viernes, 29 de abril de 2011

Foreigners Go Home!

El tema del día: Cuando parecía que el ayuntamiento dificilmente podría dar más vergüenza ajena en temas de movilidad urbana, han saltado esta mañana para anunciar que a partir del año que viene, si no estás empadronado en Zaragoza capital sólo podrás viajar en transporte público con el billete sencillo. Todo ello gracias a que desaparecerá la tarjeta Bus actual para tener que pagar obligatoriamente con la tarjeta ciudadana si quieres acceder a cualquier tipo de bono, medida recaudatoria propiciada por la quiebra provocada por lo que todos ya sabemos. Esta medida incluye la imposibilidad de hacer transbordos, sin tarjeta ciudadana no se podrán hacer gratuitamente.

Había que pagar el tranvía de alguna forma, ¿no?

La cosa tiene bemoles, es tan ridícula que no se por donde empezar, así que iré escribiendo tal cual me vengan las cosas a la cabeza. Lo primero que me acaba de venir es el tema de los transbordos. Vamos a ver, están haciendo lo posible por fomentar la intermodalidad, por acortar las líneas y que hagas cuantos más transbordos mejor (sí... claro...). Bien, entonces, si obligas a hacer transbordos para ir practicamente a cualquier parte, ¿me están diciendo estos señores que cada desplazamiento, además de la dura penalización que es hacer un transbordo, va a pasar de costar 0,62€ a 2,10€ o 3,15€? ¡Si señor! ¡Una forma cojonuda de fomentar el transporte público!

Si eres un forastero no eres bienvenido en la diligencia del pueblo, mira cuántas horcas tenemos... así que apoquiña

Por otro lado, recordar que Hitler tenía razón, pero además se quedaba corto en sus predicciones. El párking disuasorio de Valdespartera no sólo es un estrepitoso fracaso como era evidente que iba a ser, sino que además esta medida lo hunde definitivamente incluso aunque fuera gratuito ya que el aumento del precio del billete para el que venga de fuera sencillamente no compensa con aparcar lejos: es mucho más sencillo y posiblemente barato aparcar en la puerta y pagar el párking o la zona azul.

Lleno total, prueba indiscutible del éxito arrasador del parking

Y, por cierto, hablando del párking disuasorio, aquí el ayuntamiento cae en la grave contradicción de que, por un lado está subvencionando el precio del aparcamiento a los que vienen de fuera, pero por otro está penalizando el precio del billete por el hecho de que al ser de fuera no se contribuye a las arcas locales. ¿En qué quedamos? ¿Queremos que los de fuera cojan el transporte público o que no? ¿Se les subvenciona o no? Tal y como están enfocando las cosas está muy claro: Los de fuera como hasta ahora, en coche, y los de aquí a pagarles las indemnizaciones a la empresa concesionaria del parking porque no ha aparcado ni el tato. Digno de cabezones, almendrones, cazurros o como nos quieran llamar: esto es sencillamente sentarse encima del botijo.

(Cogida prestada de Facebook)

Y no son pocos los que, no estando empadronados, hacen uso del transporte público de aquí. Mismamente todos aquellos zaragozanos, nacidos aquí y residentes toda su vida aquí pero que, víctimas de la burbuja inmobiliaria, tuvieron que exiliarse a localidades de alrededor. O aquellos de los pueblos que van "a la capi". O los que vienen a estudiar, y que posiblemente después de esto opten por ciudades más civilizadas. O los que, dadas las peculiares circunstancias del mercado laboral tienen que venir aquí a trabajar. O algún turista que otro, tal y como lo han dicho tampoco funcionará la Zaragoza Card. Y es que hasta mirándolo desde un punto de vista totalmente egocéntrico: Cuántos de ellos no pagan tasas municipales, vale, pero dejan un montón de dinero aquí. Esto es algo que sabía hasta Franco, leches, la gente que viene de fuera se deja aquí un pico, no les pongas trabas...

