domingo, 10 de enero de 2010

Frozen Palace

Al final el tiempo da la razón al que la tiene, y no me queda más remedio que reconocer que estábamos en un error con respecto a la Expo 2008. El rebaño tenía la razón, y realmente éramos un grupo de cazurros boinarroscas antiaragoneses que protestamos por todo y que nos jodía que por fín Zaragoza estuviera en la élite mundial, además de traer cuantiosos beneficios económicos. Reproduzco parte de una noticia que salió el otro día en el Heraldo sobre el estado del único legado de la Expo que no había caido oficialmente en el abandono ni eran públicamente aireadas las chapuzas más bestias vistas en años. Aquí el artículo completo.

El Palacio de Congresos fue uno de los emblemas de la Expo y estaba llamado a relanzar Zaragoza como ciudad organizadora de grandes eventos, pero en estos momentos es un pesado lastre que daña su imagen pública. Desde hace un mes, carece del mínimo servicio de limpieza y seguridad porque la concesionaria, un grupo de empresas de Barcelona, lleva medio año sin pagar. Los problemas no quedan ahí, ya que miles de congresistas y espectadores de los actos programados han sufrido el intenso frío que reina en el auditorio, además del cúmulo de goteras de un edificio que costó más de 60 millones al Gobierno de Aragón.

Irreductible aragonés pro-expo momentos antes de abrir en canal a un tauntaun para mantenerse en calor durante un concierto

[...] A la lista de deficiencias se unen los propios aseos, ya que solo existen seis inodoros para señoras en el auditorio (con un aforo de 2.700 personas) y parte de ellos llevan meses inutilizados, según apuntaron varios testigos a este diario. A este respecto, José Luis Laborda señaló que solo hay uno fuera de servicio: "Eso no es del todo cierto. Un inodoro de señoras se partió hace unos meses, pero no se ha podido reponer aún porque es de un diseño concreto, y de eso se encarga la constructora del edificio. Las cosas van lentas y lo lamento, al igual que solo haya seis baños en el vestíbulo. Pero este problema es de diseño", añadió.


La cola para ir al baño dicen que es mayor aún que la del paro

[...] La situación ha provocado un hondo malestar no solo en los miles de congresistas y espectadores que han sufrido las condiciones del edificio, sino de las empresas organizadoras de eventos. El Instituto de Empresa Familiar organizó un gran congreso en noviembre, con la asistencia del ministro José Blanco, el presidente del PP, Mariano Rajoy, y de la presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, y se tuvo que clausurar el auditorio al caer (sin daños personales) una placa del techo. Los asistentes y los principales conferenciantes acabaron en una sala más pequeña.

Declaraciones de José Blanco en dicho congreso, durante la insufrible espera para ir al baño (no hay más que ver la cara de dolor del de atrás) y tras sortear los cascotes que caen del techo. Dimos una impresión cojonuda, sin duda.

El director de la Asociación de Empresa Familiar de Aragón, Alberto Falcón, y varios directivos señalaron que la imagen que se trasladó de Aragón fue "lamentable" porque al incidente se añadió el "frío" del primer día del congreso, los "escasos y dañados" aseos y el "horrible" café y la "más que discreta bollería" del cáterin contratado con el propio Palacio.

Sí, sin duda esto son los lingotes y alhajas que nos iban a llover con la visita de Fluvi, desde luego somos la envidia internacional (sobre todo después de batir en el Guinness de los records la baja temperatura, cercana al cero absoluto y sólo superada por el frío glaciar del teatro Arbolé). A ver cuánto tarda en caer también el Hiberus, del que por cierto corren rumores que se le van a quitar una estrella... pero cómo son tan malvados, con lo bonico y bien hecho que está.

7 comentarios:

  1. Me tocó trabajar en este evento, como creo que ya comenté una vez, y la verdad es que casi todo fue una verguenza. después me arrepentí de haber formado parte de una exposición internacional que ha dejado un legado completamente nulo.

    ResponderEliminar
  2. Hmmm, no se si nulo es la expresión mas acertada, yo diría "legado negativo" porque me parece que nos ha dejado algún agujerico que otro...
    Yo personalmente digo lo que digo siempre, la expo tenía cosas bonitas y curiosas y podías pasartelo bien y tal, yo mientras estuvo la visité varias veces, no obstante, no era partidario de la misma, pero tampoco vas a boicotear algo que ya no tiene arreglo...
    Yo siempre lo veo de esta forma, seguro que si montás un fiestón que te cuesta un ojo de la cara en tu casa te lo pasas genial, pero, ¿tienes dinero para montar el fiestón?
    Sylar, tu que llevas al día los numericos, ¿me echas una mano?

    ResponderEliminar
  3. Es lo que tiene hacer una expo de cartón-piedra.

    ResponderEliminar
  4. Es lo malo de dejar a los políticos hacer las cosas. Cualquiera de nosotros lo habría hecho mejor, joder.

    ResponderEliminar
  5. Ojalá hubiera sido un legado nulo. Para mí fue un desencuentro definitivo con la ciudadanía de Zaragoza, que demostró su borreguismo más cateto y sonrojante en una aplastante mayoría.

    Pero bueno. Como ya no me siento de aquí, puedo leer todas las subnormaladas que se hacen sin hacer mala sangre. Eso está bien.

    ResponderEliminar
  6. Yo alucino cada vez que alguien duda del legado de la Expo2008. Un legado completamente nulo? Vamos hombre no me jodas, no será precisamente en infraestructuras... O nadie se acuerda de cómo estaban las riberas antes? o la terminal del aeropuerto? o el 4º cinturon? O un largo etc. de cosas que en Zaragoza no habríamos visto sin el dinero extraordinario de papá Estado.

    Eso no quita, claro está, que lo del palacio de congresos está siendo una cagada. Como están habiendo muchas (mi preferida es la de los barquitos del Ebro jeje). Pero de ahí a dudar del beneficio de la pasada Expo...

    ResponderEliminar
  7. Lo que es lamentable es que haya que hacer una Expo o cualquier otra mierda de evento para tener unas mínimas infraestructuras.
    Con todo el dinero que se ha tirado en la Expo seguro que podían haberlo construido todo.

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.