sábado, 28 de febrero de 2009

Everybody's path

Ir con la bici por la acera cada vez es más peligroso, no hay mas que peatones en medio. Por ello, y para descargar a los ciclistas de molestos obstáculos a sortear en las aceras, hemos jodido el estacionamiento de media ciudad para poner un maravilloso carril verde que atrae a todo el mundo y que deja más acera libre para las bicis.

Perfecto para llevar las maletas

O para cargar con la compra

Para dar un paseo dominguero

Muy apropiado para las rubias que patinan a 1km/h

Incluso la maleza se siente como en casa en él

No es lo mismo arreglar el mundo sobre la acera que ahí

Ideal para ir al acuario a ver pescadillos

Si quieres ensayar danza artística, es el lugar óptimo

O para hacer tu trabajo destruyendo la ciudad

Como parking es excepcional

O para intentar que tu hijo muera atropellado, librándote así de la pensión a la ex

Y para meterle mano a tu amiga invisible

¡Y hasta para descansar después de hacer deporte!

¿Veis? ¡Vale pa todo! Personalmente he llegado a ver también abuelos con muletas, gente en silla de ruedas, sillitas de bebé, carritos de la compra, niñas en patinete, etc. Incluso muy de vez en cuando, alguna bicicleta.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Watch your back

Cada vez hay más fauna peligrosa suelta por el Parque del Agua.


Ojo cuando vayais por ahí, vigilad bien vuestra espalda...

Say goodbye

Después de un par de largos años tirando por el water cada euro de vuestros impuestos de vete tú a saber cuántos años, se han decidido por fin a tirar de la cadena. Despedíos de todos ellos, ya son escombros. Tú, lector, tus miles de euros que te corresponden de pagar los lucrativos -y hoy demolidos- caprichitos de unos pocos, transformados en basura.

Con este proceso aseguramos que a Belloch se le ocurra en tres meses que ahí vendría bien construir una pasarela y que hay que rehacerlo todo

Reconforta saber que ha merecido la pena, toda la zona ha quedado preciosa, está perfectamente acabada y sobre todo llena de vida. ¿Qué, hace un bañito termal? ¿O mejor unos hoyitos en el pitch&putt? ¿Un paseo en catamarán, tal vez?

domingo, 22 de febrero de 2009

Liberty Big Park

Después de mi baño en mi piscina de cava del Seminario, me he puesto mi albornoz granate, me he encendido un puro con un billete de 500 y me he dispuesto a contar los millones ganados a base de despilfarrar el dinero de todos... ¡Oh fuck! ¡no es suficiente! ¡Todavía no estamos en completa bancarrota! A ver... que podemos destruir con vuestro dinero... ¡ah ya! ¡el Parque Grande!

Mmmm para empezar... a ver como podemos cagarla... venga, la primera un clásico inmortal de la ciudad namber guan en problemas de movilidad: se prohibe el tráfico en todo el Parque. ¿Y por qué? ¡Por tocar los cojines, amigos! No se gana nada y se pierde bastante así que, ¡adelante! ¡Os jodeis los que no tengais transporte público! Y en particular los trabajadores. Que se vayan al paro los que no puedan ir a trabajar, total, seguro que hay 100 que están deseando esos puestos.

La solución para los trabajadores que vivan lejos es la intermodalidad

Pero eso no hace gastar dinero, sólo es una medida altamente tocahuevos y antifuncional. Para despilfarrar y además joderos bien, la idea es poner literalmente puertas al campo. (si, y la idea sale de gente que se supone que sabe algo sobre medio ambiente). Toma Jeroma. Vallar todo el parque. ¿No se les ha ocurrido también poner semáforos por dentro para el trenecito?

Y con torretas ametralladoras para erradicar la horrible amenaza del botellón

¿Y para qué tamaña gilipollez, os estareis preguntando? Pues evidentemente para poner un toque de queda. A partir de cierta hora el parque será cerrado al público. ¡Es que no se puede permitir que unos peligrosos terroristas de 16 años se les ocurra beberse un vino con cocacola en la hierba! ¡Qué cosas tenemos, por Dios! Y lo que es peor, ¡gente que le gusta hacer footing! ¡O pasear! ¡Intolerable!