Momentos duros, antes de acordarse del coche oficial

Que no, que no hay por donde cogerlo. Y tanto es así que el señor alcalde, residente en Zuera, ha tenido que salir corriendo a la palestra a arreglarlo diciendo que sí, que haya bonos de transporte para los de fuera pero que los pague la DGA... toma Jeroma. Esto es, tras la épica metedura de pata, seguimos erre que erre pero de repente enmierdamos al gobierno autonómico que nada ha tenido que ver, dejándolos en un molesto compromiso: Si dicen que no van a cargar con los abonos de los no empadronados, que dudo que lo hagan, quedan un poco mal, la verdad, inmerecidamente porque no tienen responsabilidad en el tema. Sin embargo, si tragaran con el órdago de Belloch, eso los pondría en un aprieto aún mayor ya que sería un agravio comparativo intolerable el que la DGA estuviera subvencionando servicios públicos de unos municipios sí y de otros no. Vamos, que yo como ciudadano zaragozano podría ir a Huesca y reclamar a la DGA una subvención similar en su transporte público pareja a la que tuviera un oscense montando en tranvía. Y esta mañana han vuelto a matizar... que los pague la DGA... o quien sea, pero ellos no.

Finalmente, ¿había alguna necesidad de tener que armar un movidón para devolver los 2€ de fianza de cada tarjeta y sus valores residuales para luego tener que tirar cientos de miles de complejas tarjetas perfectamente operativas a la basura para tener que hacer otros cientos de miles de tarjetas exactamente iguales?

Total que lo de siempre: Creando problemas donde no los había. El día de la clase de "si funciona bien no lo toques" en el ayuntamiento tomaban café, parece.

martes, 26 de abril de 2011

Spot

Huy, huy, huy... que si continuas averías, que si el tranvía se salta semáforos y provoca accidentes... ¡hay que lavar la imagen! ¿Qué tal un spot publicitario?

video

Actualización: Amigo envía esta versión, mucho más trabajada, lista ya para la producción.



lunes, 25 de abril de 2011

Cuando tu vas, yo vengo de aquí

Aquí todavía hay gente que en lugar de horrorizarse con el trenecito se ponen la boina y la camisa de los domingos bien abrochada hasta el cuello para maravillarse con lo bonico que ha quedao, con esto no quiero menospreciar o ser despectivo con los que lo hacen pero sí que son un target de los que les toman el pelo haciéndoles creer que tenemos la mejor liebre cuando, a precio de oro (que va a parar a otros bolsillos) dan gato callejero. Y mientras, la realidad es que la tecnología evoluciona y ocurre lo de siempre: Cuando nosotros vamos, el resto vuelve. En Los Ángeles se está introduciendo el bus eléctrico, en Madrid buses híbridos, en Londres ya están haciendo planes también para renovarse a la electricidad, las grandes marcas ya están de lleno con el tema (muchas van sacando ya productos) y la última noticia que he visto (gracias Daniel por el enlace), OpBrid saca una tecnología para poder convertir un autobús diesel normal y corriente a un bus eléctrico pudiendo así aprovechar la flota ya existente.


...y cuando todos vieron la obsolescencia e ineficiencia del tranvía, aquí a hacer el canelo

Se recargan rápidamente al final de línea sin necesidad de que el conductor baje del autobús, tienen una autonomía de unos 80 kilómetros (más que suficiente para hacer un trayecto de ida y vuelta completo por ciudad), llevan un pequeño generador diésel para garantizar su funcionamiento aún con fallo de baterías y... ¿sabéis cuánto cuesta cada autobús? Medio millón de euros. Y 200.000 cada estación de recarga.

A priori puede parecer caro, ¿no? Bien, tomemos UNA línea de tranvía, 500 millones largos de euros (que serán más porque ya sabemos que en todas obras de este tipo al final la factura engorda cantidad). Eso nos da que con ese dinero se podían haber renovado unos 1.000 autobuses.

Pues así somos, el vehículo eléctrico está a la vuelta de la esquina y cuando llegue nos vamos a encontrar con que ni hay dinero público para invertir en tecnología barata, limpia y eficiente porque nos lo hemos gastado todo en un tren que corta la ciudad en dos y que el vehículo privado, habiendo solventado el problema de contaminación y dependencia de hidrocarburos que tiene, no tiene infraestructura para circular porque tan inteligentes que somos la hemos reducido en lugar de ampliarla bajo tierra como hacen los que saben. ¿Y entonces qué? ¿Quitamos el tranvía para hacer avenidas otra vez? Nah, para entonces lo seguiremos pagando.

