domingo, 26 de julio de 2009

Tram's flexibility

Como no os veo muy convencidos con la idoneidad del tranvía, con el fin de demostraros que es la panacea he mandado reventar a modo de ejemplo una tubería de Gran Vía y ha habido que cortar un pequeño trocito al tráfico...


Ha sido una putada horrible, porque los autobuses han tenido que detener totalmente su servicio al haber destrozado su carril bus y ser un medio inflexible que no se puede desviar, dejando sin transporte público a gran parte de la ciudad. Sin embargo, cuando venga el maravilloso tranvía, esto no pasará porque gracias a su increible flexibilidad no habrá mas que desviarlo por las calles colindantes, provocando molestias mínimas. ¡Un gran avance!

4 comentarios:

  1. LAS TUBERIAS DE GRAN VIA SON DE FIBROCEMENTO(MATERIAL TIPICO DE LOS AÑOS 60... CON LA SUBIDA D ELA PRESION DEL AGUA EN VERANO POR SU MENOS USO REVIENTA FACILMENTE... con las obras del tranvia cambiaran estas tuberias ...

    ResponderEliminar
  2. Pues eso no es nada, las obras del tranvía empezarán la segunda quincena de Agosto, además se tiene previsto que la afección al tráfico empiece a finales de Septiembre y para finalizar se estima que en Diciembre cortarán toda la Granvía y antes de la fecha estará cortada parcialmente (solo un carril) asi que hijos mios, dejar el coche y a pata.

    Por otra parte mirar el lado bueno, podremos ir al Corte inglés a comprar andando o.. por el contrario nos iremos todos a PLAZA. :)

    ResponderEliminar
  3. Y a mí que me parece todo un plan del maléfico... Lo de la normativa bici me parece que si no fuese por necesidad no lo habrían hecho. Y qué necesidad había? Pues que la gente va a necesitar la bici si se quiere desplazar por el centro con la que van a liar. Estaba todo pensado.

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.