Experienciado personal de seguridad cuidará de que el interior permanezca vacío

Señores, un español, cuando se pone el sol, ha de dormir. Si es por vuestro bien, para que podais levantaros con brio a las 6 de la mañana para poder llegar al curro a las 9 en transporte público.

Y como debe de ser en tiempos aciagos para la economía, el costoso estudio del que se han parido estas brillanteces sólo superables por proyectos de navegabilidad y de tranvías, ha de adjudicarse a una empresa de fuera. No sea que algo de dinero se quede en la comunidad. Si eso ya me llevaré comisioncilla, pero vosotros ni un duro.

Pues eso, más de lo mismo. Dejar las cosas muchísisisisimo peor de lo que están, nadie gana, todos pierden, ¡y gastando a lot of pasta! ¡Óptimo!

Oye, ¿y qué tal cambiarle el nombre de Parque Primo de Rivera a Parque del Santo Oficio de la Inquisición?

viernes, 20 de febrero de 2009

No traffic

¡Qué tal, niños! ¡Hoy vamos a aprender una cosa más sobre manipulación informativa! Hoy hemos visto este video en el Heraldo que ilustra de forma bastante realista cómo será el tráfico con nuestro querido tranvía.



¡Oye, pues parece que irá fluida la cosa eh! ¿Veis? No habrá ningún problema en dejar sólo un carril para Gran Vía (irónía de nombre eh) o Fernando el Católico, porque como se ve perfectamente en el vídeo no hay casi tráfico por ahí. ¿Para qué ibamos a querer dos o más carriles?

Psss que mala suerte tengo. Seré el único idiota que pilla los atascos.

Mortal trap

El paseo Echegaray nunca deja de ser fuente de absurdeces bestiales. La de hoy además es una trampa mortal en toda la regla, sobre todo para las bicicletas. Ya me extraña que nadie se haya matado aqui aún...


Observemos detenidamente la foto. Por la izquierda, donde el semáforo, vienen taxis y autobuses que cruzan cuando lo tienen en ámbar. Aceleran y cruzan entre las enormes columnas que sostienen los ornamentales leones, por donde además caben justicos. Ahora bien, al pasar al lado de las columnas no se ve un carajo. Ni el bus/taxi ni el peatón/bici.

Adivinanza: ¿Qué ocurriría si cuando la señora del carrito avance 10 metros sin poder ver lo que viene del puente se le ocurre pasar un autobús por muy despacio que vaya?

Solución: Puré de niño

Además la calidad de la pista es idónea para cortar la huida de la víctima de atropello, no sea que se escape. Especial para bicis y carritos.

Ya sabeis, ¡id con cuidadín!

jueves, 19 de febrero de 2009

Primark Wars

Aunque me encanta corretear desnudo por los pasillos del recién estrenado Seminario y sus suaves moquetas, necesito ropas normales para salir de incógnito. Y hoy ha tocado día de compras. Así que me he ido con mi mayordomo al flamante Pla-za Imperial (recordadme que algún día escriba algo sobre el hazmerreir del monorrail) y, como ya sabeis, me gusta contaros los casos de autodestrucción empresarial que a veces me voy encontrando por ahí. Hoy: Primark.


Es una tienda de ropa barata al estilo de Kiabi o H&M. Vamos, de la típica ropa que al segundo lavado está para tirar a la basura porque el negro se ha convertido en gris a corronchos y con textura textil pareja a la del cartón.

Oh, ¡qué calcetines tan divinos! ¡y en packs de 5! ¡y son tan baratos...!

Bien, he seleccionado unos cuantos artículos (un par de camisetas, unos pantalones con un par de tallas y una sudadera) y me he ido al probador. Hasta aquí todo correcto. Pero al llegar empiezo a ver cosas raras. Primero, veo que hay un probador para mujeres y otro para caballeros. Bueno, tampoco es para tanto. San Escrivá se pondría contentísimo con este avance, pero por lo demás tampoco parece afectar mucho. Pero luego cobra sentido:

Voy a entrar por el pasillo pero de repente aparece el guardián del probador (materializado en una chavala de veintipocos y caracterizada por mí como Robocop) y, con una amabilidad exquisita digna de portero de discoteca y tozudez de militar, empieza a poner restricciones estúpidas.

