miércoles, 22 de septiembre de 2010

Real big mouth

Hay gente con la boca grande. Muy grande. Enorme. Como un rascacielos. Y lo peor de todo, que la usan. Como Salvador Sostres para El Mundo, el día después de morir Labordeta para más cachondeo, que si ya de por sí es una falta de respeto aún más el día después del fallecimiento.

EPIC FAIL: En un día ha logrado pasar de ser un mediocre desconocido a que 7.000 usuarios de Facebook (y creciendo a velocidad de vértigo) lo voten como gilipollas del año

AVISO: No leer haciendo la digestión

España después de Labordeta

20SEP 2010 07:14

De verdad que me sabe mal que Labordeta se haya muerto y de verdad que le tenía un cierto cariño. Siempre me pareció demasiado tosco, pero insisto: tosco con cariño. Descanse en paz, amén, y todas esas cosas en las que él no creía pero que espero sinceramente que Ellas sí crean en él.

Dicho esto, hay que poner sobre el tapete algunas cuestiones. La primera es que es muy lamentable que todos nuestros cantautores sean comunistas. Esa cosa tan casposa del puño cerrado y de la equivocación sistemática, sin la más mínima decencia intelectual que les lleve por lo menos a reconocer que la economía de mercado les ha ido maravillosamente bien para engordar sus arcas. Es una lástima que uno tenga que pensar, cuando escucha algunas de las bellísimas canciones de Aute, de Sabina, de Lluís Llach o de Serrat, que en el fondo hablan de otras cosas.

La segunda cuestión es la mochila. Ahora que Labordeta ya pasó, hay que empezar a superar la mochila y el concepto de la excursión. Todo este gusto por lo rural y por el “contacto con la naturaleza” no lleva a nada bueno. Reblandece los espíritus y nos vuelve coñazos y cursis. Además de profundamente insinceros. Hay demasiados bosques, demasiados caminos, demasiadas rutas. En la mayor parte del territorio español falta asfalto, casinos, cines, bares que cierren tarde con pianistas imposibles. Faltan coctelerías, grandes restaurantes, carreteras como Dios manda, túneles para no tener que dar tantas vueltas. Todos esos inquietantes paisajes por los que Labordeta caminaba remiten al atraso, a lo ancesatral, al tercermundismo de donde venimos. Hay que llevar la civilización a todos los rincones de la geografía de los países avanzados. Es barata y de cobardes la retórica de los pajarillos que cantan por la mañana. Hay que ponerse a trabajar, abolir el campo y crear más y más ciudades. Como una higiene. Como el gran pacto de usar desodorante.

Y como consecuencia directa de la segunda cuestión viene la tercera. Desaparecido Labordeta es hora que desaparezcan, también, todos aquellos productores de quesos que promocionaba en sus programas. No hay nada tan peligroso para la salud pública como los productos que vienen “directamente de la granja” y que incluso presumen de no haber pasado por ningún tipo de control. Nada. “Directos de la granja”. Esos huevos “directos de la granja”, ¡cuánta salmonela han dado, cuántos retortijones, cuántas noches en las urgencias de los hospitales pensando que de tanto defecar se te iba a escapar hasta el cerebro!

Labordeta fue siempre un buen hombre. Un buen hombre totalmente equivocado, pero un buen hombre. Su “puño cerrado” y en alto del que tanto presumía fue siempre un escarnio a los millones de muertes que su ideología ha causado. Sus canciones van a sonar por última vez el día de su funeral y tal vez en algún documental de La 1 cuando dentro de muchos años vuelvan a mandar los socialistas.

Su ruralismo de mochila y botas es precisamente lo contrario de lo que necesita España, que ya ha tenido bastante de perder el tiempo mirando árboles y se tiene que poner de una puñetera vez a trabajar.