Y así estamos, el pueblo grande haciendo catetadas mientras en las ciudades de verdad se apuesta por el transporte subterráneo que libera la superficie y, ahora, a aprovechar la agilidad e independencia del autobús con energía eléctrica. Como siempre, varias décadas por delante.

¿Así queremos dejar de ser el jodido farolillo rojo? No, mejor, por aparentar, nos gastamos 3 millones de euros en una hidrogenera para tenerla cerrada y tenemos los buses ecológicos (que tampoco serían baratos) pudriéndose, así seguro que somos la vanguardia. No se ya cuántos trenes hemos dejado escapar, total, para luego coger el que va en dirección contraria.

miércoles, 20 de abril de 2011

A clockwork orange

Leo en el Heraldo de hoy:

Tres jóvenes agreden a un indigente con su propia muleta en el parque Bruil

"Por causas que se desconocen, tres jóvenes -según los testigos, menores de edad-, se acercaron al indigente, que estaba sentado junto a un árbol comiendo algo, y, sin mediar casi palabra, uno de ellos le cogió la muleta que llevaba y comenzó a golpearle con ella en la cabeza y en la cara."


¿Que porqué me ha llamado poderosamente la atención? Porque es, exactamente, el comienzo de La Naranja Mecánica. Da que pensar, ¿no?

So dirty

Me hace gracia la noticia de El Periódico de hoy en el que se dice que el ayuntamiento va a reparar los desperfectos causados por los vándalos en el puente del Tercer Milenio. Si bien es cierto que es una acción necesaria como en cualquier otro lugar de la ciudad manchado por incívicos, digo que me hace gracia porque precisamente el otro día pasé por ahí e hice esta foto:

¡Maño! ¡Qué limpico y escoscado!

Se dice en la noticia además que para llegar a los cristales rotos por fuera para cambiarlos hace falta llevar una grua y cortar un carril, además de un sofisticado proceso. Pero amigos, ¿de verdad el problema son los cristales rotos, los cuales creo recordar por cierto que se rompían por las vibraciones? Pues creo que ni eso ni las cuatro pintadas. El problema es que se están aprobando desde hace ya tiempo infumables diseños de estructuras modernísimas que se pasan por el arco del triunfo el que una vez hecha la foto de inauguración se van a quedar ahí y hay que mantenerlas. Lo que incluye la limpieza y la reparación. En todo diseño, el tener en cuenta el mantenimiento es algo básico y fundamental, menos para los aprobados por el consistorio, parece.

Y es que al igual que hay que armar la de Dios para cambiarlos, también se arma al limpiarlos, con lo cual el resultado es el que todos conocemos: que están llenísimos de mierda desde el primer día. Y además, según la prensa, su peculiar forma hace falta que se fabriquen de propio, otro lastre más. Total, no se puede dar una imagen más lamentable de dejadez y de abandono, ¿Fallos graves de diseño o intentar "ser más cool y moderno que nadie" para la foto?. Vaya, y es que no es la primera vez que se comete el mismo error en el planeta, no me explico porqué últimamente se ningunea toda la experiencia adquirida por los que ya pasaron por ello e insistimos en tropezar incansablemente en la misma piedra.

No deberían olvidar los dilapiladores de dinero público que un diseño bonito, si luego está guarro al límite y mal cuidado, es más feo que el más feo de los diseños bien cuidado (a excepción de los bancos de Mini Vía, que es el cero absoluto de la estética).

He centrado el post en el Puente del Tercer Milenio, pero obras modernísimas e inmantenibles hay por todas partes. A ver si un día me animo y hacemos un repaso...

viernes, 15 de abril de 2011

...y nos volvimos locos del todo

¿¡Pero es que de verdad pensabais que la destrucción de Zaragoza se iba a acabar tras dejar el sur zaragozano totalmente impracticable!? Jajaja, ilusos míos.


