miércoles, 20 de abril de 2011

A clockwork orange

Leo en el Heraldo de hoy:

Tres jóvenes agreden a un indigente con su propia muleta en el parque Bruil

"Por causas que se desconocen, tres jóvenes -según los testigos, menores de edad-, se acercaron al indigente, que estaba sentado junto a un árbol comiendo algo, y, sin mediar casi palabra, uno de ellos le cogió la muleta que llevaba y comenzó a golpearle con ella en la cabeza y en la cara."


¿Que porqué me ha llamado poderosamente la atención? Porque es, exactamente, el comienzo de La Naranja Mecánica. Da que pensar, ¿no?

12 comentarios:

  1. Si, pero ahora oyen tecno - regeton y dicen "co, metele al abuelo, co....jaja".
    Ultraviolencia, la misma .... Fight!!!

    ResponderEliminar
  2. Unas hostias les daba yo a ellos si pudiera también...

    ResponderEliminar
  3. menuda somanta de ostias se iban a comer si los pillara yo.........>_< niñatos de los cojones.....

    ResponderEliminar
  4. Y qué tal si los ponen a limpiar el puente del Tercer Milenio con bastoncillos de los oídos?
    Eso sí sería Educación para la Ciudadanía.

    ResponderEliminar
  5. No nos queremos dar cuenta pero todo influye; EDUCACION (sobre todo) forma de ser, familia, amigos..etc. Pues seguramente ya nos podemos imaginar que clase de jovenes son no? la generacion del 'co'. Gente que hay que meterle caña pero el sistema no nos deja, les 'protege' porque son 'socialmente debiles' y sobre todo hay que proteger al menor.

    Sin comentarios.

    ResponderEliminar
  6. He escuchado en la radio que estas agresiones son muy habituales, y que la mayoría de los indigentes las están sufriendo hace tiempo de forma continua, pero practicamente ninguno las denuncia, y mucho menos la prensa.
    Si ya me ha parecido lamentable este incidente, el que se esté convirtiendo en cotidiano, me parece gravísimo y que la policia o la justicia no actue de oficio y la prensa lo ignore sistemáticamente, intolerable.

    ResponderEliminar
  7. Me gustaria saber a mi donde pasan estos y sus familias la Semana Santa...me parece que no me iba a equivocar mucho si pienso que la pasaran dandose golpes en el pecho.

    ResponderEliminar
  8. Lo increible, es que con estas cosas, como con casi todo lo que pasa en la ciudad,limpieza, botellones, quemas de contenedores, etc, estemos optando a querer ser capital cultural en el 2016....cultural de que????
    Da grima ver la morralla de juventud que camina y circula con sus bugas tuneados por las calles como zombies descerebrados.Y por supuesto que también los hay muy majos, pero esta basura es la que domina en este momento.

    ResponderEliminar
  9. los de los bugas tuneados,no se dedican esto ,estan entretenidos con sus bugas,es la falta de atención de los padres,que dejan su educación en manos de guarderias colegios chachas o abuelos y no les enseñan la palabra NO

    ResponderEliminar
  10. Necesitarían un castigo ejemplar y al mismo tiempo algo educativo que les aporte algo al cerebro, si es que lo tienen.
    Se me ocurre por ejemplo ponerlos a jugar al ajedrez...¡¡¡síiiii!!! en esos "tableros" de la Gran Vía tan cómodos para una partida larga. Digamos que estén ahí sentados como cinco horas cada tarde... De lo del cuadro negro a la derecha, tranquilos que fijo que no se dan cuenta.

    Bromas a un lado, qué pena de gente. Qué horror.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Hoy sabado otro accidente del tranvía con un coche, ya lleva como una hora el servicio parado. Si llega a ser laborable nos descojonamos todos. Fuera tranvía ¡YA! Belloch dimisión inmediata

    ResponderEliminar
  12. Aun que éste dato no justifica ningún tipo de agresión, al carrilano que recibió la paliza le llamé la atención en una ocasión por que se pega el día dando la brasa a todo el que se cruza con él con rollos racistas y xenófobos.
    Por la noticia, supongo que se lo dijo al menos indicado. Da mucha pena ver cómo gente que está jodida le echa la culpa de su situación a los inmigrantes, cuando, la mayoría de ellos no hubieran llegado tan bajo si hubiesen llevado una vida más ordenada.
    Por otro lado, esa discriminación positiva que aplican algunas instituciones como el Albergue hacia los forasteros no les hace ningún favor a la hora de (qué palabra más fea) integrarse.

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.