miércoles, 13 de enero de 2010

Slippery way

Si os estabais preguntando dónde va a parar el hielo que se ahorra en usar pistas de patinaje de plástico mortales, hoy me he encontrado de bruces con la respuesta. Pues en el carril bici, señores.

Todavía debe estar la marca de mi culo rodando por ahí

Este elemento verde que no deja de sorprendernos día a día con nuevas funcionalidades, resulta que tiene una peculiaridad para disminuir el rozamiento de forma máxima para facilitar el viaje a los usuarios: a media mañana, a seis grados centigrados, mientras la acerca está mojada sin hielo, la calzada mojada sin hielo y lleva horas haciendo sol, no me pregunteis porqué extraña razón cientifica pero el carril bici consigue mantenerse completamente congelado, siendo además completamente invisible para el ciclista. Así, ya no sólo podemos disfrutar del menor agarre posible en días de lluvia gracias a la pintura deslizante, sino también los días fríos.

Esta congelación además no era puntual, sino que estaba en la totalidad del carril bici de detrás de la estación. En cuanto me he metido la hostia, otro ciclista muy majo me ha dicho "macho, ni se te ocurra pisar cualquier carril bici cuando ha helado por la noche, tu ves por la acera porque están todos helados hasta tarde y no se descongelan así como así, la acera sí".

Bonita forma de fomentar el uso de la bici. Por supuesto, me he vuelto por donde he venido y he cogido el coche.

11 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Disculpa, me equivoqué en el anterior comentario. Lo del carril bici es un problema suficientemente grave del que el ciudadano todavía no es consciente. El hielo que comentas es una desventaja invernal más que se suma a un buen cúmulo. El carril bici que hay en Camino de las Torres ya se ha cobrado varios accidentes (tres). La historia es fácil. Las personas mayores que tienen que cruzar por el paso de cebra situado frente a Pedro María Ric deben de esperar bajados de la acera a que cambie el semáforo y se ponga verde. Probablemente los que diseñaron el carril ignoran que a éstas personas a penas les da tiempo a cruzar en la franja de tiempo que el semáforo está en verde con lo que se ven obligados a esperar bajados de la acera, esto es en mitad del carril bici...por cierto, al lado de una maravillosa parada de autobús. Pero lo del hielo reconozco que ha estado muy bien y además he comprobado que es real...aunque todavía no me he caído ya he estado a punto de hacerlo. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo insisto, calzada, calzada y calzada. Y que le den al carril bici.
    Zaragoza, por más que digan nuestros políticos, no es Madrid, París o Londres. Aquí se puede ir por la calzada muy bien, sin tan apenas problemas y conflictos, especialmente porque los conductores son bastante respetuosos con el ciclista. Yo voy a diario (sí, estos días de frío también) con la bici y si respetas y sabes circular como si fueses un vehículo más, te respetan (otra cosa es los conflictos puntuales que tienes elijas el medio que elijas).
    Eso sí, el carril bici, si puedo evitarlo, lo evito.
    Y precisamente, hoy, a media mañana, yendo por Domingo Miral, una vez más ha vuelto a pasar. Con coches por delante que iban más lento de lo que yo suelo ir (encabezaba la marcha un camión con un contenedor de restos de obra), yo he seguido por la calzada en vez de pasarme al carril bici que va por detrás de las piscina gran vía. Pues otro inútil que me ha pitado (señal que me hacen a menudo instándome a que me pase al carril bici). Yo ya no sé qué parte no se entiende: no estoy obligado a circular por ahí, en especial, porque tiene más peligro que cualquier otra zona de circulación.
    Ahora me confirmas que he hecho bien en no pasar al carril, porque si allí también llega a haber hielo, la hostia no me la quita nadie.

    No al carril-bici zaragozano.
    Sí a imitar modelos positivos (Chicago).

    ResponderEliminar
  4. Vicentico, yo iba muy amenudo por la calzada y de respeto, bien poco era el que me tenían los coches. Si no me han atropellado ya, no se porqué ha sido, pero iba realmente acojonado, y circulando bien.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Pero es que lo estáis enfocando mal. A menor rozamiento, mayor velocidad de las bicis.

    ResponderEliminar
  6. La pintura blanca de los pasos de peatones, en cuanto se moja (mínimamente) se convierte en una trampa. Eso lo saben todos los motoristas desde hace décadas. Supongo que con la pintura verde (¿por qué habrá que pintar los carriles bici de verde, si se ven muy bien con las marcas que indica la ley?) ocurre lo mismo. El caso es que en el Reino Unido las pinturas que se ponen en el suelo no resbalan. Los carriles bus son todo rojos, llueve todos los días, hiela, y nadie se cae... ¿Por qué no se puede importar la fórmula de esa pintura? ¿Será que la quieren toda para ellos, los muy piratas? ¿O será que no nos da la gana suprimir peligros? Supongo que la cosa tendrá enjundia, pero nunca lo he entendido. Si las soluciones existen, se aplican, que la gente se descoña mientras tanto.

    ResponderEliminar
  7. La pintura de los carriles bici no es la misma en todos. El carril bici de Vía Hispanidad resbala muchísimo mientras que el de Sáin de Baranda aunque llueva sigue teniendo agarre suficiente.

    ResponderEliminar
  8. No has adjuntado ningún vídeo de la hostia que te has metido? (eso generaría más comentarios!).

    Y siendo "serios", lo del carril bici es una chapuza!!!

    ResponderEliminar
  9. En Camino de las Torres a la altura del Boston están cerrando el Lidl porque no pueden descargar los productos, gracias a la acera gigante (la parte nueva no la usa nadie) y al carril bici por el que tampoco va nadie, que se han chupado un carril por cada sentido.
    Apunta 4 o 5 parados más y un supermercado que iba bien que cierra por hacer las cosas mal el Ayuntamiento.

    ResponderEliminar
  10. jajaja, tienes cierta fijacion con el carril bici, eh?

    Aqui donde vivo yo, pon un carril bici, para que todos los catetiles de mi ciudad de a pie, se pongan a andar por el... asi que a nosotros nos dejan la acera...

    O en la via verde por ejemplo lo mismo, a la peña solo le gusta andar por el carril bici.. y claro se nos llenan ambos carriles de señoras de 4X4 que encima se ofenden si les tocas el timbre...

    Yo ya he pasado de tener educacion en estos casos, asi que... me da por decirles de todo, para a ver si con un poco de suerte, "Pillan" que el carril que esta pavimentado es para los biciclistas...

    ResponderEliminar
  11. Extraña ciudad en la que los ciclistas quieren un bordillo que los separe de las aceras y los tranvías quitan los bordillos para mezclarse con los peatones. Todo el mundo sabe que un tranvía circula entre los peatones de forma mucho más natural que una bicicleta,¿o no era así?.

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.