Y con carrilitos grises totalmente absurdos e inutiles ya directamente para tocar los cojones

¡Así es, amiguitos! ¡Nos hemos vuelto locos del todo! ¡Se modifica el proyecto inicial de 2+1 carriles para dejarlo... peor todavía! [risa malvada] Jaaajajaja... [/risa malvada]

La excusa es perfecta: Reducir coches porque contaminan. Saco mi bolita de cristal que ve de aquí a 5 años y lo veo, lo veo claro y nítido: Tal cual acaben de dejar la ciudad totalmente inhabitable, será el boom mundial del coche eléctrico que emite cero emisiones, ¿y entonces qué? Llegará el alcalde que le toque entonces, llamémosle Triviñoch, y ¡a gastarse tropecientos millones de euros en deshacer todo una vez más porque no se cabe! ¡A la rica comisión!

The Alday News 2: Chess & checkers

Últimamente los periódicos y las contribuciones a mi correo/facebook están en verdadera ebullición entre el escándalo del vídeo del tranvía, el desastre de la prioridad semafórica, etc, podría escribir de mil cosas del tema de moda pero en su lugar voy a mostraros públicamente en las Alday News del día cosicas que no salen en los medios y que un lector, creo que Fer aunque no firma su correo, se ha molestado en enviarme.

¡Oh! Que modernos artilugios de buen gusto, ¿para qué servirán?

Pues, querido lector anticuado que no entiende nada de arte moderno, esas maravillas son ni más ni menos que tableros de ajedrez/damas, que siendo coherentes con el resto de mobiliario aldayano de máxima calidad se llenan de mierda con mirarlos, hacen daño a la vista y sus aristas vivas se encargan de reventar la rodilla al que ande despistado. Pero eso no es ya ninguna novedad: lo nuevo es la ergonomía.

Cómodo, ¿eh?

A primera vista cualquier ignorante puede pensar que a nuestro arquitecto/ingeniero/diseñador de élite se le ha olvidado el hueco para meter las piernas mientras estás jugando, pero eso es porque no teneis ni puta idea. Los verdaderos campeones de ajedrez, para maximizar su concentración, montan a horcajadas una estructura similar que no sólo les fulmina los abductores, sino que además les clava los bordes en las piernas provocando así un estado zen de concentración total.

Posición natural de los jugadores profesionales de ajedrez. Los puntos donde se debe de clavar la madera afilada están marcados con flechas.

Por supuesto, un respaldo estropearía este efecto de conjunción entre cuerpo y mente, así que lo mejor para las largas partidas de ajederez es prescindir de él, ya que sólo trae distracciones. ¿Os imagináis que Karpov y Kasparov hubieran tenido estos importantísimos avances en lugar de las sillas de siempre?


Agapito Fernández, feliz tras proclamarse ganador de la partida del sábado por la mañana, intenta todavía curarse de las lesiones

Otro éxito más para la lista, desde luego cosas así nos ponen a la élite mundial de la innovación y del diseño...

jueves, 14 de abril de 2011

Emergency lane

Recuerdo cuando salieron aquellos primeros videos de Mini Vía en los que todo el mundo se tenía que subir a la acera para que pasara una ambulancia, o que fuera la ambulancia por la acera a toda leche, o que estuviera directamente atascada por el "atasco pacificado", que los que defienden al tren de la bruja argumentaban que precísamente los tiempos de los servicios de emergencia mejorarían gracias porque podían invadir la plataforma del tranvía.

En una cosa tenían razón: Pueden invadir la plataforma. Sobre los tiempos de llegada al hospital, espero que no me toque nunca ser el que se muere dentro de la ambulancia... (gracias a Pilar por reenviarme la foto, de origen desconocido)

Con un carril sólo para la ambulancia, sin duda los tiempos mejoran drásticamente a como estaba antes, dónde va a parar...

Pero ojo, no os confundais que si hay una emergencia vosotros no podreis pisar el carril del tranvía. De hecho no se puede hacer ni para rebasar algún vehículo que atasca el carril único sin intervención de la policía. De hecho, en la tele ya están dando mucho la murga con que los únicos que pueden dejarnos pisar las vías es la policía. Y entonces es cuando me entra la duda: ¿Los señores instaladores de farolas son policías?

