viernes, 27 de abril de 2012

Bye bye, Renoir

Últimamente me da vergüenza escribir aquí: otros supervillanos han adquirido el poder de la nación y están haciendo unos destrozos órdenes de magnitud por encima de los míos, con lo que cualquier cosa que ponga aquí sería una frivolidad comparada con los hachazos a nivel nacional. No obstante, hoy es uno de esos días que abres el Heraldo y exclamas ¡coño!. Y es que los Cines Renoir nos dejan para siempre.


Me vienen varias cosas a la cabeza.
  • El nivel cultural que tenemos. No deja de ser triste que los contenidos con cierta calidad artística sucumban ante los churros comerciales del resto de los cines (no me excluyo eh). Y vaya, que esto es extrapolable a todo el contenido cultural y no es nada nuevo, pero es algo que en días como hoy no viene mal recordar. Y sobre todo deberían hacerlo los que se les llenaba la boca con lo de la capital europea de la cultura.
  • Ojito el resto. Al igual que ha pasado con las zonas de marcha,  no me extrañaría que otros fueran detrás. Te acercas entre semana a cualquier cine y están desiertos. Ah, la crisis a la que siempre le echamos la culpa, ¿no? ¿O que quizás el precio del billete se duplicó en pocos años y ahora a la gente le ha entrado suficiente conocimiento como para no picar tanto? ¿O tal vez los insultantes precios de los productos del bar? A ver señores, que no es tan dificil, entrada a 2€ y lleno hasta la bandera. ¿Que es preferible? ¿4 personas que pagan 7€ o 400 que pagan 2€? Pues algo tan sencillo no lo ven. Apuesto a que el siguiente es Aragonia.
  • No tiene mucho que ver, pero lo mismo digo para el resto de la industria. Te pasas por cualquier tienda que vendan películas y lo normal es que estén entre 20 y 30€ (!). Miras el alquiler online que ofrecen por ejemplo Sony o Apple y están entre 10 y 15€ para ver online. ¿Pero es que esta gente tiene acciones en peliculasyonkis o qué?
  • ¿No se suponía que el tranvía iba a hacer florecer la actividad comercial de alrededor de forma abrumadora? Grancasa también está cayendo en picado desde el inicio de las obras... mientras tanto, el faraón tan feliz pensando en repetir la cagada con una segunda linea. Cabezón un ratico es eh.

En fin, que mi más sentido pésame a los cinéfilos.  Malos tiempos para la lírica.

15 comentarios:

  1. Aparte de pelis afganas subtituladas raras, echaban pelis muy interesantes imposibles de ver en otro cine. Recuerdo haber ido a ver a los Renoir por ejemplo "Zatoichi" o "Déjame entrar" bien a gusto. Suelo ir una o dos veces al mes a los Aragonia y salvo fines de semana y vísperas de festivos es un auténtico erial, incluídos los días del espectador. De todos modos lo de Aragonia como centro comercial (salvo quizás el Mercadona) es una ruina caracolera.

    ResponderEliminar
  2. Yo hace años que no voy a una sala de cine, antes iba muy a menudo pero me harté de oir a mi alrededor gente deglutiendo palomitas ( y otras delicias de Frutos secos "El Rincón"), bebiendo cualquier cosa, hablando en voz alta durante la película o contándosela...; en fin, que me cansé de que NO ME DEJARAN VER LA PELÍCULA; mandé a la mierda a un matrimonio que se sentaba a mi lado que no paraba de hacer todo lo anterior a la vez y desde entonces no he vuelto a una sala. Si hubiera un "reservado el derecho de admisión" volvería fijo

    ResponderEliminar
  3. Una pena, de tener que cerrar, habría preferido que cerrara antes cualquier otro cine de centro comercial. Además justo ahora que acababa de conseguir unas entradas para el Renoir!

    ResponderEliminar
  4. Afirmo lo mismo que el anterior opinante (anónimo), quizás sean manías personales, pero la gente ya no se está quieta en un cine. Está muy impertinente o me vuelvo mayor. Reconozco que el encanto y la grandiosidad de ver una película en una sala, no tiene nada que ver con ver la peli en casa (aunque con los formatos de pantalla y homecinema caseros, se va acercando). En una sala de cine, la falta de educaciÓn y respeto al prójimo está en aumento, las palomitas o cacahuetes, el niño llorón que sus padres son incapaces de sacarlo de alli, los adolescentes cansinos, el que comenta la pelicula porque "ya la a visto", la mala suerte de que te toque al lado un individuo que no mantiene las mas básica costumbre de higiene (que no se ducha, vamos), sumándole que el precio es caro y la incomodidad propia de la ciudad, hace que unos cuantos hayamos huído de las salas de cine como de la peste. Y no es cuestión de ir siempre a las sesiones golfas para evitarse todos estos inconvenientes. Aún con todo, LARGA VIDA AL CINE!

