lunes, 1 de octubre de 2012

Barbarian

Desde que supervillanos de una categoría muy superior a la mía se han apoderado del país y lo están destruyendo a sangre y fuego (se me podían haber copiado el blog y llamarlo "Destruir España"), aquí en Zaragotham no tenemos mucho trabajo ni protagonismo: sólo nos dedicamos a recibir las hostias que vienen de Madrid, y la verdad es que son muy eficientes jodiendolo todo. Pero últimamente nuestro poder local de destrucción masiva parece que resurge de sus cenizas cual ave Fénix, y con él resurjo yo, con lo que espero no volver a dejaros abandonados tanto tiempo como hasta ahora.

Parece que el tema de las invasiones está de moda, ya lo vemos últimamente en Madrid cómo se esfuerzan en pintarnos las manifestaciones prácticamente como golpes de estado, a actuaciones policiales dignas del tío Paco y bueno, qué os voy a contar que no sepáis ya. Pero aquí tenemos más nivel: La policía local han repelido una invasión bárbara al ayuntamiento.

Lo que no sabían estos sanguinarios era que fracasarían: los velocirraptor no les dejaron aparcar los caballos en la plaza del Pilar y se tuvieron que dar la vuelta

Para otra vez, señores conquistadores, vengan ustedes en tranvía y dejen los caballos en el párking de Valdespower, que así al menos lo usará alguien.

Mientras tanto, daba la casualidad de que un grupo de trabajadores funcionarios se concentraba también en el ayuntamiento para protestar por la aplicación local de los recortes impuestos desde Madrid, con tan mala suerte que al coincidir con la invasion bárbara los echaron también.


Invasores funcionarios probando de su propia medicina: Varias horas esperando para rellenar el Formulario de Invasion Municipal, aguantando la pachorra y la dejadez del de la ventanilla


Al final salió bien la cosa para todos: Belloch no vió interrumpido su pleno, y los manifestantes lograron una primera plana en todos los medios locales y no hubo derramamiento de sangre. Bueno, ¿y a qué viene todo esto? Que cuando la ciudadanía normal se manifiesta, vaya, siempre hay un señor policía con porra dispuesto a que las ovejas vuelvan al rebaño inmediatamente, pero, ¿qué pasa cuando hay una invasión bárbara de verdad?

A estos nadie les dice nada

Daba la casualidad que a pocas horas de distancia, un grupo de radicales de derechas (fachas, para que nos entendamos) fué a boicotear una charla que daba Bildu en la universidad. Se liaron a tortas, a lanzar bancos, extintores, etc. a la gente que trataba de pararlos. Lograron su objetivo, boicotearon la charla, y no contentos con ello después salieron detrás de los asistentes a seguir montando follón por todo el paseo Independencia. Y, según se ha podido leer en los medios, ¿qué hizo la policía? Identificar a los mamporreados en vez de a los mamporreros, que se fueron de allí. Pero WTF?!? Quiero pensar que este aparente doble rasero no fue intencionado y que supuestamente fue una simple metedura de pata pero vaya... que entre esto y lo del 25S...

En fin, que qué orgulloso estaría el tío Paco.

7 comentarios:

  1. No creo que manifestarse sirva de mucho, pero al menos desahoga. Es como gritar en el fútbol: no van a pitar penalty pero la madre del árbitro se va bien servida. Qué se yo...

    ResponderEliminar
  2. ¿de que te extrañas? Zaragoza siempre ha sido de tradición facha y retiro de militares acomodados. Ya lo dice kase-o en la canción “soy de Aragón”.

    ResponderEliminar
  3. ostias que buena la foto de los bárbaros

    ResponderEliminar
  4. Yo no soy amigo de los de Bildu, pero es curioso que los "españoles de bien" se escandalicen por ello y sin embargo ya sabemos lo que pasará el 19-N en San Antonio: camisa azul, caralsol, bandera del pollo... y mató a bastantes más Franco que la ETA, si los unos son "amigos de los asesinos", pues los otros lo mismo o más. Dejé un comentario sobre ello en el Heraldo pero por supuesto no fue publicado.

    ResponderEliminar
  5. La diferencia entre unos (Bildu) y otros (ratas del ayuntamiento) es que los "unos" apoyan a los asesinos y los "otros" son ladrones

    ResponderEliminar

El autor de los comentarios se hace responsable del contenido de los mismos.