No se ve muy bien, pero cuento lo que es: Camión cargado de farolas con furgoneta detrás parados en medio del carril único, mientras trabajador uniformado con un chaleco indica al coche que invada las vías del tren chuchú

Pues parece ser que sí: ¿para qué dar ejemplo llevando una patrulla de velocirraptors que permita subirse a las vías si en lugar de eso pueden pasarse por el forro de los cojones las normas absurdas que imponen a los demás? Es más, si os encontrais una escena parecida, a la de la foto y seguis las indicaciones del de chaleco, ¿sabeis que os pueden multar por ello?

Bueno, menos mal que si viene un tranvía y te chafa al sobrepasar sin indicaciones de la policía al camión que está descargando, una ambulancia te podrá llevar rápida como el rayo...

sábado, 9 de abril de 2011

Forever Alday

Un amable lector, Adríán, ha tenido la cortesía de enviarme las Alday News del día, noticias frescas sobre las innovadores creaciones de nuestro arquitecto de élite preferido, conocido sobre todo por sus exitosas incursiones en el campo de la ingeniería y del diseño, siendo así padre de obras siempre funcionales y de un gusto exquisito.


Tras la increible aceptación sin precedentes que han tenido los bancos de Gran Vía en la ciudadanía zaragozana, los trabajos de amueblamiento de la ciudad continúan, estos días hemos sido testigos de la nueva genialidad de nuestro creador.


Pues sí, ¿qué mejor que unos solitarios bancos unipersonales cuya única compañía es la frondosa flora verde que rodea el eje tranviario? ¡Y conservando la estética y calidad de los demás! ¡Un nuevo éxito, sin duda!

Más noticias:

Si casi quedan así más bonitos

Un banco de Gran Vía, tras tomarse un heladito como última voluntad, ha decidido suicidarse tras ver que nadie quería sentarse en él y que los que se han sentado se han acabado yendo horrorizados y protestando. Además, al ser un mobiliario de una calidad de construcción y ensamblado tal que una silla de 5€ del Ikea parece a su lado un sillón Luis XIV, no ha tenido ningún problema en autodesmembrarse. Descanse en paz.

Volveremos con más noticias.

martes, 5 de abril de 2011

Free ride



Sabía que no me decepcionaría ese determinado colectivo ciudadano que hace horas de cola para conseguir su trozo de longaniza gratis, su trozo de roscón gratis, o sus globitos y bolis gratis en la feria de muestras. Pero poco ha durado la euforia de estas agradecidas cobayas de prueba de carga que se olvidan que de gratis tiene bien poco (unos 625€ por habitante censado en Zaragoza, vete tú a saber la burrada que sale por contribuyente), y es que el tren chuchú no ha tardado mucho más de 24 horas en presentar su primera incidencia en producción que de normal hubiera provocado retrasos de una hora en miles de ciudadanos, que en lugar de ir de aventuras turísticas va a trabajar.

Señor montado en un medio de transporte del siglo XIX averiado, descubriendo atónito porqué lo quitaron hace 35 años.

Pues sí, así somos en Aragón. Capaces de hacinarnos voluntariamente porque nos den gratis algo de un euro y estar super contentos y orgullosos por ello, y además seguramente tras haber puesto a caldo a Tuzsa porque el autobús iba petado y no les ha abierto o porque había demasiada gente en el bus y se iba fatal. Normal que nos tomen el pelo.

A veces me parece que si me presento a las elecciones y con la papeleta doy un pincho tortilla gratis y un chato de vino sacaría unos cuantos votos...

(fotos tomadas de la prensa)

domingo, 3 de abril de 2011

Frecuencies of death

Mañana es el gran día, se abre el tren chuchú al público, y no podía tener un mejor recibimiento: Hoy en el Heraldo se han publicado las paupérrimas frecuencias del cacharro, hilarantes y deprimentes a la vez, alcanzando el máximo de los ridículos que quedaba por alcanzar y dejando el proyecto a la altura en la que desde siempre he vaticinado que estaría. Es que es como si también las hubiera diseñado Iñaki Alday. Por favor, mirad los comentarios de la gente, ¡es que todavía quedaban personas que tenían fe!