    ResponderEliminar
  5. Hace poco fui a ver a los Renoir la película de la directora zaragozana "entre tu ventana y la mía". Me gustó el estilo de gente que había, lo grandes que eran las butacas, la tranquilidad de saber que vas a ver una peli con cierta calidad intelectual...

    A los Aragonia sólo he ido una vez y la verdad es que estaba lleno, la cola del cine era impresionante y aunque sólo fuese para eso, había muchas otras familias haciendo bulto protegiéndose del frío exterior. No creo que sean los siguientes en cerrar. Pienso que antes caerá el Cervantes o Eliseos (ambos, como Aragonia, Palafox, los antiguos Goya, Aragón y el local del antiguo McDonals, del mismo dueño Don Felipe, aunque sé que el Eliseos lo mantiene abierto porque es como su joyita, su capricho). Vamos, que este hombre, lo que no saca por un lado lo saca por otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Goya y los Aragón no eran de Zaragoza Urbana.

      Eliminar
  6. Una verdadera lástima

    ResponderEliminar
  7. Zaragoza Es Garrulismo

    ResponderEliminar
  8. Y la eliminación de los aparcamientos en superficie de Eduardo Ibarra ¿no habrá tenido algo que ver con el decaimiento de la zona, ya de por sí bastante desierta?.

    ResponderEliminar
  9. Yo dejé de ir al cine harto de que me timaran. Para ver una peli buena, tenías que tragarte 10 que eran mediocres, cuando no eran basura.
    Si a eso, sumas que, por ejemplo, a una familia media normal, padres más dos niños, ir al cine les sale por cerca de 50 euros a lo tonto (entradas+comprar algo a los críos+ gasolina si van a centro comercial+ algo que se tomen los padres), normal que al cine no vaya nadie.
    Lo de los Renoir es una lástima, quizá buscando acomodo en otro local más pequeño y barato, no se.

    ResponderEliminar
  10. Estoy contigo, el que no se pueda aparcar en dos kilometros a la redonda a terminado con ellos. Al igual que va la mitad de gente al Sabeco o a cerrado la mano de Pablo.
    La gente se desplaza a los cines o comercios de los centros del extraradio, que vas y aparcas gratis tranquilamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es la kultura de Zaragoza ayer 1 de mayo en el Ilmo Teatro de Principal de Zaragoza.
      La banda de Pedrola Grtix a 0€ 5o miembras y miembros.
      La banda fue fundada por Pepe Marco y Triviño estubiero presentes altos cargos del ayunta Zgz.Gimeno y otros.
      Kultura Gratix total http://www.redaragon.com/agenda/fichaevento.asp?id=57007

      http://bit.ly/It5gTQ

      Zaragoza es Garrulismo.For ever and ever

      Eliminar
  11. Ayer me pase por las famosas bocaterias El Calamar Bravo y La mejillonera, donde tengo amigos, y en ambas coincidierón en la misma sentencia: las ventas y clientes desde que han empezado las obras del tranvia fase 1 y 2 han caido en más de un 20%. Y eso en dos negocios tan emblemáticos como estos.
    Es una demostración de lo que le importa a estas siglas del ayuntamiento los negocios privados, y sólo se han empeñado en sacar a delante un proyecto absurdo cueste lo que cueste.
    En mi caso, que a lo mejor es ampliable a mucha más gente, he pisado el centro bastante menos de la mitad que lo hacía antes. Las incribles dificultades de aparcamiento y movilidad me han llevado a ello.
    El tranvía bate records de pasajeros, juajuajua como en la URSS que el 99% de la gente votaba al partido comunista, pero sus aledaños se van a quedar como un erial.
    Gracias por hacer una ciudad peor de lo que era hace veinte años.

    ResponderEliminar
  12. Pero el barbas nos permite opinar sobre sus ocurrencias megalómanas, como la propuesta de "extender" la Plaza del Pilar hasta la zona de las Murallas. Ummm, un solarium desde la plaza de la Seo hasta el mercado central. C'est magnifique. ¡Pirámides, faltan más pirámides! Y sedes para los partiduchos, como la nueva de IU en el centro. Para estos zampabollos siempre hay guita.

    ResponderEliminar
  13. Cine paramoñas, snobs, trendings y amantes de Apple en general, ¡¡a cascala!!

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.