viernes, 29 de octubre de 2010

Pacific city

Vaya, estábamos equivocados. Las brillantes mentes del ayuntamiento nos lo dijeron y no les creímos, pero tenían razón, lo reconozco. Por fín un tráfico pacificado, donde la gente puede pasear tranquilamente sin ruidos, sin contaminación y disfrutar de la ciudad del tranvía.


Espero que las familias de los muertos que haya por culpa del estorbo del tranvía vayan a agradecérselo personalmente al alcalde.

jueves, 21 de octubre de 2010

Sinde-volución


Vale, y ahora que un tribunal de la UE ha sentenciado que el cánon tal y como se lleva aplicando 7 largos años es ilegal... ¿cómo piensan devolver esos cientos de millones de euros estafados hasta ahora y repartidos equitativamente entre los sufridos autores? En principio dice que NO se puede cobrar para personas no físicas, y como hasta ahora no hay forma de saber qué se ha cobrado a quién, lo justo es devolverlo todo.

Seguro, segurísimo que no se les ocurre que la SGAE financie cada dispositivo digital con la misma cantidad que hasta ahora está cobrando hasta que devuelva cada céntimo robado a los españoles.

Y seguro también de que hasta que Sinde encuentre una forma de aplicarlo adaptándose a la legalidad, siguen cobrándolo a todo el mundo. Y qué menos que después de este revés dejarlo de cobrar inmediatamente, ¿no?

O bueno, igual marean a los de la UE también unos cuantos años diciendoles que son unos ignorantes con bajo nivel cultural.

domingo, 10 de octubre de 2010

La cultura que interesa y la que no interesa

Hace ya unas semanas (perdón por el inexcusable retraso) ToxicWolf me informó del lamentable estado que lleva el caso Devizio. Este local, referencia del mundo del rock en Zaragoza y diría que en Aragón, conocido por todos, llevaba meses de peleas con el Hayuntamiento y su curiosa gestión de las licencias.

Esto NO es lo que interesa

La que intenta ser capital europea de la cultura en 2016 (¿de qué cultura?) ya no sólo se divierte en poner las mayores trabas posibles en que una sala insignia como ésta no pueda ofrecer conciertos en directo. Conciertos, por cierto, subvencionados paradójicamente para mayor ridículo por este mismo ayuntamiento y que entraban dentro de un programa municipal. ¿Quizás al ser una cultura alternativa, oscura y no ajustada a la industria comercial no interese? Habría que ver qué pasa si en las mismas condiciones algunos hosteleros promocionados por la clase política (desinteresadamente, no vayais a pensar mal) desean una nueva licencia para hacer otro pub pijo, comercial, snob y posiblemente de calidad más que cuestionable. O si, mirandolo a la inversa, trataran de abrir un Devizio enorme en las playas o a las orillas del Ebro enfrente del Pilar. Si, habría que ver qué pasa.

Esto SI es lo que interesa

Bien, pues habiendo tirado la toalla con respecto a lo de los conciertos, el Devizio ha intentado volver a escena siendo, como alguna vez también lo fue, un pub. ¿Y sabeis qué? Que, rechazando la petición para adecuar el local a determinadas normativas (juego limpio eh), han logrado que siga con las puertas cerradas, esperemos que no para siempre.

El juego no puede ser más sucio. Mientras esta gente, que se han ganado a pulso ser de los mejores de la comunidad en una cultura underground, se le ponen las trabas más estúpidas tratando que no salgan a flote, habría que ver qué trabas tienen y cómo cierran Interpeñas por incumplir media normativa para traer también conciertos en directo de gran valor cultural, como Camela. Pero no es así porque no la incumplen. Lo harían si no hubieran tenido el descaro de hacerles su propio apartado en la norma que permite forrarse a una iniciativa privada a costa de hacer competencia desleal con la hostelería (suelo regalado, transporte regalado, carta verde para limpiarse el culo con los límites y pequeños detalles como la vista gorda con el aforo) y de hacerle la vida imposible a los vecinos. Si leeis el enlace, esta excepción metida con calzador se llama disposición segunda. Deposición segunda, diría yo.

Cuando les interesa, la normativa tiene otros usos

O mejor aún, me gustaría ver esa férrea dureza con el Espacio Z, organizado por el mismo ayuntamiento que se dedica a cerrar salas por gilipolleces mandando a mucha gente al paro. ¿No se supone que el que diseña las normas y vela por que se cumplan debería dar ejemplo? Pues parece ser que no. Pero como ellos mismos redactan el texto que luego no van a cumplir ya se cuidan bien el culo para poder hacer más burradas que nadie impunemente. Cómo se nota que los de urbanismo no tienen la carpa debajo de casa y tienen que levantarse a las 5am para ir a currar. ¿Por qué nadie protege a los afectados? ¿Por qué no se toman medidas para insonorizar? ¿Cómo se puede llegar a este grado de podredumbre?

Por cierto, con respecto a esto del ruido, el Devizio es una de las salas mejores insonorizadas y durante décadas no ha tenido mayores problemas al respecto. Qué ironía, ¿no?