sábado, 26 de febrero de 2011

110

Parece que a nivel nacional por fín están aprendiendo de los pesos pesados de aquí, pero la verdad es que hasta llegar al nivel de absurdez de los 10km/h del Balcón de San Lázaro o los radares a 30km/h, aún les queda muuuuucho por aprender.


Con estupideces como esta o la prohibición total del tabaco reconozco que los progresos son notables, pero anda que no os queda para igualar al faraón...

jueves, 10 de febrero de 2011

Tramgeddon

Acojonante foto la que sale hoy en el Heraldo a colación de la inserción de impertinentes voluntarios repartidores de panfletos que te dicen que tu actitud no es la correcta:

Versión sobre raíles del Carmageddon

¿De verdad de verdad este insulto a la seguridad es lo mejor que se les ha ocurrido? Y como bonus: ¿Clavan miles de semáforos absurdos por toda la ciudad para que pase un peatón cada tres días y luego se cascan un tren por medio de una de las aceras más transitadas de la ciudad sin ningún tipo de protección? ¡Un aplauso señores! ¡Cada día se lo curran ustedes más!

miércoles, 2 de febrero de 2011

Forks and dishes

La Octava Maravilla ya lleva unos días rodando y acabo de ver en el blog de Chusanch que ha colgado un video de las pruebas Valdescombrera. Me parece un video bastante interesante, deja a la vista bastantes puntos que creo que van a dejar con la boca abierta a muchos ingenuos...



Lo primero de todo, y lo más importante, que tras haber machacados en comunicados, webs, prensa, tele o folletos repartidos por voluntarios conque el tranvía iba a ser silencioso, ya es bastante evidente que esa afirmación es más falsa que un Judas de madera, y que si en todas partes donde han pueso tranvía hay protestas vecinales en plan bestia será por algo.

Ingeniero de CAF diseñando sonidos para el tren chuchú

Pues ya ven ustedes, el tranvía es tan silencioso como una jodida orquesta sinfónica compuesta de decenas de tíos frotando la punta de un tenedor contra un plato, excepto uno que toca la campana como medida de seguridad por si acaso alguien del barrio aún no lo ha oído.

Aunque tal placer auditivo pudiera ser ya suficiente como para desquiciar en tiempo record a los vecinos de cualquiera de las casas que veis en el video, no, no es suficiente. Es necesario terminar de desquiciarlos y amargarles la existencia con el arma más mortífera de la que dispone nuestra ciudad: Chorrocientos semáforos sincronizados como el culo.

Dos cosas al respecto. Va, poned el video otra vez un momentico y fijaos que la sincronización semafórica esa con la que tanto se les llena la boca a algunos está pensada fatal: El tranvía puede pasar pero sin embargo el coche que va circulando en paralelo lo tiene rojo. ¿Y porqué no se aprovecha para que pasen también los coches? ¿Tan dificil es pensar un poquico?

Y la otra cosa es la sincronización en sí, lo vemos en la parte final del video. Joder, fijaos bien, el primero se pone en rojo, el segundo está en verde y el tercero está en rojo también,con lo que se van alternando, consiguiendo así el triple combo al que se nos tiene tristemente acostumbrados en esta ciudad: En 100 metros te puedes comer tres semáforos en rojo, sin tráfico, sin peatones (y alguno de ellos sólo para éstos últimos, sin cruce). Es que cualquiera que sepa hacer una O con un canuto podría sincronizarlos mejor. Bueno, a no ser que lo que pretendieran es hacer un emulador de atascos de gran ciudad y/o tocar los cojones, objetivos que cumplen con creces. Normal que la gente directamente los ignore y se los salte como si nada, es que al tercer rojo seguido dudo que haya un sólo conductor sin crispar y que no haga una conducción mucho más agresiva.

Si por si todo esto fuera poco, me gustaría hacer notar del tren chuchú lo rápido que va. Si hasta casi alcanza las increibles velocidades del tren de la bruja de las ferias. Pues si sí, qué gran mejora con respecto al autobús. Dónde va a parar.