viernes, 16 de diciembre de 2011

Feliz Tuzsidad

¿Pagar mucho más por un servicio inferior? ¡Así somos nosotros desde hace muchos años! Disfruten del tranvía, de la ciudad impracticable y...


Anda que no tienen que estar contentos los de las tiendas de bicis y motos...

jueves, 8 de diciembre de 2011

Fuck the logic

¡Wifi gratis para tu vehículo!

A partir de ahora estaremos un poco más seguros en las Z-40, hay un nuevo control de velocidad de tramo, tecnología relativamente puntera con la que ya no sirve "frenar un poco antes". La ubicación, entre Puerto Venecia y Valdespartera. Por supuesto, sin afán recaudatorio, únicamente con propósito de aumentar la seguridad.

Un tramo muy bien iluminado, como se puede apreciar en la fotografía

Y cosas como esta son las que nos hace realmente especiales en Zaragoza, cada día más candidatos a que los chistes de Lepe terminen transformándose en chistes sobre maños. Pasos a seguir para hacer, una vez más, demostración de que siempre nos podemos superar a nosotros mismos en estupidez:
  1. Gástate una fortuna en luminaria para la Z-40 para aumentar en seguridad.
  2. Al mínimo problema, déjala apagada, que además gasta, dejando un tramo con iluminación cero.
  3. Gástate una fortuna en implementar un complejo sistema de visión artificial que reconozca las características de tu coche y sea capaz de leer tu matrícula. Evidentemente, al no haber iluminación, debe ser un sistema de infrarrojos.

Joder, si lo que les interesa es la seguridad, ¿no era más fácil encender las putas farolas y ya? Es que es casi tan absurdo como lo que salió el otro día de los sensores de aparcamiento en las calles, te gastas una millonada en eliminar aparcamientos y luego te tienes que gastar otra millonada en sensores de aparcamiento incompatibles con todo para que en teoría dejes de contaminar dando vueltas porque no hay sitio. Copón, ¿y porqué no dejar de quitar sitios? ¿O para qué leches haceis el seguimiento bluetooth de los coches para saber dónde hay atasco en lugar de quitar los semáforos que sobran? Oh, y también me recuerda a aquel estudio de 2 millonazos destinado a estudiar dónde ahorrar...


Señores pensantes, voy a colaborar con ustedes con una brillante idea más: ¿Qué tal hacer una compleja red inalámbrica de indicadores luminosos que te digan dónde hay baches en lugar de arreglarlos? Seguro que triunfa y ganamos algún premio a la innovación o algo, va, si os animais os cobro poquica comisión...

martes, 6 de diciembre de 2011

Mission Impossible

Ayer el Heraldo de Aragón nos deleitó con un periodismo de investigación digno de un Pulitzer: "Hay días que cruzar la plaza Salamero es casi misión imposible". El artículo apunta acertadamente a restos del botellón que hacen daño a la vista si bien no es ninguna novedad allá donde vayan los jóvenes borrachines en cuyo diccionario no figura la palabra papelera. No obstante, la misión imposible va más allá que un par de botellas de calimocho vacías.

Oh Dios mío, ¡imposible cruzar con tanta suciedad! (y es la foto que publica Heraldo con el epígrafe "imposible cruzar")

Según parece, el problema está que en pleno centro de la ciudad hay unos mendigos que, brik de vino en mano (sic), "invitan a rodear la plaza" por su mera presencia.

¡Cómo molesta a la vista! ¡Que se vaya a donde no le veamos que me tengo que comprar el Modern Warfare 3 en la tienda de detrás!

Y es más, dice algún comerciante que hasta se ponen a comerciar con relojes y baratijas de dudosa autenticidad... señores, en la plaza del Carbón hay charlatanes desde tiempos de mi bisabuelo, desde mucho antes de que nacieramos todos.

Pues vaya, así que es indignante que en pleno centro de la ciudad haya esta escoria social. Entonces, ¿qué pasa? ¿Los barremos bajo una alfombra para que los pijosnob no los vean y sigan en su nube rosa camino de la fnac? ¿Fuera del centro sí que pueden estar? ¿Quizás en un ghetto lejos de la ciudad molestaran menos?

Imposible pasar por ahí sin tropezar, deberían llamar a la policía

Pregunta un indignado entrevistado "¿Es que esto no se puede controlar y erradicar de alguna manera?". ¿El qué? ¿Tenerlos a la vista a ellos y a sus Don Simón o el que sean pobres? Porque si es por los cartones de vino, comprendan ustedes que al que lo ha perdido todo menos el vino barato lo último que le importa es tirarlo a la papelera para que la señora del abrigo de pieles no se moleste.

Coño, bastante error de esta sociedad es ya que estas personas estén muriendose de hambre y sin un techo estando rodeados de casas vacías y de tiendas llenas como para que venga la gente, que en vez de llevar en la mano un brik llevan un iPad, a quejarse al periódico de que molestan a la vista y que es "misión imposible cruzar".

Pero qué leches nos pasa. Como dice un brillante comentario de la noticia, "¡ay, señor marqués! ¡que se nos ha llenado el salón de pobres!"