- ¡Señor! ¡No puede entrar usted a probarse esa sudadera!
- Eee... ¿comor?
- ¡No puede entrar a probarse ahi una sudadera! ¡Las sudaderas se tienen que probar fuera!
- (eh? pero WTF!!) Pero es que quiero ver qué tal me queda con estos pantalones...
- ¡Lo siento señor! ¡No se puede entrar al probador a probarse una sudadera! ¡Tendrá que dejarla aquí!
- Esteee -yo ya mosqueado por la gilipollez- bueno, pues vale, pues la dejo aquí y me la pruebo fuera después.


No te creas que probarte la ropa es tarea facil...

- ¡Alto ahí! -intento entrar otra vez- ¡A ver cuántas prendas lleva usted!
- A ver... e... trescuatrcincoseisss ssiete.
- ¡Señor! ¡No puedo dejarle pasar más que con seis! ¡Tendrá que dejar otra prenda aquí!
- Joder, que dos son la misma, son los mismos pantalones que llevo dos tallas y...
- ¡Lo siento señor! ¡deje una aquí! -dejo la que menos me interesa.

Tercer intento. Me dispongo a entrar con mi mayordomo que me aconseja sabiamente sobre qué tal me queda lo puesto y de repente el bicho este se dirige a el:

-¡Lo siento! ¡No pueden entrar acompañantes!

¿¿Osea que encima si voy con un acompañante que me eche una mano o me asesore no puede entrar tampoco?? ¿Pero estos pretenden vender algo?

Además, al estar en el culo del mundo la tienda esta no hay cobertura con la que comunicarse con los acompañantes que se quedan al otro lado. La estampa es cuanto menos curiosa: La gente pegando gritos intentando decirle algo a los que están fuera, o mejor aun, saliendo al pasillo central todos hacinados (y en calcetines) mientras al otro lado del mostrador los acompañantes veían como podían qué tal les quedaba la ropa... una escena ridícula y surrealista allí donde las haya.

Y ya para acabar de rozar el límite de lo absurdo, si dos que van juntos se prueban ropa a la vez, al primero que acaba lo echan fuera, no permiten esperar al otro dentro del recinto de probadores. Esto lo vería aceptable si hubiera tanta gente que fuera necesario para garantizar la fluidez, pero es que no había nadie.

Llegados este punto desde luego que la decisión de no volver jamás a la tienda ya estaba tomada. Pero aún quedaba un último detalle: Pagar (es que esos calcetines rosas me han conquistado...). En lugar de unas prácticas cajas tradicionales, tienes que ponerte en una fila de borregos en la que una máquina te va llamando para que vayas pasando.

El trato es cálido y familiar

En sí es un método que parece bastante eficiente, pero en la realidad resulta que te pegas 20 horas esperando igualmente y es un trato bastante frío y desagradable. Y ya para rematar, bajo las cajas hay unos preciosos rollos de papel de regalo a 1,5€ que dejan bien clarito que si quieres te lo envuelves tú y además compras el papel. Disuasorio es, dudo que nadie pregunte después de esto si envuelven para regalo, pero ganas dan de decirles que se lo metan por donde el sol nunca les ha alumbrado.

En definitiva, si el trato hubiera sido normal hubieramos comprado muchas mas cosas y, además, volveríamos. Pero en fín, es lo que tiene el que te traten como si te estuvieran haciendo un favor por venderte sus productos...

miércoles, 18 de febrero de 2009

Parkour

Si, amigos. El Parkour está de moda. El también llamado "arte del desplazamiento" es espectacular, arriesgado, limpio y elegante, la gente lo sabe y se pone a practicarlo en la ciudad, algunos bien y otros no tanto.

El problema llega donde siempre: no hay suficientes semáforos en la ciudad, y estos chavales no pueden practicar sus acrobacias a justo sin riesgo a ser atropellados, y no es la primera vez que hay que hacer señalización exclusiva para movimientos urbanos. Después de tantísimas muertes por atropello, al final nos hemos concienciado y hemos puesto alrededor de la estación cruces especialmente acondicionados para ellos:

Así podrán brincar cual gaticos pero sin peligro de atropello

¡Espero que los disfruten! (y gracias a Diego por las fotos)

martes, 17 de febrero de 2009

Cheap asses

La gente ya no sabe qué vender con esto de la crisis...