Reacción unánime donde las haya

Y la gente tenía fe en que la frecuencia fuera aceptable porque han repetido y prometido mil veces que la idea era los transbordos y la intermodalidad, para lo cual se requieren como requisitos indispensables para su eficiencia una frecuencia muy alta y funcionar hasta muy tarde, y no se cumple ni una cosa ni la otra. ¿Por qué? Una frecuencia baja hace que pierdas muchísimo tiempo entre transbordos y tiene que estar hasta tarde porque si tienes que coger dos medios de transporte y uno de ellos no pasa ya es como si no hubiera servicio con lo que pasas a depender, una vez más, del coche.

Pareja, que salió de casa cuando tenían 27 años, celebrando que han llegado a Valdespartera con su tercer transbordo. Ahora, sólo les queda la lanzadera hasta la zona de los depósitos y con suerte llegarán antes de la jubilación a los 67

A lo que vamos: Las frecuencias, que auguran un inminente batacazo electoral como no las mejoren de aquí a una semana, son:
  • Entre 15 y 20 minutos de 05.00 a 07.00, haciendo prácticamente imposible el transbordo y que la gente llegue tarde al trabajo, teniendo que levantarse antes (a esas horas). Por el otro lado, los vecinos estarán contentísimos de que se les despierte a las 5. Un acierto para todo el mundo.
  • De 07.00 a 10.00, hora punta, minimo 5 minutos y media de 7 (así que algunos habrá de 10). Desde siempre se ha advertido que no se va a dejar subir la bici al tranvía en horas punta, por tanto, olvídate de ir a trabajar en tranvía + bici, una de las ventajas que siempre se había vendido a los ciudadanos incrédulos.
  • De 10.00 a 17.00 no hay hora punta, es decir, pasará de nuevo con una frecuencia paupérrima. Es que total, ¿para qué vas a declarar hora punta la hora de salida por la mañana de los colegios, la de la entrada por la tarde, la salida de institutos y universidades, la salida y entrada de trabajadores que se van a comer a casa, entre un largo etcétera? Si todo el mundo sabe que a las dos de la tarde no hay nadie por la calle. No sólo se reduce drásticamente la capacidad del eje, sino que al igual que al punto de la mañana, la idea del transbordo se diluye rapidamente al pensar en los tiempos de espera, teniendo que recurrir prácticamente obligados al transporte privado.
  • De 17.00 a 20.00 hora punta, de 20.00 a 22.00 baja frecuencia. ¿Otra vez? ¿¿Las 20.30 no es hora punta??
  • De 22.00 a 00.00 cada 20 minutos. El problema ya no es la frecuencia de chiste de mal gusto que merma y mucho el servicio que hasta ahora tenía el sur de Zaragoza, el facepalm se lo lleva por ¡acabar a las 00.00! Es decir: Trabajadores a turnos, de hostelería, de cines y de limpieza quedan inmediatamente excluidos del transporte público, obligándoles por cojones a usar transporte privado cuando hasta ahora tenían servicio. Ir de ocio al centro, descartadísimo. La gente de Valdespartera y Casablanca, imposible quedar a tomar nada hasta un poco tarde, si salen del barrio no pueden volver y si alguien va a verlos tampoco puede volver a la ciudad. Joder, a estas alturas de la película, ¿qué menos que la 1.00 o 1.30 como las líneas principales de autobús? Las malas lenguas dicen que deja de pasar tan pronto por el ruido y las vibraciones. Pero a ver, ¿no era TAN silencioso? ¿En qué quedamos?
Y no sólo eso. En principio con esa frecuencia va a venir un único tranvía con capacidad para 200 personas. Poniendo una frecuencia media de 7 min. Ahora mismo, en 7 minutos, ¿sabeis la cantidad de 20, 30, 35, 40 y 45 que pasan? La capacidad del eje disminuye drásticamente por mucha gente que quepa en un tranvía, que no son muchos más que en un 20 doble, con lo que si se mantiene el número de usuarios (cosa que dudo, se degrada tanto el servicio que es más rápido ir andando a coger el segundo autobús) creo probable que haya problemas de capacidad, y el día que haya una incidencia ya puedes olvidarte de llegar al trabajo.

