
  4. Yo una vez vi a uno persiguiendo a unos niños que estaban en unos futbolines y al cruzar un semáforo casi se lo traga un bus de TUZSA ( al velocirraptor, no a los niños, que esos corren mucho). Aaaayyyy... eran los tiempos de Rudi, cuando los puso a vigilar a pié (Policia de Barrio, les llamó) eran como el fresco del Bimbo, saludaban a los tenderos, llevaban a los niños que hacían novillos a casa y ayudaban a los ancianos a cruzar la calle: Posiblemente estaban cumpliendo con una ilusionante y loable obligación, pero.... desde que les han puesto esas motos tan chulas y tuneadas, y las gafas de sol que no se las quitan ni de noche, esas esposas abrillantadas con "algodón mágico"..no sé.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Tanto insultar al policía... Seguro que más de uno de los que escribís estos comentarios no estáis dentro de la Local porque en vuestro momento no os dió para tanto... Huele a repartidor quemado y a envidioso compulsivo. Por cierto, a más de uno he visto sin gafas de sol. Se pueden equivocar, como todo el mundo; y hay gentuza dentro, como en todas partes, pero merecen tanto respeto como cualquiera. Además, os recuerdo que esta gente no dirige su trabajo, cumplen órdenes, insultar a quienes las dan

    ResponderEliminar
  7. Merecen el respeto hasta que hacen abuso de la autoridad y se dedican a tocar los cojones en vez de hacer lo que realmente hace falta.

    ResponderEliminar
  8. Anonimo, se te olvida decir que tambien huele a "prepotencia condensada", la que subyace en todo tu post.

    Un poli NO se puede equivocar. A un poli NO le puede superar la situacion.

    Que respeten el uniforme y el que no este capacitado, que se meta a repartidor...

    ResponderEliminar
  9. Claro, que se vaya de la Policía, así a lo mejor sacan su plaza y alguno de vosotros puede entrar en la siguiente convocatoria.
    ¡Habría que veros en la Policía! La gente como vosotros, cuando consigue entrar, termina siendo la peor. Son como los ex-fumadores, no hay nadie más intolerante que ellos...

    ResponderEliminar
  10. Por cierto Sylar: el de la foto de arriba (el hibrido) tiene pinta de no ser tan imbécil como otro que yo me se, como para meterse por el centro de Zaragoza con el coche la tarde de la cabalgata de Reyes.
    Te tenían que haber puesto la que te pusieron y otra que pusiera: "Por tonto: 500 euros". Jejeje. Si es que, de dónde no hay...

    ResponderEliminar
  11. El problema real es que no son Policias, me refiero por supuesto a la "Policia" Local, donde estan de madrugada? No estan no hay nadie para recaudar por lo tanto ellos tampoco salen a la calle, la cosa cambia por las mananas esta todo lleno de amarillos y venga patrullas amarillas. No se puede pedir respeto si tu no lo ejerces. Llevas el uniforme SI !, y tambien la pistola SI !, pero dime: QUE HAS HECHO HOY RELLENAR LA LIBRETITA ROSA? Supongo que te iras a casa satisfecho por el buen trabajo hecho. Y TU ERES POLICIA?, JA ! By V.

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.