"Hola buenas, mire quería uno con los mofletes bien gordetes para hacer spanking, a ser posible que no sea muy ruidoso"

Gracias a Luis Mariano por la foto (tomada ayer en Vía Hispanidad). ¡Suerte con el negocio!

Transgenic Evolution

Al igual que los avances en genética llevan tiempo abaratando costes y multiplicando la producción en el sector alimentario, la ética y la moral de momento han frenado la propagación de estos avances en otros campos potencialmente jugosos. Hasta este año.

Como cruel supervillano, he decidido dar un paso de gigante en materia transgénica con el estreno de híbridos de velocirraptor y macacos tocahuevos, dotando de una (muy) limitada inteligencia a estas bestias de caza que, aun reportando excelentes resultados, se les podía exigir un nivel más de cualidades estrategas, aprendiendo así a rellenar su cupo de muerte en la sombra evitando innecesarios cara-a-cara y sin posibilidad alguna de réplica, consiguiendo mejores resultados sin sufrir bajas.

El nuevo MonkeyRaptor® es más eficiente. Implacable. Duro. Frio. Inteligente. Más multas por segundo.

Hay que pagar la Expo, los barcos, los despachos, los campos de futbol, los semáforos y las placas de las calles, así que ya los he puesto a currar a todo trapo. Pero, amigos, todo arma tiene doble filo, y esta fiereza unida a un nivel básico de estrategia mental, ha hecho que a mi me cayera una de estas multas aleatorias y absurdas, permitiendome así comprobar la extraordinaria eficiencia de estos despiadados artífices del mal.

Click para agrandar

Recuerdo perfectamente el momento: Era el día de la cabalgata, en el cruce de paseo Mª Agustín con Avda. Madrid. Ya hacía buen rato que habían pasado los reyes, pero aun así el atasco era sublime. El estruendo de las bocinas era atronador. La gente se bajaba del coche o sacaba las cabezas por las ventillas y gritaba, y conforme iba avanzando vi porqué. Había en el cruce un monkeyraptor absolutamente incapaz de contener el tráfico y al que se le subían a la chepa. Constantemente se le colaban coches por todos los lados con lo que no podía dejar avanzar en según que dirección por estar permanentemente taponada gracias a su evidente carencia de sentido común de dejar pasar primero a unos y luego a otros y hacerlos parar antes de colapsar la vía. Esta impotencia provoca la ira del policía (imagino que esto es normal).

Aquí es donde entra la maravillosa inteligencia primitiva del híbrido transgénico. Un velocirraptor normal cabreado no podría haberse enfrentado ante tal marabunta de gente cabreada (tiene todas las de perder), así que una nueva estrategia vengativa es necesaria: Apuntar las matrículas que le pasen por el mismísimo forro de los cojines sin advertencia previa (independientemente de si hacían ruido o no, al menos a mi no se me ocurre pitar con una bestia feroz de estas cerca) y luego, a posteriori, sin posibilidad de réplica y con una hora inventada (al menos en mi caso no coincide), multarlas con un concepto absurdo, de forma que sea mi palabra contra la suya y con un coste ridículo que hace que no merezca la pena gastar esfuerzos en recurrirlas. Porque a ver quién es el guapo que prueba que no excedió el uso del claxon o que la hora es incorrecta (recordemos que la presunción de culpabilidad es imprescindible en este pais).

Si multiplicamos esos 15€ por todos los que sea capaz de apuntar en un atasco, nos da un excelente resultado económico, sin duda. Y para que no digais que soy ingrato con mis trabajadores, vamos a premiar a este macaco. ¡Por favor, Ambrosio! ¡Que le den un jugoso trozo de lomo al número 1626! ¡Buen chico!

Recordad, los siguientes sereis vosotros...

miércoles, 11 de febrero de 2009

F2

...a ver, abrir calle, botón derecho, renombrar... ah, ¡hola! Si estabais ahí, no os había visto. Nada, estaba renombrando una céntrica calle. Resulta que el General Sueiro fue un franquista que hizo cosas muy feas y, como se lleva haciendo desde hace décadas, hay que eliminar a esta gente de las placas de las calles.