Juan Alberto tenía razón: ahora sí que vamos a ser como una gran ciudad

Por supuesto ya ni merece la pena mencionar todos aquellos que van a pasar de tener línea directa de autobús a tener que hacer triple transbordo. Vamos, lo que viene a ser una cagada del tamaño del Annapurna.

Entonces, ya está claro cual es el objetivo de las arenas movedizas: Alimentar al tranvía con los cuerpos de aquellos que vayan muriendo de asco, de desesperación o de vejez en las paradas del recorrido, lo que suceda primero.

Bear Grylls, durante el rodaje de "El último superviviente: El tranvía de Zaragoza", tratando de robarle a las arenas movedizas un pobre niño capturado con fines exclusivamente alimentarios.

Por el lado positivo, estos días se ha venido viendo que la sincronización semafórica tiene un funcionamiento pésimo. Los tranvías tienen que parar en los semáforos porque no se les abren a tiempo y para los vehículos normales les rompe completamente los ciclos semafóricos ya de por si "excelentes", ocasionando problemas de rojos eternos como se junten dos tranvías uno de ida y otro de vuelta, alcanzando los 5 minutos en un semáforo cerrado, perdiendo el tiempo y dinero, contaminando a lo bestia y generando unos atascos del cagarse. Con estas frecuencias de mierda es menos probable que esto ocurra y que todos aquellos que van a tener que pasarse del transporte público al privado puedan llegar. Por algo está creciendo el parque de motos espectacularmente.

Son necesarias nuevas campañas que hagan ver el lado positivo de los atascos eternos a los sufridos ciudadanos

Eso sí, algo que ha hecho también muy bien el ayuntamiento es en lanzar una buena aplicación (muy buena de verdad, no lo digo ironicamente) de tráfico en tiempo real, también disponible para iPhone y Android, que nos informará al momento de los atascos provocados por el trenecito. Eso sí, casualemente sólo suelen estar congestionadas las zonas del tranvía y las "recuperadas para el peatón" (eufemismo de estrechadas sin haber pensado antes) como Echegaray o Coso, demostrando una vez más que la restricción indiscriminada del tráfico sin ofrecer alternativas sencillamente no funciona.

En fin, nada nuevo bajo el sol excepto que los más optimistas van abriendo los ojos y se van dando cuenta que no era liebre sino gato: Una fortuna millonaria en un trasto que no sólo no mejora el servicio, sino que lo empeora con creces y entorpece gravemente al resto. Un epic fail mayor aún que la Expo.

Mi apuesta es que suben las frecuencias antes de elecciones y que por supuesto habrá un "periodo de convivencia" hasta justo después de la cita electoral. Porque sino me parece que alguien va a perder unos cuantos votos...

viernes, 1 de abril de 2011

Not noisy

Por si ya no era suficientemente evidente que lo del silencio del tranvía es un bulo patatero, ha tenido que llegar la policía local para confirmarlo. Visto en el Heraldo de hoy gracias al aluvión de correos que he recibido avisándome de ello (gracias a todos):

"Contaminación acústica: La Policía Local mide 44,7 decibelios al paso del tranvía"

En la misma noticia, se dice que las fuentes adoctrinadoras patrocinadas por al ayuntamiento se han apresurado en afirmar que precísamente el tranvía es supersilencioso y que no se incumple ninguna normativa (y si la incumple ya inventaremos una excepción). Manda webs.

Como diría el gran Tito Mc: "El silensioso"

Capaces de mearnos encima y decirnos que llueve. Pero qué mas da, nunca falta un ejército de toscos de mollera que defienden la lluvia dorada, total no se vive tan mal y que si no estás contento con ella es que eres un boinarrosca antiaragonés que no entiende nada de progreso y que sino nunca se hace nada en la ciudad. Así nos va.