¿Qué? ¿A que revuelve el desayuno?

lunes, 20 de septiembre de 2010

Too Late


Hoy le dan a Labordeta la Medalla de Aragón a título póstumo. ¿Es que no han tenido años de sobra para concederle el honor en vida, que lo tenía más que merecido? Se la tenían que haber dado a él, no a su ataud. Tarde.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Venezia II

¿Os acordais que hace unos cuantos meses el ayuntamiento se gastó unos cuantos milloncetes en levantar toda la avenida de Madrid y parte de la avenida de Navarra para quitar toda la instalación que había y poner una nueva para que no hubiera más reventones? Pues muy buena la obra eh, este mediodía el mayor de toda la historia, con varias calles inundadas...

Gracias Jorge por la foto... aunque me dice que no hace justicia, por otros sitios cubría hasta la rodilla

Sres. del ayuntamiento, excelentísimos destructores de la ciudad, ¿serían ustedes tan amables de encender sus altavoces y pulsar este botón?



Y cuantas más veces, mejor.

Actualización: Jorge me ha mandado otra foto...

¿Es un barco? ¿Es un pulpo? ¡No, es una bici! (o lo que queda)

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Lazing around

Ya sabemos que en España tenemos el merecido estereotipo de vagos, perezosos, desorganizados, inproductivos, mediocres y poco eficientes, es algo que se ve a diario y que cuando comparas con países civilizados salta a la vista cantidad. Pero hoy acabo de ver algo que supera lo superable, and the winner is: Correos.

Es una orden

Lo de Correos es un caso tan curioso como el de Renfe. Las privatizaron esperando quitarse un muerto que espabilaran un poco y que cambiaran esa mentalidad de funcionario cuya neurona suele estar ocupada en pensar el tiempo que queda para el siguiente café por otra mentalidad proactiva en la que pusieran un mínimo interés en el trabajo que estaban haciendo, que tanto Corrersus como los de los trenes no dejan de ser servicios fundamentales.

Pues no. Fracaso rotundo y absoluto en todos los aspectos. Después de privatizadas, siguen haciendo básicamente lo que les da la real gana ofreciendo un servicio tan jodidamente malo como la cobertura 3G de Orange en esta ciudad. Y ya es decir. El caso de Correos además es digno de estudio porque ya no es que tenga mucha competencia, es que a poca gente conozco que se le ocurra enviar algo por este hazmerreir de la paquetería y ni con esas se ven visos de mejoría. Todavía no se han enterado de que ya no son funcionarios.

¿Y porqué hago esta entrada, si ya sabemos todos que son horriblemente lentos, brutos con el manejo de la mercancía y extremadamente desagradables en el trato con el cliente? Pues porque han batido el record. Mirad el aviso de llegada que me ha llegado.

Click para ampliar

Como podeis ver, aparece bien claro que el horario de la oficina es hasta las 20:30. Y que no aparece ninguna referencia más al horario. Bien, pues ya que tienen los cojones como sandías de grandes de no llamar para quedar a una hora en la que estés, como con muchas empresas de la competencia desde hace años, me he acercado a recoger mi susodicho paquete.

Y... oh surprise! La oficina estaba cerrada. ¿Y porqué? Porque alguien sin muchas ganas ha pensado que el término "horario de verano" es para tomárselo al pie de la letra y aplicarlo de principio a fin de la estación estival, hasta el 19 de septiembre, haciendo que la oficina abra solo por las mañana y ofreciendo un servicio papupérrimo al sufridor cliente que, por si no se han dado cuenta estos linces, suele trabjar por las mañanas. Y a lo que viene esta entrada:

Imagen insertada aleatoriamente, sin ningún significado en especial.

¿Tanto costaba indicar en el aviso de llegada del horario real y no poner explícitamente uno falso? ¿Me teneis que hacer ir hasta allá, uno de los sitios más difíciles para aparcar de la ciudad, sólo para decirme con un cartel en la verja que os tocais los cataplines más de lo habitual, a dos manos y hasta casi octubre y que no voy a poder recoger el paquete hasta vete tú a saber cuando porque tengo cosas que hacer por las mañanas? ¿Se han parado a pensar en qué consiste prestar un servicio correctamente?

Todo sea por hacer honor a los estereotipos...