Es por ello por lo que la calle deja de tener ese nombre y, en su lugar, voy de dedicarsela a alguien que sí se lo merece por fundar sectas de ideologías frescas y revolucionarias, ser amante de la libertad sexual y de pensamiento y que ha aportado cosas realmente buenas a la sociedad: San Josemaría Escrivá de Balaguer.

Sólo hay un ente más poderoso que la SGAE, ¿sabeis cual es?

Además también era franquista pero bueno, a ver si así se llevan ya a los sicarios del opus de la puerta de mi despacho...

sábado, 7 de febrero de 2009

El cántaro al final se rompe

Aunque muchos ciudadanos ovinos suelen estar de acuerdo con todo lo que les dicen en la tele y me llaman exagerado y negativo cuando les aviso de la destrucción que van a sufrir, al final el tiempo me da la razón.

-"Hola, sólo quería daros las gracias por vuestro apoyo incondicional"

Aprobaron sin pudor la Expo alegando que Zaragoza iba a ser poco menos que la capital del universo e iba a traer cuantiosas riquezas, aun siendo descarado el afán de algunos por enriquecerse despilfarrando el dinero ajeno. El Pabellón puente y las pasarelas del Voluntariado y la de la estación, pese a no servir para nada, "quedaban bonicos". Lo de los barquitos les pareció un proyecto cojonudo, aunque ahora callan al ver que los pagan con sus nóminas. El Seminario les pareció justo y necesario y no se pararon a pensar en lo que les cuesta de su bolsillo para que cuatro vivan de puta madre (acorde con lo que cobran, vamos). La remodelacion de las riberas del Ebro la consideraron útil y necesaria, aun sabiendo que a la semana ya iban a estar otra vez echas una mierda. El gasto inutil en baldosas sueltas y carísimos semáforos absurdos en sitios deshabitados, pues qué mas da, no queda mal. La plaza de Eduardo Ibarra es un armatoste inservible que estorba y ha costado un ojo de la cara, pero bueno, se callan porque total, ya está hecho. Ven con buenos ojos el nuevo estadio. Apoyan sin paliativos al tranvía, la solución de peor calidad/precio que existe (y la ruina total).

A todos estos zaragozanos que me llamaron boinarosca, antiguo, pesimista, negativo o "carente de amor por lo nuestro", os doy las gracias: Lo conseguí. Sobradamente. Ahora llorad. Fuisteis avisados.

miércoles, 4 de febrero de 2009

By the shadow

Llevo una temporada bastante ocupado y no tengo mucho tiempo para destruir la ciudad, con lo que me complace presentaros algunas actividades de otros supervillanos que trabajan en la sombra pero de forma muy diferente a la mía. Si yo me dedico a una destrucción alternativa como poner más semáforos que calles, estos se emplean en una variante mucho más clásica y efectiva: la fabricación y venta de armas de guerra.

El gran Gervasio Sanchez se ha dedicado desde siempre a retratar lo que consiguen estos destructores.

Todos sabemos que una forma eficiente de esconder algo es dejarlo a la vista de forma que pasa desapercibido. Y así lo hacen. De esta forma, yo me enteré el otro día gracias a un lector que me avisó de ello mandandome unos enlaces (¡gracias A.D!) que se hacía esta actividad en pleno centro de Zaragoza. En la calle Monreal, en la Madalena.

Al ladito de Echegaray y Caballero y del Coso

Hace una semana salía en la agencia EFE que estos angelitos se dedican a fabricar, entre otras lindezas, bombas de racimo. Y si se estira un poco del hilo, ves que también al lado de vuestra casa se fabricaban minas antipersona de esas que dejan a la gente sin piernas. Y que los hilos los mueven ciertos peces gordos... estirad, estirad, ya vereis cuántas cositas salen.

Hasta Greenpeace hizo una serie de actos de protesta. Pero nadie de los que conozco lo sabía, ni la existencia de esta fábrica consentida por cínicos políticos que luego se llenan la boca de paz y diálogo, ni los actos de denuncia (que imagino que no se les daría mucha publicidad en los medios, por motivos evidentes).

Os recomiendo que os leais los enlaces, y en particular que veais el catálogo público de lo que se puede comprar.

Para que luego os quejeis de mi.